¿Qué verías si viajaras a la velocidad de la luz?

Cada semana, la revista BBC Focus resuelve algunas dudas de sus lectores. A continuación, una selección de respuestas para curiosos.

¿Qué verías si viajaras a la velocidad de la luz?

Image caption Como un tubo sería la visión de nuestro entorno si viajáramos a la velocidad de la luz.

Einstein se hizo a sí mismo esta pregunta cuando tenía 16 años y en su búsqueda de una respuesta desarrolló la teoría de la relatividad.

Según ella, la velocidad de la luz es una constante universal, por lo tanto, la misma para cualquier observador.

Eso implica que las duraciones y los intervalos de tiempo no son absolutos, sino que varían de acuerdo a cómo los objetos se mueven en relación con otros, así la medida de la velocidad de la luz siempre arroja el mismo resultado.

Luego de la publicación en 1905 de estas asombrosas ideas de Einstein, hubo un extenso debate sobre el impacto visual de estos resultados.

Los argumentos se centraron en si los efectos previstos –como la contracción de las duraciones- podían ser observados, dado que ambos efectos en sí mismos y cualquier intento por observarlos serían afectados por la velocidad de la luz.

Tomó décadas llegar a respuestas definitivas, pero ellas apuntan a que la forma, brillo y color de los objetos son afectados.

Por ejemplo, si un observador caminara por la calle a una velocidad cercana a la de la luz, vería los edificios de ambos lados encorvándose hacia arriba, creando la sensación de ir viajando por un tubo. Entre tanto, hacia adelante se visualizaría blanco brillante mientras hacia atrás todo se desvanecería hacia la oscuridad.

¿Giran las estrellas en su propio eje, como los planetas?

Image caption Las estrellas pulsar (o de neutrones) tienen una rotación extremadamente veloz.

En general, la rotación estelar es el resultado de una rotación de la nube de gas que se condensa para formar una estrella.

Sin embargo, a diferencia de los planetas, las estrellas no son cuerpos sólidos, por lo que su rotación no es siempre simple.

Primero, tal como muchos planetas, las estrellas tienen bultos ecuatoriales.

Regulus, por ejemplo, rota a unos 320 km/s y su radio ecuatorial es unas tres veces más grande que su radio polar.

Muchas estrellas muestran además rotaciones diferenciadas, con su punto más alto en el Ecuador, la cual va descendiendo a medida que la latitud aumenta.

Por ejemplo, el ecuador del sol rota una vez cada 25 días, pero en sus polos cada rotación toma más de 34 días.

Este efecto es el que genera los campos magnéticos de las estrellas.

Las pulsars (o estrellas de neutrones) que son remanentes magnéticos de estrellas que ya explotaron, tienen una rotación extremadamente veloz: la más rápida que ha sido encontrada gira 716 veces por segundo.

¿Por qué la alergia a los frutos secos es tan frecuente?

Image caption La alergia a los frutos secos es cada día más frecuente.

Posiblemente, porque la mayoría de la gente ahora come muchos más frutos secos como almendras, nueces y maní (que técnicamente no es una nuez, sino una legumbre) que antes.

Hay una base genética para muchas alergias, pero también se necesita estar expuesto a un estímulo desencadenante para que ésta tenga efectos reales.

Una de las teorías es que las madres en los países desarrollados están comiendo más nueces y maní durante el embarazo. Esto significa que sus bebés han recibido estímulos que pueden desencadenar la alergia incluso antes de nacer.

Otra sugerencia es que, ante la preocupación por la exposición al sol, los padres les están aplicando más cremas y lociones humectantes a sus niños.

Estas en general contienen aceite de maní, que podría tener un efecto desencadenante de la alergia.

Esto podría explicar la asociación entre eccemas y alergia al maní en niños, ya que este tipo de lociones son aplicadas para aliviar la picazón.

Sin embargo, otros estudios muestran que la exposición temprana al maní puede prevenir reacciones alérgicas posteriores.

Los niños de países donde se consumen altos grados de frutos secos desde la infancia no muestran altos niveles de este tipo de alergia, común en los países de Occidente.

¿Pueden los barcos succionar objetos cercanos al hundirse?

Image caption Por corriente de succión o chorro de burbujas, un barco podría arrastrar objetos al hundirse.

A principios del siglo XX, esta teoría era ampliamente aceptada, incluso el consejo en caso de una emergencia era que los botes salvavidas remaran lo más lejos posible, para no ser arrastrados con el barco.

Esta teoría puede haber contribuido a la pérdida de vidas en el hundimiento del Titanic, ya que sólo 13 sobrevivientes fueron rescatados desde el agua.

Sin embargo, algunos de los sobrevivientes aseguraron haber luchado contra una poderosa succión, mientras otros aseguran que fueron capaces de escapar del barco hundido sin siquiera haber sumergido la cabeza.

Existen dos mecanismos propuestos para el efecto de succión.

El primero es el de corriente de succión. Como el bote se desliza por debajo de la superficie, se crea una corriente de agua que fluye hacia abajo, debido a la fricción lateral del casco y los vórtices creados, ya que el agua se cierra detrás del barco.

La segunda idea es que el aire atrapado dentro del barco es liberado mientras se hunde, en un chorro de burbujas que disminuye el efecto de densidad del agua colindante y reduce la flotabilidad.

Esta teoría de las burbujas no tiene mucha evidencia científica, por el contrario, las burbujas emanadas generan por sí mismas una corriente de succión que podría empujarte hacia arriba.

Cualquiera sea la causa, el efecto parace haber sido exagerado.

No hay reportes de botes salvavidas que hayan sido arrastrados por un barco que se está hundiendo, pero en el caso de un barco de proporciones como el Titanic, la corriente de succión debe haber sido suficiente para hundir a la gente algunos metros hacia abajo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.