La nueva Constitución que divide a Egipto

protesta en la plaza Tahrir
Image caption La plaza Tahrir, en Cairo, fue el epicentro de una nueva protesta.

Tras una apresurada y controvertida aprobación el viernes, se espera que este sábado la nueva Constitución de Egipto sea presentada al presidente Mohamed Morsi para que convoque un referendo popular sobre el tema.

La aprobación de la nueva Carta Magna atizó los ánimos de un país de por sí dividido y llevó a decenas de miles de personas a las calles a protestar contra el presidente, Mohamed Morsi.

Este sábado también hay previstas más manifestaciones, tanto de apoyo como de rechazo al mandatario.

Los detractores de Morsi están molestos porque la Constitución fue aprobada en apenas 16 horas por la Asamblea Constituyente dominada por políticos islamistas.

Los miembros liberales, seculares y cristianos de la Asamblea boicotearon la votación como señal de protesta.

Muchos de estos contradictores temen que el nuevo texto pueda ser utilizado para coartar la libertad e imponer los valores islámicos en el país.

Esta polémica coincide con la insistencia del presidente Morsi de que no cambiará un decreto en el que se arroga amplios poderes, lo que también ha causado malestar en el país.

Lea también: la pugna de los cuatro pilares del poder en Egipto

A toda marcha

La premura de la Asamblea para aprobar el documento trataba de evitar un choque con la Corte Suprema Constitucional, ante la posibilidad de que esta disolviera la Constituyente.

Morsi firmó la semana pasada un decreto el 22 de noviembre que les daba a los asambleístas hasta enero para completar la propuesta de Constitución. Ese decreto fue el que desató los ánimos entre quienes aseguran que el presidente busca convertirse en un "nuevo faraón".

Los opositores a Morsi entablaron 43 demandas individuales y afirman que el documento deja abierto el camino para la "islamización" de la sociedad egipcia, con conceptos como valores familiares y el no reconocimiento expreso de la igualdad de géneros.

Sin embargo, más allá de las interpretaciones y temores, muchos aseguran que la nueva constitución no es muy diferente del texto que busca reemplazar,

BBC Mundo compara la Constitución de 1971, suspendida tras el derrocamiento de Hosni Mubarak en febrero de 2011, y la nueva propuesta de Carta Magna.

Contenido relacionado