El "acuerdo de caballeros" entre la piratería y el cine local en Ecuador

DVD piratas
Image caption El cine local ecuatoriano se acostumbró a estar en las estanterías pirata.

En Ecuador, las autoridades de propiedad intelectual promueven alianzas entre productores de cine local, distribuidores y tiendas piratas para la venta en dichos establecimientos de copias legales de películas nacionales a bajos precios.

La iniciativa ha logrado que filmes ecuatorianos en DVD alcancen récords de venta en los últimos meses. Tal es el caso de la película "A tus espaldas", del director Tito Jara, que a un valor de comercialización de US$4 ha llegado en año y medio a la cifra histórica de más de 50.000 copias originales vendidas.

Sin embargo, aún persisten interrogantes en torno al mantenimiento de una cultura de compra de productos pirata en el país. ¿Qué tan efectiva puede ser esta iniciativa en la lucha contra la piratería audiovisual, la cual prolifera no sólo en Ecuador sino en América Latina en su conjunto?

Según la Asociación Ecuatoriana de Comerciantes y Distribuidores de Productos Audiovisuales y Conexos, en Ecuador hay más de 60.000 negocios formales e informales de venta de películas piratas.

Hoy, en buena parte de ellos, es posible encontrar copias legales de filmes ecuatorianos, con precios de entre US$3 y US$6. Eso sí, las películas locales aparecen junto con centenas y miles de duplicaciones no autorizadas de producciones cinematográficas internacionales.

"Acceso legal a la cultura"

Con esta iniciativa, a decir de autoridades y realizadores, no sólo gana el público al tener bajos precios para la compra de películas ecuatorianas, sino también las tiendas piratas, y los mismos titulares de los derechos legales de los filmes.

El productor de "Sin Otoño, Sin Primavera", la película ecuatoriana más reciente en salas de cine, Arturo Yépez, comenta a BBC Mundo que del valor de venta al público de cada filme en DVD, un 70% se distribuye entre distribuidores y comerciantes de las películas, mientras que el porcentaje restante lo receptan los titulares de los derechos legales de la producción cinematográfica.

A decir de Yépez, aunque los productores de los filmes reciban un porcentaje menor de lo deseado, sí están percibiendo un monto por la venta en tiendas piratas de los DVD de sus películas que antes no lo recibían. De hecho, para el productor, con este mecanismo en gran parte se ha eliminado la piratería del producto cinematográfico ecuatoriano.

De su lado, para el presidente del Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI), Andrés Ycaza, esta iniciativa significa una forma de "generar acceso legal a la cultura para eliminar la piratería".

Según el funcionario, una política oficial enfocada exclusivamente en constantes cierres de tiendas piratas "no da resultados efectivos, pues se cierra un local y se abre otro".

De allí que Icaza sostiene que la mejor forma de combatir la piratería es incluir en la iniciativa a los vendedores informales y generar las sanciones respectivas, de multas y clausuras de locales, para quienes no quieran sumarse al proceso de regularización.

"Un tema ético complejo"

Image caption Mientras en países como China es común el comercio ambulante de DVD, en Ecuador hay tiendas establecidas.

Pero más allá del éxito en ventas de filmes ecuatorianos en DVD, la mayor parte de la mercancía que expenden las tiendas piratas de películas en Ecuador sigue siendo la referida a copias no autorizadas de producciones internacionales.

Al respecto, Ycaza dice a BBC Mundo que los titulares de los derechos legales de productos extranjeros, especialmente estadounidenses, no se han mostrado interesados en ofrecer licencias a los comerciantes ecuatorianos para la venta de copias originales. "No les interesa generar producto original", expresa.

Para el productor Arturo Yépez, sin embargo, en este tema existe una discusión ética compleja.

"Por más que lo que está pasando nos conviene como productores nacionales, estamos soportándonos en una estructura que viene dada de la piratería. El Estado le está diciendo a las tiendas piratas: ´puedes seguir estando legal si no pirateas producto ecuatoriano´, pero finalmente el local sigue siendo pirata", concluye.

Contenido relacionado