El impacto de la legalización del aborto en México

Mujer
Image caption En 18 de los 31 estados de México, el aborto está prohibido por la Constitución.

Un estudio publicado recientemente desató una fuerte controversia en la comunidad científica porque concluye que el problema del aborto inseguro en México ha sido sobrestimado y que la legalización en la Ciudad de México en 2007 no ha tenido impacto en la mortalidad de las mujeres.

Un estudio multinacional encabezado por el investigador Elard Koch, de la Universidad de Chile y la Universidad Católica de la Santísima Concepción (Chile), en el que participaron investigadores de estas instituciones y de la University of West Virginia-Charleston (Estados Unidos) y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (México), afirma que las cifras presentadas por algunos organismos internacionales han sido sobrestimadas en México.

Este argumento es totalmente opuesto al presentado en enero de 2012 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que indicó en un informe que el número de abortos que se llevan a cabo en condiciones inseguras en el mundo continúa aumentando.

La OMS reveló que el problema es más prevalente en los países con leyes restrictivas sobre el aborto. Y 95% de los abortos que se llevan a cabo en América Latina son inseguros y peligrosos, afirmó la organización.

Lea: Siguen aumentando los abortos inseguros en el mundo

Ahora, en el estudio publicado en International Journal of Women's Health, Elard Koch afirma que al revisar las cifras de los informes sobre el aborto "nos dimos cuenta de que la metodología había conducido a una sobrestimación enorme, de más de diez veces, de los abortos que realmente están ocurriendo".

Koch le dijo a BBC Mundo que antes de la legalización se calcularon un millón de abortos para todo el país y 123.000 en la Ciudad de México. Y al revisar las cifras en 2009, dos años después de la legalización encontró que la cifra real de abortos en la ciudad "no ha superado los 13.000".

El investigador critica la metodología que han utilizado los estudios sobre aborto, principalmente los realizados por el Instituto Guttmacher en Nueva York, una organización de investigación sobre salud sexual y reproductiva.

BBC Mundo le planteó a Elard Koch que la OMS había publicado un estudio en 2012 basado en las cifras del Instituto Guttmacher, en el que muestra que los abortos peligrosos realizados de forma ilegal, estaban alcanzando un nivel "peligrosamente alto". Es decir, un argumento totalmente contrario al de la nueva investigación de Koch et al.

El investigador chileno respondió que "sí, este estudio contradice completamente esa asuncion. Yo pienso que esto es uno de los hallazgos más importantes y controversiales de este estudio".

"Y efectivamente, como ha habido una sobreestimacion del número de abortos esto conduce a una sobreestimacion del problema y por lo tanto se ha sobredimensionado el problema del aborto en la mortalidad materna" agregó Elard Koch.

Distintas cifras, distintos significados

Por su parte, la doctora Gilda Sedgh, investigadora del Instituto Guttmacher, le comentó a BBC Mundo que "Koch está comparando dos cifras muy diferentes que tienen significados totalmente distintos: las estadísticas oficiales sobre aborto en el sector público y el cálculo general de abortos inducidos en la Ciudad de México".

"Es bien sabido que las estadísticas oficiales representan sólo los abortos legales realizados en el sector público, mientras que la mayoría de los abortos se llevan a cabo en instituciones del sector privado", explicó la investigadora.

"Para nuestras estadísticas nosotros no sólo usamos los datos oficiales, sino también los registros de hospitales, del número de mujeres hospitalizadas por complicaciones debido a abortos inseguros y sondeos que ayudan a conocer la proporción de mujeres que buscan abortos y terminan hospitalizadas".

"Es la misma metodología que hemos usado en 20 países desde 1990. Y nuestras estadísticas son utilizadas por otros organismos, incluida la OMS, para calcular la incidencia de abortos seguros e inseguros en el mundo", completó.

Continuo incremento

En la Ciudad de México, el aborto fue legalizado en 2007, pero en 18 de los 31 estados del país el procedimiento está prohibido.

Image caption Uruguay aprobó en 2012 una ley que permite el aborto hasta las 12 semanas de gestación.

El Instituto Guttmacher mostró en 2009 que, a pesar de esas restricciones legales, de 1990 a 2006 hubo un incremento de casi 33% en el número de abortos realizados en todo México (de 533.000 a 875.000).

Esto muestra que muchas mujeres mexicanas -incluso en los estados donde el aborto es ilegal- continúan teniendo embarazos no deseados y terminaciones en ambientes inseguros.

"Y es claro -dice Gilda Sedgh- que negar que estas mujeres están buscando abortos y que estos abortos están teniendo lugar es un perjuicio que puede causar mucho daño".

Las cifras sobre el impacto de la legalización en la mortalidad también son contundentes en la Ciudad de México.

La doctora Raffaela Schiavon, directora de IPAS México, una organización de derechos reproductivos de las mujeres, le explicó a BBC Mundo que "desde 2007 ha habido 91.000 abortos en el Distrito Federal y ninguna muerte vinculada a abortos inseguros".

"Para calcular la mortalidad específica por aborto tomamos el número de muertes sobre el número de procedimientos. Y en este momento en la Ciudad de México es cero muertes sobre 91.000 procedimientos".

"Ésta es una demostración más de que el aborto legal sí disminuye de manera tajante la mortalidad relacionada con el aborto", añadió.

"Poco serio"

"Afirmar que el aborto no tiene impacto sobre la salud de las mujeres, que el aborto no es un fenómeno frecuente en la vida de las mujeres y cuestionar las cifras de la OMS que muestran que 95% de los abortos en América Latina son inseguros y peligrosos, es algo extraordinariamente poco serio".

Además, expresó Raffaela Schiavon, Koch no hace ninguna referencia al tema que es clave en este debate: la accesibilidad a la planificación familiar y el acceso a anticonceptivos, algo esencial para lograr reducir el número de abortos.

"Las cifras globales lo siguen demostrando: el aborto sigue representando el 13% de las muertes maternas en el mundo, el 7% en México", dijo la investigadora de Ipas.

"Y para lograr una reducción en estos números es evidente que la intervención más importante es aumentar el acceso a la planificación familiar para que las mujeres puedan prevenir embarazos no deseados. Y en caso de que se embaracen sin quererlo deben tener acceso a servicios seguros de interrupción del embarazo".

"Negarlo es tratar de invisibilizar el aborto como problema de salud pública y como un problema de injusticia social", aseguró Raffaela Schiavon.

Nota de la redacción: este artículo fue modificado para precisar quiénes participaron en la investigación liderada por el profesor Elard Koch y algunas de las citas de la entrevista que le concedió a BBC Mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.