Benedicto: un Papa conectado a las redes sociales

Benedicto XVI en Twitter
Image caption La cuenta de Twitter @Pontifex cuenta hoy con más de 1.505.903 seguidores (en inglés) y 649.085 en español.

La explosiva noticia del lunes sobre la dimisión del papa Benedicto XVI hizo caer por algunos minutos la página web del Vaticano, news.va, debido a la avalancha de tráfico de usuarios sorprendidos que quisieron buscar información fidedigna de primera mano.

Este lunes, más que nunca, la feligresía católica hacía patente el dicho de Santo Tomás: ver para creer.

Gustavo Entrala, director de la agencia española 101 que asesoró desde el año 2010 a Roma en la implantación de la nueva plataforma comunicacional, escribió en su cuenta de Twitter que hubo necesidad de "triplicar el número de servidores" de News.va para satisfacer la alta demanda de visitantes.

Al restituirse la página, se incorporó una nota con el texto íntegro de la renuncia del sucesor de San Pedro.

La página de Facebook del Vaticano también actualizó su información por la tarde. En pocos minutos el anuncio había sido compartido por toda la red.

El Papa tuitero

Durante el papado de Benedicto, el Vaticano profundizó su uso del entorno digital, en particular las redes sociales, para su estrategia de comunicaciones.

El renunciante pontífice puso empeño en llegar a grandes audiencias mediante las herramientas tecnológicas.

La noticia de la dimisión del Papa, de 85 años de edad, que inició su ministerio el 25 de abril de 2005, también se colocó entre los principales tópicos mundiales del Twitter. En Estados Unidos y Reino Unido la etiqueta #Pope llegó al primer lugar, mientras que en Chile, Argentina, Venezuela y Colombia el trending topic figuró con la etiqueta #Benedicto XVI. En España la información se categorizó con el identificador #elpapadimite.

Con poco más de dos meses de abierta, la cuenta personal de Twiter @Pontifex cuenta hoy con más de 1.505.903 seguidores (en inglés) y 649.085 en español.

Anteriormente, el Sumo Pontífice incursionó en la red de microblogging a través de la cuenta del propio Vaticano @News.va. Su primer tuit, el 28 de junio de 2011, que fue visto por más de medio millón de personas, decía: "Queridos amigos, acabo de lanzar News.va. ¡Alabado sea nuestro Señor Jesucristo! Con mis oraciones y bendiciones, Benedicto XVI".

Federico Lombardi, director de la oficina de prensa del Vaticano, en una conferencia con periodistas aclaró que Benedicto XVI "seguirá tuiteando, haciendo audiencias generales y el Ángelus hasta el 28 de febrero", cuando empieza la búsqueda del nuevo pontífice.

A la agencia 101 la noticia de la dimisión también los tomó por sorpresa. El propio Entrala dijo parcamente a BBC Mundo que "no hacemos ni declaraciones ni valoraciones en este momento".

Epístola 2.0

Image caption El 12 de diciembre de 2012, Benedicto XVI envió su primer tuit.

Max Romer, profesor de comunicación de la Universidad Camilo José Cela, subraya a BBC Mundo que Ratzinger ha dejado el legado de "haber abierto a la iglesia a la tecnología de la información", motivado por su propia voluntad y por la necesidad de una feligresía que se ha adaptado a nuevas formas comunicacionales.

"Benedicto bendijo las redes sociales y dio una especie de instrucción. El Papa en sí mismo es una institución enorme y ha ejercido una especie de forma epistolar 2.0 de hacer su apostolado", añade Romer.

El catedrático considera que el sucesor de Ratzinger "no solo será un Papa tuitero, sino una figura a la que se le pueda tener una accesibilidad mediática" para lo cual requiere de la ayuda de un equipo de community managers.

Pero el uso particular que Benedicto XVI ha dado al Twitter dista mucho de la naturaleza conversacional que caracteriza a esta herramienta. Sus mensajes han sido unidireccionales.

Germán Piñeiro, consultor de marketing, destaca este punto a BBC Mundo: "Desde que creó su cuenta personal ha hecho 34 tuits, no ha interactuado con nadie, sigue a ocho o nueve personas y tiene más de un millón y medio de seguidores. Sin embargo, ha generado muchos trending topics".

El último tuit de Benedicto XVI antes del anuncio de su renuncia fue el 10 de febrero, el día anterior: "Confiemos siempre en el poder de la misericordia de Dios. Todos somos pecadores, pero su gracia transforma y renueva nuestra vida".

Contenido relacionado