La batalla legal por las empresas de Nelson Mandela

El exmandatario sudafricano Nelson Mandela, de 94 años
Image caption Existe una creciente preocupación por la salud de Mandela.

Las hijas de Nelson Mandela han iniciado una batalla legal para apartar de las empresas del exmandatario sudafricano a varios de sus asesores. El enfrentamiento llega en un momento de creciente preocupación por la salud de Mandela.

Según el diario local The Star, dos de las hijas del expresidente, Makaziwe y Zenani Mandela, pusieron en marcha una acción judicial para expulsar a tres asesores de dos compañías vinculadas a su padre y que tienen un valor de unos US$1,7 millones.

Las denunciantes alegan que ninguno de los tres asesores tiene derecho a estar en las juntas directivas de las empresas porque no fueron nombrados para ello.

Uno de los tres involucrados es el abogado de Nelson Mandela, George Bizos, quien negó las acusaciones.

El caso sale a la luz poco después de que Nelson Mandela recibiera el alta del hospital tras ser tratado por una infección pulmonar y neumonía recurrente.

Su última estancia en el hospital fue la cuarta en dos años.

Image caption Ha habido una larga disputa sobre algunas obras de arte que llevan la firma de Mandela.

Los analistas apuntan que se trata de una amarga y larga disputa que se prolonga desde el año 2005 por el control del dinero generado en nombre de Mandela, en especial en lo referente la venta de los dibujos que el expresidente sudafricano hizo en los 27 años que pasó en prisión por oponerse al gobierno de la minoría blanca.

Makaziwe y Zenani Mandela presentaron documentos legales este martes en los que alegan que el abogado George Bizos, el ministro de Vivienda Tokyo Sexwale y el anterior abogado de Mandela, Bally Chuene, nunca fueron nombrados en calidad de accionistas o directores de Harmonieux Investment Holdings y Magnifique Investment Holdings, siempre según The Star.

Las dos compañías se crearon para canalizar el dinero de la venta de los icónicos dibujos de Mandela para su propio beneficio y el de sus hijos, informa el medio sudafricano.

"Los tres - Bizos, Chuene y Sexwale - fueron invitados a dimitir como consejeros, pero declinaron la invitación", aseguró Makaziwe Mandela en una declaración jurada y agregó que ninguno de los tres "fue nombrado formalmente por el accionista de las empresas (Mandela) por ninguna resolución".

George Bizos, un respetado abogado de derechos humanos y amigo cercano del expresidente, dijo a The Star que iban a defenderse en este caso.

Según él, las hijas de Mandela están tratando de "meter las manos en cosas que no deben ser vendidas".

"No hay ningún fundamento para las acusaciones", explicó Bizos al diario local.

"El público debe preguntarse por qué cinco años después, se están presentando estas denuncias. Estamos seguros de que fuimos nombrados por deseo de Mandela hace cinco años", agregó.

"Caso sospechoso"

The Star informó que la acción legal de Makaziwe y Zenani Mandela recibió el apoyo de una tercera hija del expresidente, Zindzi, así como la de sus nietos, entre ellos el diputado por el Congreso Nacional Africano (ANC) Mandla Mandela y el hombre de negocios Zondwa Mandela.

En un comunicado, el abogado Michael Hart, que representa a los tres demandados, dijo que los documentos legales "no contienen declaraciones juradas de los que apoyan la solicitud, excepto las de los solicitantes".

"Nuestros clientes mostraron su consternación por la falta de sensibilidad de los demandantes al difundir públicamente unos documentos legales que aún no recibieron respuesta, sobre todo en este momento", arguyó Hart.

Sexwale dijo en la cadena privada de televisión sudafricana ENCA que había algo "sospechoso" en este caso judicial.

"Todavía no sé sobre qué va la acusación. Como colega y compañero de Nelson Mandela, si él te nombra, haces el trabajo".

Makaziwe es hija de Mandela de su primera esposa, Evelyn Mase, mientras que Zenani y Zindzi son de su segunda esposa, Winnie Madikizela-Mandela.

Actualmente está casado con Graça Machel, la exprimera dama de Mozambique.

Mandela pasó 27 años en la cárcel por combatir las leyes de la minoría blanca que gobernaba Sudáfrica y es considerado un ícono de la lucha contra el apartheid.

Nelson Mandela fue liberado en 1990 y en 1994 se convirtió en el primer presidente de Sudáfrica elegido democráticamente.

Su tarea al frente del gobierno terminó con su dimisión al término de su primer mandato en 1999.

Contenido relacionado