¿Cómo llegaron las abejas a la Comisión Europea?

Abeja
Image caption "No estamos hablando de una especie cualquiera”, le dijo a BBC Mundo Theo Oberhuber, de Ecologistas en acción.

Un insecto volador aparentemente insignificante centró la atención de los Estados miembros de la Unión Europea este lunes.

Tras varias semanas de intenso lobbying, protestas varias y una votación fallida, finalmente los países miembros acordaron restringir el uso de determinados pesticidas durante dos años para proteger a las abejas.

Pero, además de producir miel, ¿qué tienen de particular estos animales para causar tanta polémica?

Las polinizadoras del mundo

Los expertos creen que las especies silvestres de abeja polinizan un tercio de la producción de cultivos del mundo.

"No estamos hablando de una especie cualquiera", le dijo a BBC Mundo Theo Oberhuber, coordinador de proyectos de la organización española Ecologistas en acción.

"Las abejas tienen un papel esencial e imprescindible en la reproducción de las plantas, tanto silvestres como especies cultivadas", declaró.

Si bien existen otras especies polinizadoras, según Oberhuber en algunas especies de plantas cerca del 80% de la labor de polinización depende de las abejas.

Y además, añadió Oberhuber, "las abejas son el único polinizador manejado por el hombre que puede utilizarse en cultivos agrícolas en campo abierto".

"Así que no estamos hablando simplemente de que hay que conservar las abejas. La pérdida de las abejas y por tanto de su capacidad polinizadora afectaría a todas las especies, incluido el ser humano".

"Supondría el cambio más radical que se puede dar en el medio natural, y afectaría por supuesto a nuestra economía por su efecto en la reducción de cultivos", advirtió.

En efecto la organización Amigos de la Tierra, que organiza en el Reino Unido una campaña para la protección de la abeja, asegura que sin abejas los precios de los alimentos aumentarían porque la polinización de cosechas por otros métodos costaría mucho más.

"Tal vez no las veamos trabajar todo el tiempo pero dependemos de ellas y de otros insectos para polinizar la mayoría de nuestras frutas y vegetales", aseguran en su página web.

En declive

Image caption Las abejas son las grandes polinizadoras del mundo.

Pero los ecologistas aseguran que la población de abejas está decayendo de forma generalizada en todo el mundo.

No existen números globales pero los ecologistas coinciden en que las enfermedades, los productos químicos y la pérdida de hábitat han contribuido a su declive.

"El principal problema es que no existen datos directos", dijo Oberhuber.

"Pero sí hay varios estudios científicos que muestran declives a nivel local y hay una recopilación de datos de diferentes partes del mundo que permite asegurar que sí se esta produciendo ese declive a nivel mundial, aunque no lo podamos cuantificar", aseguró.

La polémica de los pesticidas

Hay varios estudios científicos que vinculan directamente el declive en el número de abejas con el uso de pesticidas que contienen neonicotinoides.

"No es la única causa del declive: existen varios factores, por supuesto, pero la relación con los pesticidas sí que ha quedado clara y hay múltiples informes que lo demuestran", apuntó Oberhuber.

Es el uso de este tipo de pesticidas el que la Comisión Europea decidió restringir este lunes.

Estos pesticidas, de uso común en la agricultura, contienen un ingrediente activo parecido a la nicotina de los cigarrillos y se utilizan para proteger las cosechas de plagas, como la de los áfidos o pulgón.

Pero hay evidencias de estudios en diversas partes del mundo de que estos pesticidas afectan adversamente a las abejas.

"Según la dosis, pueden llegar a producirles directamente la muerte o a desorientarlas e impedir así que realicen sus funciones o que tengan un comportamiento, una etología normal", explicó Oberhuber.

"Eso implica que dejan de realizar esa labor de polinización o no la hacen en las mismas condiciones".

Una guerra de intereses

Image caption En algunas especies de plantas cerca del 80% de la labor de polinización depende de las abejas.

Entre los países que se oponían a la restricción del uso de neonicotinoides se encuentra el Reino Unido.

El departamento británico para asuntos de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente considera que la prohibición no está justificada todavía porque no existen resultados científicos concluyentes.

"Los neonicotinoides matan abejas, eso está absolutamente claro. Pero de lo que se trata es de a cuántas y de si eso afecta a su población. La cuestión es si prohibir su uso es una medida proporcional o no, y en estos momentos el cuerpo de evidencias sugiere que no lo es", declaró el doctor Ian Boyd, científico jefe del departamento británico poco antes de la votación de la Unión Europea el lunes.

Por su parte, las compañías químicas argumentan que la suspensión del uso de estos pesticidas sería perjudicial para los cultivos y afectaría a la producción de alimentos.

"Evidentemente hay un lobby, un sector que por intereses económicos evidentes no quiere que se establezca esta prohibición", dijo Oberhuber.

"Siempre es necesario estudiar más, pero lo que no podemos es retrasar de forma indefinida la adopción de medidas por estar pendientes de más estudios", concluyó Oberhuber.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.