Los accidentes "eróticos" con los que lidian los bomberos británicos

Esposas
Image caption Los bomberos de Londres tuvieron que rescatar a 79 personas esposadas durante los últimos tres años.

La trilogía de libros eróticos "50 sombras de Grey" (Fifty Shades of Grey) ha tenido un efecto no deseado en la población británica, de donde es su autora: miles de vergonzosos y curiosos incidentes reportados a los equipos de rescate de Londres. ¿Los elementos involucrados? Esposas, anillos e inodoros.

Durante los últimos tres años, la Brigada de Bomberos de la capital británica ha debido salir al paso de más de 1.300 incidentes con personas que han quedado atrapadas o resultaron accidentadas.

"Algunos de los incidentes a los que asisten nuestros bomberos podrían evitarse con un poco de sentido común. No sé si es el efecto '50 sombras', pero el número de incidentes relacionados con artículos como esposas parece haber aumentado. Estoy seguro de que la mayoría de los involucrados tendrá 50 tonos de rojo cuando lleguen nuestros equipos a liberarlos", aseguró Dave Brown, tercer oficial de la brigada.

Según los datos revelados por la brigada esta semana, desde 2010 los bomberos de la capital británica han debido concurrir a 79 incidentes con personas que están esposadas, nueve casos de hombres con anillos atascados en sus penes y 18 incidentes de niños con sus cabezas atrapadas en orinales o inodoros, entre otros.

Según información aportada por la brigada, otros de los casos más extraños con los que se han enfrentado fue un hombre con su pene atrapado en una tostadora y otro con su miembro succionado por una aspiradora.

Caros y ridículos

Image caption Lidiar con cada incidente les cuesta a los contribuyentes británicos unos US$443.

Lidiar con cada incidente le cuesta a los contribuyentes británicos unos US$443 como mínimo.

"Me gustaría recordarles a todos que 999 es un número de emergencia y sólo debe ser utilizado como tal. Cuando los bomberos están asistiendo alguno de estos incidentes evitables, alguien más podría estar en necesidad real de ayuda de emergencia", afirmó el oficial Brown.

Si bien los incidentes extravagantes han aumentado durante los últimos tres años, el incidente de menor gravedad más común sigue siendo uno bastante inocente y evitable: personas con anillos pegados a sus dedos.

Estos significaron 500 salidas en el periodo mencionado. "Nuestro consejo es simple", dijo un portavoz de la brigada. "Si el anillo no entra, no lo fuerce", aconsejó.

A los bomberos también se les llama regularmente para ayudar a niños y adultos con los dedos atrapados en artículos eléctricos como lavadoras, máquinas de coser y calentadores.

Desde 2010, los bomberos londinenses registraron 17 incidentes relacionados con niños con sus dedos pegados en los juguetes.

A pesar de la inusual naturaleza de algunos de los incidentes, la brigada subrayó que las personas siempre deben llamar al 999 en caso de una emergencia.

Contenido relacionado