La crisis en Siria en seis preguntas

Rebelde sirio sobre un tanque en Azaz
Image caption El conflicto en Siria se inició en marzo de 2011.

¿Cómo entender la guerra civil en Siria en seis claves?

A dos años y medio de una crisis que lleva más de 100.000 muertos y dos millones de refugiados, BBC Mundo repasa los principales aspectos del enfrentamiento entre el presidente sirio Bashar al Asad y los grupos rebeldes que buscan deponerlo.

Las claves del conflicto:

Vea nuestra cobertura completa sobre la guerra en Siria

1. ¿Cómo se inició el conflicto?

Las protestas contra el gobierno del presidente Bashar al Asad, cuya familia está en el poder desde 1971, estallaron a comienzos de marzo de 2011 en la ciudad de Deraa después de la detención y tortura de algunos adolescentes que pintaron consignas revolucionarias en una pared de una escuela.

Image caption La familia del presidente Asad está en el poder desde 1971.

Después de que las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes, matando a varios, más personas salieron a las calles, inspiradas por las revoluciones anteriores en Egipto y Túnez.

El hecho provocó protestas exigiendo la renuncia del mandatario. En julio de 2011, cientos de miles de personas tomaron las calles de pueblos y ciudades de todo el país.

Lo que comenzó como una serie de manifestaciones por parte de quienes pedían más libertades y democracia escaló hasta convertirse en una confrontación armada y luego derivó en una guerra civil.

Lea también: Ola de protestas en el mundo árabe: ahora el turno de Siria

Volver^^

2. ¿Quiénes apoyan al gobierno?

Image caption Asad todavía cuenta con el respaldo de sectores de la población.

Un sector importante de la sociedad todavía apoya a Asad. Y no sólo retiene el apoyo de los alauitas –la confesión heterodoxa chiita a la que pertenece el presidente–, sino que, pese a algunas deserciones, mantiene la fidelidad del ejército.

Los sirios de otras minorías quizá no lo apoyen fervorosamente pero le temen más a un país sin una autoridad fuerte, un miedo acrecentado por la creciente presencia islamista en el dividido bando rebelde.

En la comunidad internacional, Rusia e Irán son los mayores apoyos de Asad.

Los iraníes también apoyan el movimiento islámico Hezbollah, el cual ejerce una fuerte influencia en la política libanesa y que también apoya a Siria.

Rusia, que mantiene una base naval en Tartus, y Siria están unidas por un tratado de defensa y una vieja amistad que se remonta a los tiempos de la URSS.

Moscú es, desde hace tiempo, reacio a ver al Consejo de Seguridad de la ONU involucrarse en los asuntos internos de otros países, una posición que es compartida por China, por lo que ha rechazado una intervención extranjera.

Lea también: Las razones por las que China, Rusia e Irán se oponen

Volver^^

3. ¿Quiénes son los rebeldes y quiénes los apoyan?

El Ejército Libre Sirio, compuesto por desertores de las Fuerzas Armadas, es el principal grupo de oposición armada en Siria. Fue creado en julio de 2011.

Los civiles también se han armado y organizado en grupos rebeldes. La mayoría eran musulmanes moderados.

Image caption La oposición al presidente Asad no está organizada en un frente común.

Voluntarios de otros países se unieron a los rebeldes, ya sea para luchar por la democracia en Siria o porque son yihadistas y llevan a cabo una guerra santa.

A mediados de 2012, se comenzó a incrementar su número y en algunas zonas del país los extremistas son la fuerza dominante, algo que ha generado preocupación en Occidente por temor a que las armas suministradas no caigan en las mejores manos.

Eso, sumada a la ausencia de un frente común rebelde, debido a la ausencia de una coordinación o control centralizado, han sido los principales factores para que Estados Unidos no haya proporcionado directamente armas a los rebeldes.

Arabia Saudita, cuyos dirigentes son predominantemente musulmanes sunitas, se opone a Siria, cuya élite política incluye una facción de musulmanes chiitas, incluida la familia Asad y sus aliados más próximos.

Los sauditas, igual que otras monarquías del Golfo Pérsico, han proporcionado armas y apoyo financiero y logístico a los rebeldes sirios.

Lea también: Nusra, el temido y sigiloso grupo yihadista de Siria

Volver^^

4. ¿Cuánto pesa el factor religioso?

Media playback is unsupported on your device

Siria es un país de 21 millones de personas con una mayoría musulmana sunita (74%) y con minorías significativas de alauitas, la confesión del presidente, y cristianos.

Asad promueve una identidad secular para el país, pero tiene el poder concentrado en las manos de la familia y otros alauitas.

La oposición es fuerte entre los sectores más pobres de la comunidad sunita.

Lea también: Siria, ¿un conflicto sectario desde la muerte de Mahoma?

Volver^^

5. ¿Cuál ha sido el impacto en la población?

Media playback is unsupported on your device

La guerra civil ha causado la muerte de unas 100.000 personas.

Hay más de dos millones de refugiados en Líbano, Jordania, Turquía, Irak y el norte de África. Alrededor de la mitad son niños, y tres cuartas partes son menores de 11 años.

Otras 4,25 millones de personas se encuentran bajo la categoría de desplazados internos dentro del país.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU distribuye comida a tres millones de personas al mes.

Volver^^

6. ¿Qué está ocurriendo ahora?

Tras un ataque con armas químicas en las afueras de Damasco el 21 de agosto, una intervención militar extranjera, liderada por Estados Unidos, pareció inminente.

Image caption El arsenal químico sirio debería ser destruido en el primer semestre del próximo año.

El ataque, atribuido por Washington y sus aliados al gobierno de Asad, algo que el presidente y sus aliados rechazan, dejó 1.429 personas muertas, según Estados Unidos.

Sin embargo, una propuesta rusa, luego acogida por la comunidad internacional en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, desactivó la posibilidad de un ataque.

El plan prevé que antes del 1º de noviembre se hayan destruido todas las capacidades de producción de armas químicas sirias y que la eliminación total del arsenal se complete durante la primera mitad de 2014.

Lea: El desafío de destruir las armas químicas

Los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), el organismo encargado de la aplicación internacional de la Convención sobre Armas Químicas, se enfrentan a una tarea de enormes proporciones por tener que concretar el plan en medio de una guerra.

Lea también: Los 5 puntos clave del informe de la ONU sobre Siria

Volver^^

Contenido relacionado