El bosón de Higgs se lleva el Nobel de Física

Peter Higgs y François Englert
Image caption Cómo la materia adquiere masa a través de la denominada "partícula de Dios" fue la teoría desarrollada por Peter Higgs y François Englert.

Una hora más tarde de lo previsto y en medio de una de las expectativas mediáticas más grandes de su historia fue anunciado el Premio Nobel de Física 2013.

La distinción fue otorgada al belga François Englert y al británico Peter Higgs por su teoría de cómo las partículas adquieren masa, lo que ayuda a entender mejor el origen del Universo.

En 1964 ambos científicos propusieron la teoría de manera independiente, Englert en conjunto con su colega Robert Brout, ya fallecido.

Sin embargo, el belga y el británico sólo se conocieron en 2012, en un seminario organizado por el Centro Europeo de Estudios Nucleares, a punto de anunciar descubrimiento de la escurridiza "partícula de Dios", base de la teoría de ambos autores, según le cuenta a BBC Mundo Alan Walker, amigo y colega de Higgs, físico y miembro honorario de la Universidad de Edimburgo.

Tras el anuncio, realizado en Estocolmo por Staffan Normark, secretario permanente de la Real Academia Sueca de Ciencias, Englert dijo estar "muy feliz". "Al principio pensé que no me lo había ganado, porque no vi el anuncio", le dijo al comité del Nobel luego de que este se retrasara más de una hora.

"Estoy sobrecogido de recibir este premio y quiero agradecer a la Academia Real Sueca", comentó por su parte Higgs a través de un comunicado dado a conocer por la Universidad de Edimburgo, de la cual es profesor emérito.

"También me gustaría felicitar a todos aquellos que han contribuido al descubrimiento de esta nueva partícula, y dar las gracias a mi familia, amigos y colegas por su apoyo. Espero que este reconocimiento de la ciencia fundamental ayude a crear conciencia sobre el valor de la investigación del universo", continuó el científico británico.

Lea también: El hombre detrás del nombre de la "partícula de Dios"

¿Qué es el "Bosón de Higgs"?

Image caption El Bosón de Higgs, o partícula de Dios, es la madre de todas las partículas.

Un bosón es uno de los dos tipos básicos de partículas elementales de la naturaleza, junto con los fermiones.

Y el bosón de Higgs era el eslabón perdido para comprender el funcionamiento de la masa. Y, a partir de ella, entender cómo surgió el Universo.

La masa, en palabras simples, es la medida de la materia que contiene algo: una partícula, una molécula, una flor o un caballo.

Si no tuvieran masa, todas las partículas fundamentales que componen los átomos y los caballos se desvanecerían a la velocidad de la luz y el Universo, tal como lo conocemos, no habría podido constituirse en materia.

La teoría de cómo funciona el Universo, denominada Modelo Estándar, explica su funcionamiento en un sentido amplio, desde las partículas que componen los átomos y las moléculas de la materia que vemos hasta las más extrañas.

Sin embargo, había un enorme vacío en ella: no explica por qué las partículas tienen masa.

La pieza que faltaba en el rompecabezas del Modelo Estándar es precisamente el bosón de Higgs.

Esta partícula se origina en un campo invisible que llena todo el espacio. Aun cuando el Universo parece vacío, este campo está ahí y es en el contacto con este campo que las partículas adquieren masa. La teoría propuesta por Englert y Higgs describe este proceso.

Lea también: (Casi) todo lo que desearía saber de la partícula divina

El Colisionador de Hadrones que recreó el Big Bang

Media playback is unsupported on your device

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) "es probablemente la más grande compleja máquina jamás construida por el hombre", según la Real Academia Sueca de Ciencias.

Es un acelerador y colisionador de partículas ubicado en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) y su principal objetivo es investigar la validez y los límites del Modelo Estándar.

Dos grupos de investigación de este proyecto -ATLAS y CMS, de unos 3.000 científicos cada uno- lograron detectar el bosón de Higgs de miles de millones de colisiones de partículas en el LHC.

El hecho ocurrió a fines de junio de 2012. "Era una emoción que no lo podíamos creer. Nos tomamos fotos con la gráfica", le cuenta a BBC Mundo Elizabeth Castañeda, científica mexicana parte del proyecto quien estuvo presente en ese momento.

Los descubrimientos fueron dados a conocer el 4 de julio, en la conferencia donde se encontraron Elglert y Higgs.

Este último no estaba seguro de asistir a la reunión. Tras varios mensajes requiriendo la presencia de Higgs en el seminario, recibieron uno que los convenció. "Nos llegó un mensaje de un amigo diciendo: 'Creo que Peter debe venir al seminario, sino se va a arrepentir'. Cambiamos nuestros planes y volví a reservar los pasajes a Ginebra", cuenta Alan Walker.

"La emoción era muy alta incluso antes del anuncio. Y en el anuncio, Peter se puso a llorar", cuenta Walker.

En la conferencia, fue el propio Higgs quien comentó que tenía claro que el Modelo Estándar no podía funcionar sin la partícula, pero por otro lado nunca pensó que estaría vivo para ver estos descubrimientos, según recuerda su amigo y colaborador.

Lea también: Viaje al Gran Colisionador de Hadrones

Polémica por la paternidad de la "partícula de dios"

Image caption Miles de científicos han participado en las investigaciones para obtener el Bosón de Higgs. Sólo dos fueron premiados con el Nobel.

Que la Academia premiara la "partícula de dios" no fue una sorpresa.

Por meses el mundo científico había discutido la posibilidad de premiar al Bosón de Higgs, o partícula de dios, luego de que tras casi 50 años de investigación, la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN) y su colisionador de hadrones confirmaran la existencia de la partícula madre de todas las partículas, la cual sería el origen del universo, tras el Big Bang.

La incógnita no era cuál sería el descubrimiento premiado, sino quién recibiría el premio. De los seis autores originales que desarrollaron la teoría en distintos ámbitos, el bosón históricamente quedó asociado a Higgs.

Y tras casi 50 años de búsqueda y varias decenas de investigadores asociados, el límite de tres científicos reconocidos por año que estipulan las reglas del Nobel parecía no ser suficientes para el bosón de Higgs.

Finalmente la decisión de la Academia Sueca fue premiar a los líderes vivos de las teorías originales, Englert y Higgs.

Sin embargo, es una opinión generalizada en la comunidad científica que fue el descubrimiento de la partícula lo que motivó la decisión del comité del Nobel.

Quienes participan de la investigación y forman parte del equipo que encontró la famosa partícula se inclinaban porque el premio no fuera otorgado a una o dos personas, sino al proyecto en general.

"Atlas tiene alrededor de 3.000 miembros y cada uno de esos miembros ha puesto un granito de arena (...) Pensábamos que nadie (ninguna persona en particular) se lo iba a ganar, sinceramente (...) Pero bueno, igual estamos felices", comenta Castañeda.

Sin embargo, para Walker, Higgs siempre ha tenido presente que los logros se deben al trabajo en conjunto de un gran equipo. "Él piensa que los héroes anónimos de esto son los miles de científicos que trabajan con este increíble acelerador. Esto fue posible gracias a un montón de personas", le comenta Walker a BBC Mundo.

Hoy el padre que le dio el nombre al bosón que explicó el origen del universo se está preparando para dejar de lado su bajo perfil.

"No sé exactamente donde está, pero se está preparando para la tormenta mediática. Está feliz, por supuesto que dándole el crédito a la gente que ha estado envuelta en los experimentos y descubrimientos a través de los años", le cuenta Walker a BBC Mundo.

Lea también: La batalla de egos tras el Bosón de Higgs

Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.