La "batalla económica" de Maduro en Venezuela

Nicolás Maduro Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente Maduro anunció su ofensiva contra la especulación en cadena de radio y televisión.

Tras formular una serie de medidas para crear un "nuevo orden económico interno" en Venezuela, el presidente Nicolás Maduro anunció que el control estatal abarcará los precios de los bienes y servicios de todas las ramas de la economía con la intención de fiscalizar el alza de precios y la especulación.

El presidente ordenó continuar con estos operativos para dar con quienes tildó de "usureros" al tiempo que solicitará poderes especiales para legislar para establecer márgenes de ganancia y elevar penas para ilícitos cambiarios.

Los analistas señalan que la ofensiva se da en el marco de las próximas elecciones municipales y recuerdan medidas similares adoptadas por el fallecido Hugo Chávez que hacía dramáticas inversiones públicas antes de comicios.

¿De qué se trata la estrategia del gobierno?

El presidente dice querer proteger al pueblo venezolano de "los parásitos burgueses, especuladores y saqueadores" a quienes acusa de un alza de precios injustificados y de atentar contra su gobierno con lo que llamó "usurearía".

Maduro pidió al Congreso poderes legislativos especiales para crear leyes que determinen "márgenes mínimos y máximos de ganancias" en todos los servicios y productos de la oferta nacional.

También buscará imponer mayores sanciones a quienes se hayan aprovechado de los controles de cambio al importar productos con dólares adquiridos a la tasa oficial de 6,3 bolívares y vendiéndolos a precios especulativos.

¿Por qué lanza esta ofensiva?

La inflación anual en Venezuela llega a 54% y los precios a los productos de consumo están desbocados.

Los vendedores justifican el alza porque dicen estar forzados a comprar dólares para las importaciones en el mercado negro, donde cuestan casi diez veces más que la tasa oficial.

Los precios están golpeando a la mayoría pobre a pesar de los subsidios y programas de bienestar financiados por las ventas de petróleo y hay escasez de productos básicos, desde la leche hasta el papel higiénico.

Las medidas están siendo aplicadas en antesala de elecciones municipales, el próximo 8 de diciembre, que algunos interpretan como un "semiplebiscito" al gobierno de Maduro y que por ello el presidente busca mejorar su popularidad.

¿Qué ha pasado hasta ahora?

El gobierno envió soldados a una cadena de electrodomésticos e inspectores a decenas de otras tiendas para fiscalizar los precios especulativos.

Los funcionarios tomaron imágenes en video de televisores, lavadoras y máquinas de aire acondicionado que, según ellos, han ascendido hasta 1.000%.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Consumidores se aprovecharon de la reducción de precios en electrodomésticos.

Las autoridades tomaron control de una tienda de la cadena Daka, en el este de Caracas, para ofrecer el inventario a precios reducidos.

También se anunció que cinco gerentes de las empresas Daka, JVG y Krash serían procesados por subir precios injustificadamente y violar las normas cambiarias.

¿Quién más estará afectado?

El control estatal abarcará los precios de los bienes y servicios de todas las ramas de la economía y procederá a reducirlos.

El presidente Maduro aseguró que la campaña de fiscalización de precios de electrodomésticos se extenderá a las tiendas de juguetes, textiles, calzado, ferretería, vehículos y alimentos.

Otras medidas implican a Conatel, el ente regulador de telecomunicaciones, que ordenará a ocho proveedores locales de internet bloquear los sitios que publican las tasas de cambio en el mercado negro.

¿Cuál ha sido la reacción?

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La policía controló las multitudes pero se denunciaron varios casos de saqueo.

Tan pronto se anunció la toma de varias tiendas de electrodomésticos, miles de personas se agolparon en sus puertas para tratar de aprovechar los descuentos.

En la ciudad de Valencia, se registraron saqueos y enfrentamientos entre ciudadanos en la tienda de la cadena Daka que trataban de evitar el delito.

Imágenes difundidas por redes sociales mostraron a decenas de personas corriendo del local con televisores de pantalla plana y otras cajas bajo sus brazos.

La fiscalía afirmó haber arrestado a cinco individuos acusados de saqueo que serán procesados.

La oposición acusó a Maduro de fomentar el caos en lugar de defender a los pobres y denunció que los problemas económicos se deben al excesivo control estatal, la persecución del sector privado, la corrupción, el fracaso de las nacionalizaciones y la escasez de divisas extranjeras para los importadores.

La percepción general es que ni Maduro ni el líder de la oposición, Henrique Capriles, están gozando de mucha popularidad. El electorado venezolano parece estar cansándose de la profunda polarización de la sociedad después de 14 años desde la entrada del chavismo al gobierno.