Batkid, el pequeño superhéroe que rescató a San Francisco

Media playback is unsupported on your device

Miles Scott, un niño de 5 años enfermo de leucemia, cumplió su sueño de convertirse en Batman por un día y logró derrotar a los malhechores que este viernes hacían de las suyas en las calles de San Francisco, Estados Unidos.

A primera hora de la mañana, Miles -quien pensaba que iría a comprar un traje de Batman con sus padres- ha visto en televisión cómo el jefe de la policía de San Francisco, Greg Surh, le pedía personalmente ayuda para detener la ola de crimen que asolaba la ciudad californiana.

Image caption El alcalde de San Francisco le ha dado la llave de la ciudad a Batkid por sus logros.

El ahora conocido como Batkid se ha enfundado su traje de superhéroe y se ha subido a su Batmóvil, un Lamborghini negro donado por un voluntario anónimo.

Mientras más de 10.000 personas le vitoreaban, Batkid ha rescatado a una mujer en dificultades en medio de la calle, ha detenido al villano Acertijo después de que robara un banco y ha capturado al Pingüino, otro malvado que planeaba el secuestro de la mascota del equipo de béisbol de los San Francisco Giants.

El evento, organizado por la fundación Make-a-Wish (pide un deseo) -especializada en cumplir los deseos de niños con problemas graves de salud- ha transformado San Francisco en Gotham City por unas horas.

Las acciones heroicas del niño -quien lucha contra la leucemia desde que tenía 18 meses de vida- han tenido tanta repercusión que hasta el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le ha enviado un mensaje de apoyo en un video.

En fotos: Miles de personas ovacionan a Batkid en San Francisco

La jornada de trabajo de Batkid ha terminado cuando el alcalde de San Francisco le ha dado la llave de la ciudad por sus logros, mientras miles de personas coreaban su nombre.

"El poder de un deseo"

Image caption Miles lucha contra la leucemia desde que tenía 18 meses de vida.

Los responsables de Make-a-Wish -cuya página de internet se colapsó por el elevado número de visitas- no se esperaban que tanta gente respondiera a la petición de voluntarios para hacer realidad el sueño de Miles.

"Esta ocasión sirve como una oportunidad para que la gente comparta el poder de un deseo y para que vean cómo ello afecta no sólo a los niños y a sus familias, sino también a otra gente involucrada", señaló Jen Wilson, responsable de márketing de Make-a-Wish en San Francisco.

"Como quería ser un superhéroe, pensamos que el que hubiera mucha gente en las calles esperándole con carteles y vitoreándole le haría sentir como un héroe, no sólo porque batalla contra los villanos y ayuda en la lucha contra el crimen, sino porque es un verdadero héroe", apuntó.

Wilson aseguró que el interés en el caso de Miles ha sido "extremo" y que este "no es el típico deseo que se comprometen en cumplir" en su organización.

La madre de Miles, Natalie, aseguró en un comunicado que esta jornada era una "celebración" del fin del tratamiento de su hijo, quien dejó de recibir quimioterapia en junio y cuya enfermedad está en remisión.

"Este deseo significa cerrar un capítulo y poner fin a tres años en los que se han puesto medicamentos tóxicos en el cuerpo de nuestro hijo".

El padre de Miles, Nick Scott, dio las gracias a todos los que estuvieron involucrados en el evento.

"A todos los doctores, enfermeras y otros padres que tienen que lidiar con lo mismo que hemos atravesado nosotros. Espero que pongan fin a sus enfermedades como nosotros estamos haciendo", dijo Scott a una televisión local.

El diario San Francisco Chronicle distribuyó una edición especial con el titular "Batkid salva a la ciudad".

Contenido relacionado