Por qué el autor de "Game of Thrones" odia las computadoras modernas

Martin en el trono de hierro con los actores de la serie televisiva Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Martin en el trono de hierro con los actores de la serie televisiva.

Si usted es un fanático de "Game of Thrones" o "Juego de Tronos" y disfruta con la complejidad de las luchas de poder por el trono de hierro -y la riqueza de personajes como Tyrion Lannister, Catelyn Tully o Daenerys Targaryen- se sorprenderá al saber que el autor de tan intrincadas tramas usa para escribirlas uno de los sistemas operativos más primitivos de nuestra era: un DOS o disk operating system.

Pero la razón detrás de la arcaica práctica no es un deseo de George RR Martin por someterse a una tortura espartana propia de sus personajes enrolados en la Guardia de la Noche que vigila el Muro que protege los Siete Reinos, sino un odio personal del autor por los correctores de los procesadores de texto modernos.

El escritor de los libros en los que se basa la famosa serie de televisión había revelado en 2011 que utilizaba para escribir el sistema operativo que entre la década del 80 y del 90 tuvo su auge y caída, como cada uno de los reinos que describe con tanta maestría.

En un blog escrito ese año, Martin reconocía ser "un hombre del siglo XX, no del siglo XXI" y añadía que se sentía un "dinosaurio" porque, a pesar de haber usado una computadora por 20 años, su comportamiento informático no había evolucionado.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Martin también dijo en 2011 que no utilizaba ni Facebook ni Twitter.

Ahora, en un programa de televisión estadounidense, el autor explicó que no desea una moderna computadora personal que le corrija sus escritos mientras los tipea.

"Odio algunos de esos sistemas modernos en los que escribes una letra minúscula y se vuelve mayúscula. No quiero una mayúscula. Si hubiese querido una mayúscula, habría digitado una mayúscula. Sé cómo utilizar un teclado. Para de corregirme", indicó Martin.

Lenguaje de fantasía

En la entrevista televisada, el creador de "Game of Thrones" añadió que utiliza una segunda computadora para acceder a la red.

"Tengo dos computadoras. Una para navegar por internet con la que veo mis correos electrónicos y declaro mis impuestos. La otra es mi máquina para escribir, que es un sistema DOS sin conexión a internet. ¿Recuerdan DOS? Uso un WordStar 4.0 como procesador de textos".

Martin dijo que esto le permite además escribir sin miedo a que un virus infecte su computadora de trabajo y borre sus escritos.

Pero su odio por los correctores ortográficos y de estilo no solo proviene de su lucha por escribir una minúscula sin que una máquina la transforme en mayúscula.

El otro problema con los correctores es que no reconocen muchas de las palabras propias de sus fantasiosas novelas.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La fantasía de la saga no es bien recibida por los procesadores de texto.

Quizás los modernos correctores no acepten que el hijo de Ned Stark lleve como apellido "Snow" (Nieve) por su condición de bastardo, o tengan graves problemas para procesar el cerrado y rústico idioma de los guerreros Dothraki.

Lo cierto es que Martin no encuentra razones para cambiar de sistema operativo: "En realidad me gusta, hace lo que quiero que un procesador de palabras haga y no hace nada más. ¿Sabes? No necesito ninguna ayuda".

A juzgar por el éxito de sus historias, primero en versión impresa y luego en la señal de televisión por cable HBO, está claro que el creador de los siete reinos no necesita a nadie que lo corrija.

Contenido relacionado