Nicolas Sarkozy: los cinco casos que salpican al expresidente de Francia

Dos casos con los que se relaciona a Sarkozy tienen que ver con la presunta financiación de su campaña en 2007. Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Dos casos con los que se relaciona a Sarkozy tienen que ver con la presunta financiación de su campaña en 2007.

Como medida sin precedentes contra un exmandatario, la Justicia llamó a declarar al expresidente de Francia Nicolas Sarkozy este martes en medio de una investigación de tráfico de influencias, 24 horas después de que la policía detuviera a su abogado Thierry Herzog y a dos magistrados del Tribunal Supremo.

Los investigadores intentan determinar si quien fuera jefe de Estado entre 2007 y 2012 y su entorno crearon una red de informadores que los mantenían al tanto de la evolución de los procesos judiciales que los amenazaban.

Lea: Detienen a Sarkozy por presunto tráfico de influencias

Sarkozy ha negado esta acusación. Pero éste no es el único caso que amenaza directa o indirectamente a quien fuera uno de los hombres más poderosos de Francia.

BBC Mundo le cuenta cuáles son los otros.

Caso Tapie

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Tapie recibió en 2008 una multimillonaria indemnización del Estado francés.

Uno de los procesos sobre los que Sarkozy supuestamente habría querido saber de los jueces es el que se conoce como caso Tapie.

Se trata de un escándalo que estalló en Francia en 2008, cuando el empresario Bernard Tapie recibió del Estado una multimillonaria indemnización (más de US$300 millones) en un controvertido arbitraje comercial.

Los jueces que instruyen el caso consideran que el arbitraje fue una estafa y que Sarkozy influyó en él, por ser Tapie un aliado suyo.

El empresario ingresó en el mundo de la política en la década de los 80 de la mano del socialista François Mitterrand, pero terminó apoyando al conservador Sarkozy en las elecciones de 2007.

Para tratar de asegurarse de que el Estado recupere el dinero desembolsado, los magistrados ordenaron embargar una parte de los bienes que posee Tapie.

La actual directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, también estuvo implicada en este caso por avalar la indemnización cuando era ministra de Finanzas.

Tanto Lagarde como Sarkozy han rechazado los cargos en su contra.

Financiación irregular

Derechos de autor de la imagen
Image caption Antes de su caída, Gadafi admitió haber financiado la campaña de Sarkozy.

Otro caso que ha salpicado a Sarkozy es el de la supuesta financiación irregular de la campaña electoral del 2007, la misma que le valió el triunfo sobre la socialista Ségolène Royal.

Entre las aportaciones se han mencionado entregas de dinero procedentes del régimen del fallecido líder libio Muamar Gadafi.

Cuando estaba asediado en su palacio de Trípoli, bombardeado por aviones de la OTAN poco antes de su caída, Gadafi admitió haber financiado la campaña de Sarkozy.

Posteriormente, la prensa francesa difundió documentos presuntamente oficiales que demuestran que el líder libio autorizó el pago de US$68 millones para esos fines.

Sarkozy ha negado esta acusación y hasta el momento la justicia no ha abierto ninguna investigación formal sobre el caso.

Caso Bettencourt

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Una investigación intenta aclarar si la multimillonaria heredera Bettencourt financió la campaña de 2007 de Sarkozy.

El caso Bettencourt, relacionado con el anterior, es la investigación judicial más avanzada que involucra a Sarkozy.

Ésta intenta aclarar si el exmandatario recibió dinero de la multimillonaria heredera del grupo de cosméticos L'Oréal, Liliane Bettencourt, propietaria de la segunda mayor fortuna de Francia, para la campaña de 2007.

Nuevamente, Sarkozy ha negado esta acusación.

Campaña del exprimer ministro Balladur

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Sarkozy era ministro de Presupuesto en el gobierno de Balladur.

Otro asunto que ha salpicado al expresidente se refiere a la financiación de la campaña del exprimer ministro Edouard Balladur, en 1995.

Sarkozy era entonces ministro de Presupuesto y, por tanto, responsable último de la firma de una serie de contratos para la venta de armas a Pakistán y Arabia Saudita.

Según los investigadores, esos contratos generaron el pago de una serie de comisiones que pudieron servir para financiar la campaña presidencial de Balladur, que no logró pasar a la segunda vuelta.

El exmandatario ha desestimado esta acusación.

Contenido relacionado