Día a día: Alemania moviliza a su ejército pero Francia duda

Café de París Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En este café de la capital francesa, la paz perdió a uno de sus principales defensores.

Hace cien años Europa se precipitaba sin freno hacia los campos de batalla, en lo que se conocería como La Gran Guerra.

Austria-Hungría y Serbia ya están en guerra para fines de julio. Rusia moviliza su ejército para defender a su aliado serbio.

Alemania siente el cerco en sus dos fronteras.

BBC Mundo sigue contándole los hechos ocurridos la semana que precedió los primeros combates en la Primera Guerra Mundial.

Viernes, 31 de julio de 1914

A las 11:40 llega a Berlín la noticia de que Rusia ha movilizado a su ejército.

El canciller alemán no puede resistir más la presión de los militares. El plan alemán dependía de atacar Francia (aliada de los rusos) primero y luego volcar todo su poderío sobre Rusia. La velocidad es fundamental.

La orden de movilización total es emitida y un ultimátum se envía a París y a San Petesburgo.

En el ministerio de Guerra alemán, un funcionario escribe en su diario: "Todas las caras sonríen, la gente se da las manos en los pasillos, se congratulan por haber saltado la valla".

El káiser llega a la ciudad, a través de la Puerta de Brandenburgo, en un auto descapotable.

El periodista Theodor Woolf es testigo de la escena.

"La multitud alegre estalló en un atronador entusiasmo. Se acercaron hacia el káiser como si la multitud quisiera mostrar con su proximidad cuán cerca se sienten de él. Fue una jornada calurosa y en el aire caliente estaba presente el aliento dulce de la fiebre y el olor de la sangre".

Cierra la principal bolsa de valores del mundo

Londres entra en caos con la noticia.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

El sistema bancario mundial es virtualmente suspendido. Los mercados financieros del globo se agitan. La Bolsa de Valores de Londres se ve atacada por un pánico que obliga a los operadores a vender a como dé lugar, algo que no ocurría en años.

A las 10:15 la Bolsa cierra en plena jornada por primera vez desde 1773. Hay enormes colas de gente afuera del Banco de Inglaterra, la última institución que aceptar cambiar libras esterlinas por oro.

El gabinete británico no logra ponerse de acuerdo sobre las obligaciones del país con Francia. El embajador Paul Cambon cree que hay un compromiso con París. Para él, la ausencia de reacción por parte del gobierno británico alienta a Alemania a declarar la guerra a Francia y a Rusia.

El secretario de Relaciones Exteriores, Sir Edward Grey, quien todavía sueña con preservar la paz, insiste en que Gran Bretaña es completamente libre de actuar como desee.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

Grey considera extremadamente seria la situación comercial y financiera en ese momento.

"Hay peligro de un colapso completo que nos llevaría a nosotros y a todos los demás a la ruina; es posible que mantenernos a un lado sea la única forma de evitar un colapso completo del crédito en Europa", advierte.

Atentado contra la paz

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Jaures era un acérrimo enemigo de la guerra.

En Francia, el poderoso líder socialista Jean Jaures pelea por un paro general en toda Europa para detener la guerra.

A las 21:40 Jaures se dirige a su café favorito y se sienta al lado de la ventana, que está abierta.

Un fanático de extrema derecha le dispara dos veces desde el exterior. Jaures muere inmediatamente.

Una de las principales voces a favor de la paz en Europa es acallada.

El gobierno francés entra en pánico, justo cuando Francia necesita estar unida sus ciudadanos se atacan.

El jefe de policía le dice al gabinete de gobierno que "en tres horas habrá una revolución en París" y el gabinete aún no ha decidido si moviliza al ejército francés.

Este material es una adaptación del programa "Day By Day" de la BBC, escrito por la profesora Margaret MacMillan y producido especialmente para la BBC por la compañía "Somethin' Else".