El derrame de ácido sulfúrico que tornó naranja al río Sonora en México

Mancha naranja en el Río Sonora Derechos de autor de la imagen Agencia Reforma

El vertido de residuos tóxicos de una mina en el noroeste de México ha hecho que el río Sonora se torne de color naranja y ha puesto en alerta a la población.

La mancha, que hoy se extiende por el río que recorre 420 km del estado de Sonora, se originó en Cananea cuando se derramaron, el miércoles pasado, 40.000 metros cúbicos de aguas residuales de la mina de cobre que contienen ácido sulfúrico sobre el río Bacanuchi, afluente del Sonora.

Como medida de precaución, las autoridades han restringido el suministro de agua corriente en siete municipios del estado que se abastecen del río, algo que afecta a alrededor de 14.000 personas.

"Es una medida de prevención", explica a BBC Mundo Jorge Andrés Suilo Orozco, delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Sonora.

En este momento, funcionarios federales, estatales y municipales están analizando el impacto del vertido en las zonas afectadas.

Según informes locales, los residuos químicos vertidos han causado la muerte de peces y ganado, y comienzan a afectar la actividad de los productores lecheros de la zona.

Pero, según informa el periódico Reforma, no fue hasta el domingo que se advirtió a la población, cuando la mancha anaranjada de al menos 60 kilómetros de largo había pasado ya por seis municipios y llegado a Hermosillo, la capital del estado.

No bañarse

El ácido sulfúrico es corrosivo y altamente tóxico para la fauna y la población, aunque según difundieron las autoridades hasta ahora han detectado niveles de concentración bajos en el agua del río Sonora.

"Si se ingiere en la cantidad que hay ahorita puede provocar diarrea y malestar, e irritación en la piel", dice Suilo Orozco, en conversación con BBC Mundo.

Por eso las autoridades, además de cortar el suministro, recomiendan no bañarse en el río hasta nuevo aviso.

Derechos de autor de la imagen Milenio
Image caption El curso del río Sonora atraviesa ocho poblaciones del estado.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) anunció el domingo cortes del abastecimiento de agua corriente en los municipios de Arizpe, Banámichi, San Felipe de Jesús, Aconchi, Baviácora y Ures, además de Hermosillo, de casi 800.000 habitantes, donde aclaró que sólo el 3% de su suministro proviene del río Sonora.

Además, aclara el delegado de Semarnat, se ha garantizado el acceso a agua embotellada a todas las poblaciones afectadas.

De acuerdo a los reportes, el vertido se originó en dos tanques de almacenamiento de residuos químicos de una mina de cobre en Cananea, un gran centro minero ubicado a alrededor de 40km al sur de la frontera con Estados Unidos.

Cerca de un tercio de la producción minera mexicana proviene del estado de Sonora, principal productor de oro, cobre y grafito del país.

Alerta tardía

Además de estudiar el impacto real del vertido, diversos organismos públicos buscan deslindar responsabilidades por el derrame y piden a la compañía minera, que pertenece al grupo México, que se haga cargo de mitigar los efectos del derrame.

Según explica Suilo Orozco, fueron las autoridades municipales del pueblo de Arizpe las que alertaron a Protección Civil y no la mina, que hasta ahora no ha hecho declaraciones sobre el tema.

Por su parte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Sonora decidió actuar de oficio, pedir informes y abrir una queja.

"Es una situación urgente", le dijo a BBC Mundo Raúl Arturo Ramírez, titular de la CEDH.

Las fuentes consultadas consideran que pudo haber negligencia por parte de la compañía minera en el manejo de las aguas residuales de la mina, algo que se vio agravado por las recientes lluvias.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contenido relacionado