Cómo Estado Islámico se convirtió en una amenaza internacional

Estado Islámico se toma una base aérea Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El avance de Estado Islámico, así como sus crecientes amenazas han hecho que los gobiernos de occidente piensen en respuestas más contundentes.

El video en el que un militante de Estado Islámico (EI, antes conocido como ISIS) aparece decapitando presuntamente al periodista estadounidense Steven Sotloff revela cómo la lucha contra el grupo yihadista se está tornando cada vez más internacional.

En el video, cuya autenticidad fue confirmada por las autoridades estadounidenses, aparece un hombre vestido de negro que explica que su acción es una respuesta a los ataques aéreos que Estados Unidos ha realizado contra posiciones de EI en Irak desde hace casi un mes.

Es una línea similar a la que había utilizado el grupo al presentar el 19 de agosto la muerte del también periodista estadounidense James Foley. Al final de esas imágenes aparecía Sotloff con la advertencia de que él podía ser el siguiente.

Pero en este último caso, el militante va más allá cuando lanza una advertencia "a los gobiernos que se vinculen a esta malvada alianza de Estados Unidos contra Estado Islámico" y por primera vez amenaza con matar a un británico al que aparentemente mantiene como rehén.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Cameron lideró una reunión del comité de emergencia del gobierno el miércoles.

Así, mientras el video de Foley hace dos semanas convirtió a EI en el desafío más peligroso que Washington ha enfrentado en años, el de Sotloff también incrementa considerablemente la presión para otros países como Reino Unido.

El gobierno británico recientemente subió su nivel de alerta al considerar que en Siria e Irak "grupos terroristas planean ataques contra países occidentales" y este martes, en su primera reacción al video, recordó cómo EI amenaza a "sirios, iraquíes, estadounidenses y británicos por igual".

Lea también: Como Estado Islámico se volvió "la mayor amenaza" de EE.UU.

Preocupación en Londres

Esa amenaza "por igual" puede tener un primer efecto concreto al forzar a Reino Unido a responder de manera más contundente contra EI.

Hasta el momento, el gobierno de David Cameron ha participado en operaciones humanitarias en Irak, pero no se ha sumado a los ataques aéreos que Washington realiza contra posiciones de EI en ese país desde principios de agosto y que ya superan el centenar.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El video puede empujar al presidente Obama a definir su estrategia en Siria.

La advertencia directa contra un rehén británico puede cambiar esa estrategia, pues "efectivamente arrastra a Reino Unido al combate contra Estado Islámico en Medio Oriente", dice el corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner.

"Cuando se trata de Occidente, los yihadistas no están haciendo ninguna distinción entre Estados Unidos y Reino Unido", agrega.

Todavía no está claro qué decisión tomará el gobierno de Cameron, quien lideró una reunión el miércoles con su equipo de emergencia.

El primer ministro ya había dicho antes de que se conociera el video que los extremistas representan "una amenaza más grande y más profunda a nuestra seguridad en comparación con lo que hemos visto antes".

La preocupación en Londres por las acciones de EI ha venido creciendo en las últimas semanas, de manera especial tras el video sobre James Foley, cuyo verdugo tenía un acento británico similar al que también aparece en las imágenes con Sotloff.

Esto desencadenó un debate sobre la presencia de extranjeros -entre ellos británicos- combatiendo para EI y llevó a Cameron a elevar su nivel de alerta y delinear nuevas medidas "antiterroristas".

Lea también: "Yo introduje yihadistas extranjeros en Siria"

Obama y su estrategia

Al otro lado del Atlántico, en Washington, el video del segundo periodista también puede tener un impacto considerable.

Mientras Estados Unidos debatía horrorizado las imágenes, el presidente Barack Obama viajaba a Europa, donde tiene previsto asistir a una cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que comenzará el jueves en Gales.

Entre sus objetivos previos ya se encontraba forjar una coalición internacional contra EI, pero el video de Sotloff le dará sin duda un nuevo impulso.

La razón para buscar esa coalición es que si bien Washington considera que los ataques aéreos han servido para contener la avanzada de EI y recuperar algunas posiciones importantes en el terreno, no podrá vencer al grupo a largo plazo a menos que lo haga en un marco internacional e incluyendo un componente político.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Sotloff, de 31 años, desapareció en Siria en 2013 y el mes pasado había aparecido al final del video que reveló la muerte de su colega James Foley.

"Lo que genera (este video) es enfatizar que el gobierno de Estados Unidos no puede simplemente realizar ataques limitados contra ISIS", le dice a BBC Mundo Seth Jones, el director del Centro de Políticas de Seguridad Internacional y Defensa de la Corporación Rand, un centro de estudios estadounidense.

Pero además de impulsar la búsqueda de consensos internacionales, el video también está generando una reacción local, pues hay críticos de peso que le están pidiendo a Obama que actúe de manera más resoluta contra EI.

El martes, el senador republicano Lindsey Graham, una voz importante en temas de política exterior, dijo que en Irak y Siria debería usarse "agresivamente" el poderío aéreo estadounidense en coordinación con aliados en el terreno.

Desde la semana pasada, Obama ha debido soportar considerables críticas cuando dijo en una rueda de pensa que todavía no tenía una estrategia definida para atacar a EI en Siria.

Así como la muerte de Foley le dio nuevos bríos al presidente para combatir a EI, el video de Sotloff también puede, en últimas, empujarlo a definir esa estrategia.

Contenido relacionado