Las sanciones que Occidente mantiene contra Rusia pese a la tregua

Donetsk Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Una casa de Donetsk, tras ser atacada con fuego de mortero este fin de semana.

Observadores europeos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, OSCE, desplegados en Donetsk, en Ucrania del este, dijeron que el intercambio de fuego de mortero entre fuerzas gubernamentales ucranianas y los rebeldes prorrusos violan el acuerdo de cese el fuego alcanzado el pasado viernes en Bielorrusia, pero no son lo suficientemente graves para hacer que la tregua fracase.

De hecho Paul Picard, el jefe de la misión de la OSCE en el lado ruso, destacó algunos avances positivos como que más personas volvieron a Ucrania desde la entrada en vigor del alto el fuego.

Según él, el tráfico hacia Ucrania aumentó de forma significativa el sábado, con autos formando largas filas en el puesto fronterizo. La mayor parte de las personas intenta volver a la región de Luhansk para ver si sus casas han sido destruidas.

La tregua se mantuvo casi todo el sábado pero los bombardeos en Mariupol, en los que murió una mujer, fueron seguidos por explosiones en el aeropuerto de Donetsk el domingo.

Las dos ciudades quedaron en calma, sin informes de choques en la noche.

Los combates en Ucrania del este han causado la muerte de al menos 2.600 personas desde abril. La tregua y la ruta hacia la paz fueron pactadas el viernes.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La población civil ha sido la más afectada con los enfrentamientos en Ucrania.

El domingo, el funcionario ucraniano Volodymyr Poliovyi dijo que 864 soldados ucranianos han muerto desde el inicio del conflicto.

Rusia niega las acusaciones de Ucrania y de Occidente de estar detrás del envío de tropas a las regiones de Donetsk y Luhansk para ayudar a los rebeldes, que quieren establecer un estado independiente.

En este contexto, se espera que esta semana se anuncien nuevas sanciones contra Rusia si fracasa el frágil alto el fuego.

Hasta ahora, tanto Estados Unidos como la Unión Europea han impuesto diversas sanciones a los rusos.

Tanto la UE como EE.UU. han elaborado una "lista negra" con decenas de funcionarios rusos, jefes militares separatistas y empresas rusas acusadas de poner en peligro la soberanía de Ucrania.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Rebeldes prorrusos en Donetsk este domingo.

¿Qué alcance tienen las sanciones de la UE?

Las sanciones de la Unión Europea anunciadas por primera vez el pasado 30 de julio tienen como objetivo directo los sectores estatales rusos de finanzas, energía y armamento. Todos ellos sectores gestionados por la poderosa elite que rodea al presidente ruso Vladimir Putin.

Los bancos públicos rusos no pueden pedir créditos a largo plazo en la Unión Europea; se ha puesto un veto a las exportaciones de equipamiento para uso militar en Rusia, así como a los futuros acuerdos de armamento entre la UE y Rusia; y la UE no exportará toda una gama de tecnología de la industria petrolera, aunque el gas no se ve afectado.

Además, se han congelado activos de decenas de funcionarios rusos y líderes separatistas y se les ha impuesto prohibiciones de viajes.

Los objetivos de estas sanciones son aquellos a quienes se considera que están "respaldando de forma material o financiera las acciones que socavan o amenazan la soberanía de Ucrania, su integridad territorial y su independencia".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Los sectores afectados por las sanciones son gestionados por la poderosa elite que rodea al presidente Putin.

La UE ha seguido además la línea de EE.UU. de fijar como blanco de sanciones a más individuos del círculo interno del presidente Putin así como otras grandes empresas.

La congelación de activos abarca no sólo a las cuentas bancarias o las acciones sino también los bienes económicos como propiedades. Así que aquellos que están en la lista negra no pueden comprar o vender sus bienes en la UE una vez que entra en vigor la congelación.

El veto a los viajes implica que los afectados no pueden entrar en un país de la UE, incluso si están de tránsito. Quedarían en una lista negra de visas.

Sin embargo hay algunas excepciones. La inmunidad diplomática todavía se debe respetar, por lo que los diplomáticos quedan fuera de las sanciones. También se puede exonerar a alguien por razones humanitarias, por ejemplo su tiene que pagar un tratamiento médico. Un documento del Consejo de la UE define el alcance de dichas sanciones.

¿Qué ha hecho Estados Unidos?

Las sanciones de EE.UU. afectan a personas poderosas cercanas al presidente Putin, entre ellas algunos de los empresarios rusos más ricos.

Uno de ellos es Gennady Timchenko, fundador de la empresa de comercio Gunvor y propietario del grupo Volga Group, una firma de inversiones.

Igor Sechin es otro de los grandes nombres en la lista de EE.UU., un viejo aliado del presidente Putin.

El mandatario ruso sin embargo no está en la lista, ¿por qué? Los líderes occidentales no quieren tratar a Rusia como si fuera un paria, todavía quieren ser capaces de poder ver a Putin cara a cara. Si estuviera en la lista de sanciones, sería más difícil poner presión diplomática sobre él.

Occidente todavía necesita la cooperación rusa en un amplio abanico de temas, como por ejemplo Irán y Corea del Norte.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Tras años de economía boyante, en Rusia ha aumentado la fuga de capitales.

¿Cómo afectan estas sanciones realmente a Rusia?

Las sanciones envían una clara señal a Putin y a sus poderosos aliados del mundo de la economía y la política.

Los bancos y empresas energéticas tendrán más problemas para acceder a los mercados de la UE y EE.UU.

Y los vetos a los viajes pueden afectar a los amigos ricos y bien conectados de Putin, si bien la congelación de activos les puede afectar menos. Londres es un lugar muy popular para la elite empresarial rusa, que tiene caras propiedades en Reino Unido.

La UE hace mucho más negocio con Rusia que EE.UU.

Los observadores dicen que las sanciones son potencialmente severas para una economía rusa que ha decrecido este año. Después de años de una economía boyante por los ingresos energéticos, ahora hay menos inversión directa y un aumento de la fuga de capitales.

Rusia está vacilando en el umbral de la recesión. La economía sólo creció el 1,3% el año pasado y no ha crecido nada entre los meses de abril y junio de este año.

Contenido relacionado