Cinco preguntas para entender el referendo por la independencia de Escocia

Bizcochos con las diferentes opciones del referendum Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Por primera vez el Sí a la independencia lidera las encuestas.

"¿Debería Escocia ser un país independiente?": a los escoceses les quedan pocos días para responder esa crucial pregunta para su historia. El 18 de septiembre acudirán a las urnas para decidir en un referendo si quieren separarse del resto de Reino Unido.

Las últimas encuestas divulgadas el fin de semana dieron por primera vez por delante al Sí.

Y el avance independentista generó nerviosismo en la campaña del No, apoyada por los principales partidos políticos en Inglaterra.

El referendo ha generado intensos debates en Escocia y en el resto de Reino Unido.

¿Por qué importa esta contienda? ¿Cuáles son los principales temas de debate? BBC Mundo responde ésta y otras preguntas clave para entender el referendo.

¿Por qué buscan la independencia?

El Partido Nacional Escocés, que busca la independencia del territorio, ganó por abrumadora mayoría las elecciones parlamentarias de 2011, y a partir de ello convocó a la contienda.

Image caption El Partido Nacional Escocés es el principal impulsor del independentismo.

El gobierno escocés, liderado por Alex Salmond, dice que la unión entre Inglaterra, Escocia y Gales, no sirve ya ningún propósito y que una Escocia independiente, con su riqueza petrolera, podría convertirse en uno de los países más ricos del mundo.

Salmond considera que es hora de que Escocia tome control de su propio destino.

El gobierno británico, encabezado por el primer ministro David Cameron, sostiene que Reino Unido es una de las uniones políticas más exitosas política y socialmente.

¿Cuáles son los principales temas de debate?

En los últimos meses han surgido dos grandes temas: el control del petróleo y la moneda.

Petróleo

Las reservas de petróleo y gas natural del Mar del Norte, o específicamente el impuesto que se aplica a la porción que corresponde a Escocia por su explotación, son vitales para entender la posición del gobierno escocés a favor de la independencia.

Salmond señala que si se destinara un décimo de los ingresos petroleros –alrededor de US$1.600 millones anuales– podría crearse un fondo petrolero similar al que existe en Noruega, y que en cuestión de una generación podría ser una reserva soberana de al menos US$40.000 millones

El No sostiene que la explotación ha sido exitosa por los esfuerzos en conjunto y que el respaldo es aún más importante en momentos en que se dificulta extraer las reservas petroleras que quedan.

Quienes favorecen el No también señalan que los independentistas están basando sus expectativas en las reservas petroleras, que eventualmente se van a agotar.

La moneda

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption El futuro de la libra esterlina en Escocia ha sido uno de los temas más candentes de la campaña.

El gobierno escocés dice que quiere mantener la libra esterlina como moneda de uso en Escocia, aún si el territorio se separa del resto de Reino Unido.

Sostiene que esto beneficiaría a todos, pero los tres principales partidos políticos del Reino Unido –Conservador, Laborista y Liberal-Demócrata– señalan que quien sea que gane los próximos comicios británicos se opondrá a esta medida.

El departamento del Tesoro del gobierno británico publicó un análisis en el que se delinean varias razones por las que las uniones monetarias –como la que plantean los independentistas– están plagadas de problemas.

¿La gente quiere la independencia?

Hasta ahora los sondeos han indicado que la mayoría de la población no quiere la independencia.

Pero quienes favorecen el Sí dicen que las cosas han cambiado luego de que una encuesta publicada por el periódico británico The Sunday Times el 7 de septiembre puso al frente a los independistas por primera vez (51% vs. 49%, excluyendo a los indecisos).

El experto en sondeos John Curtice, profesor de política de la Universidad Strathclyde de Glasgow, dice que en los últimos meses parecía que la contienda estaba estancada porque todas las encuestas rondaban siempre entre el 57% para el No y el 43% para el Sí.

Pero Curtice destacó que la contienda se vuelve cada vez más reñida.

¿Quiénes pueden votar?

Quien tenga más de 16 años y viva en Escocia tiene derecho a votar, siempre y cuando esté en el registro electoral.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Más de 800.000 escoceses que no residen en Escocia no podrán votar.

Pero en todo caso deben tratarse de ciudadanos británicos, de la Unión Europea o ciudadanos de la Mancomunidad Británica que tengan permiso de residencia en Reino Unido.

Esto significa que los 800.000 escoceses que viven en el resto de Reino Unido no tienen derecho al voto, mientras que las más de 400.000 personas del resto de Reino Unido que viven en Escocia sí pueden votar.

¿Qué pasará después del referendo?

Un día después del referendo, si el campo del Sí gana, es probable que el gobierno escocés realice una gran fiesta, y luego iniciará el proceso de negociación con el resto de Reino Unido.

El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, quiere declarar el "Día de la Independencia" en marzo de 2016 con las primeras elecciones para elegir a un Parlamento independiente escocés.

Pero antes de eso debe alcanzarse un acuerdo con el resto de Reino Unido sobre temas tales como la parte de la deuda pública que debe asumir Escocia.

Sin embargo, si gana el No, se esperan negociaciones en torno a una propuesta para dar más poderes al actual Parlamento escocés.

Contenido relacionado