Andy Murray, Alex Ferguson y Jackie Stewart, lo que pierde el deporte británico sin Escocia

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Andy Murray ganó Wimbledon en 2013, el primer triunfo de un británico desde 1936.

Puede que Andy Murray haya disputado su último partido como británico tras perder frente a Novak Djokovic en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.

La próxima vez que el ganador de Wimbledon en 2013 salte a la cancha podría hacerlo cubierto con la bandera de Escocia, el Saltire, de aspa blanca y fondo azul.

Pues el próximo 18 de septiembre los escoceses votarán acerca de si desean independizarse de Reino Unido, poniendo fin a más de tres siglos de unión política.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El tenista escocés también conquistó una medalla de oro en el All England Club de Londres.

Sin Murray, Reino Unido se vería obligado a reanudar la cuenta de los años que han pasado desde que Fred Perry ganó su último Wimbledon en 1936. Tampoco podría contar la medalla de oro obtenida en el mismo escenario en los Juegos Olímpicos de Londres.

Con la presunción de una Escocia independiente, en BBC Mundo nos preguntamos cómo hubiera sido para Reino Unido si no hubiera podido contar con las personalidades del deporte escocés que han dejado su huella marcada ondeando la bandera británica.

En los Juegos Olímpicos

El equipo de Gran Bretaña e Irlanda del Norte tendría que restar 13 medallas del total de 65 que obtuvo en 2012, incluyendo las del ciclista Chris Hoy, el atleta británico más laureado en la historia de los olímpicos.

Con sus dos medallas de oro en Londres, Hoy sumó siete preseas en total (seis de oro, una de plata) en una carrera que se extendió desde 2000 hasta 2012.

La influencia de Escocia quedó más marcada en los Juegos de Invierno de Sochi, donde sus deportistas sumaron el 50% de las medallas obtenidas.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El ciclista Chris Hoy ganó siete medallas en los Juegos Olímpicos, seis de oro y una de plata.

En la memoria también aparece la figura de Eric Liddell, quien con su medalla de oro en los 400 metros planos en París 1924, sirvió de inspiración para la película ganadora de cuatro Oscar "Carrozas de Fuego".

El problema que surge es qué pasaría en los próximos Juegos de Río de Janeiro si Escocia decide votar afirmativamente por su independencia.

De cumplirse los plazos establecidos en el referendo, Escocia completaría su independencia en marzo de 2016, fecha para la que ya deberían haber terminado casi todos los procesos de clasificación en los deportes olímpicos.

De no ser como escoceses, los atletas podrían optar por representar a Gran Bretaña o participar de forma independiente bajo la bandera olímpica.

En el fútbol

La influencia de Escocia en el fútbol británico está claramente reflejada en los banquillos de Liverpool y Manchester United.

Mientras Old Trafford fue el hogar de Matt Busby y Alex Ferguson, Anfield acogió a Bill Shankly y Kenny Dalglish, este último como jugador y entrenador.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los entrenadores nacidos en Escocia han influido en los clubes más exitosos del fútbol inglés.

El palmarés en conjunto es abrumador: 29 títulos de liga, 12 copas de la Asociación FA y seis copa de Europa o Liga de Campeones.

Para Manchester United, en particular, es relevante la posible independencia de Escocia ya que de suceder lo dejaría como el primer club de Reino Unido en ganar la Copa de Europa cuando lo hizo en 1968.

Un año antes la había conseguido el Celtic de Glasgow.

Otro hito de un futbolista escocés lo consiguió Andrew Watson, quien se convirtió en el primer jugador negro en jugar internacionalmente en una de las cuatro naciones que conforman Reino Unido.

Escocia -junto a Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte- forma parte de la International Football Association Board, organismo que establece las reglas en el fútbol y sus futuras modificaciones. Habría que ver cómo quedará su membresía de ser independiente.

Fórmula 1, rally y motores

La tradición británica por las competencias de automóviles ha convertido a Reino Unido en el país con más títulos mundiales de F-1, tanto de pilotos como de escuderías.

Pero la estadística cambiaría entre los conductores si no se cuentan los campeonatos ganados por escoceses.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Stewart ganó tres títulos en F1 y, pese a correr con licencia británica, su auto siempre lució la bandera de Escocia.

Los cinco títulos de Jackie Stewart (3) y Jim Clark (2) colocarían a Escocia en la cuarta posición de todos los tiempos, igualado con Argentina (los cinco fueron de Juan Manuel Fangio).

Inglaterra quedaría segunda con nueve campeonatos por detrás de Alemania (11).

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Eric Liddell no sólo fue un buen corredor, también representó a Escocia en rugby.

En rally Colin McRae obtuvo uno de los dos títulos mundiales británicos, mientras que de las ocho victorias en las 500 millas de Indianápolis cuatro fueron de pilotos escoceses (Dario Franchitti y Jim Clark).

En otros deportes

Además de atleta, Eric Liddell fue un reconocido jugador de rugby, un deporte en el que si bien Escocia juega de forma independiente, sus jugadores forman parte de los British Lions, el combinado que juega anualmente contra las potencias del hemisferio sur.

Stephen Hendry, por su parte, ha sido uno de los deportistas escoceses más dominantes en su campo.

Fue el campeón mundial más joven de snooker y tiene el récord de siete títulos en total, siendo el número uno del mundo ocho años entre 1990 y 1998, posición que volvió a ocupar en 2006 y 2007.

Otro deportista destacado fue el ciclista Robert Millar, "rey de la montaña" en el Tour de Francia en 1984 y ganador de una etapa.

Contenido relacionado