Qué es el grupo Khorasan, la otra amenaza para EE.UU. en Siria

ataques aéreos nocturnos contra Estado Islámico Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En la madrugada de este martes comenzaron los primeros ataques aéreos de Estados Unidos y sus aliados en Siria.

En los primeros ataques aéreos que Estados Unidos realizó en la madrugada de este martes en Siria, uno de los objetivos fue el casi desconocido grupo Khorasan.

Según el Pentágono, esta entidad opera en el noroccidente del país, entre sus miembros se encuentran veteranos de al Qaeda, y estaba en las "fases finales de un plan para realizar ataques mayores contra blancos occidentales y potencialmente el territorio estadounidense".

El gobierno, sin embargo, se abstuvo de revelar detalles sobre esos supuestos planes, con el argumento de que se trata de información de inteligencia.

"Estos terroristas han establecido un lugar seguro en Siria para planear ataques externos, construir y probar artefactos explosivos improvisados y reclutar a personas de Occidente para que realicen operaciones", dijo el portavoz del Pentágono, el contralmirante John Kirby.

"Estados Unidos tomó acciones para proteger nuestros intereses y remover su capacidad de actuar", agregó.

Lea también: ¿Son legales los bombardeos a Estado Islámico?

Así, además de las operaciones que Estados Unidos y sus aliados realizaron contra el autodenominado grupo yihadista Estado Islámico (EI), Washington también llevó a cabo de manera separada ocho ataques aéreos al occidente de la ciudad de Aleppo y lanzó poco menos de 40 misiles Tomahawk contra Khorasan.

No está del todo claro si sirvieron para destruir los planes del grupo y el Pentágono indicó que todavía está analizando los resultados, aunque sí aseguró que golpeó los blancos que buscaba y no está al tanto de muertes civiles.

El vínculo con al Qaeda

Más allá de la información que ha revelado el gobierno de Estados Unidos, es muy poco lo que se conoce sobre Khorasan.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Se cree que militantes del grupo Khorasan se han incorporado al frente al- Nusra, un grupo yihadista en Siria.

Este martes, Ben Rhodes, asesor de seguridad nacional del presidente Barack Obama, dijo que muchos de sus miembros llegaron a Siria provenientes de Pakistán o Afganistán y, en su opinión, permanecen afiliados con al Qaeda.

En medios estadounidenses, además, se ha asegurado que su líder es Muhsin al-Fadhli, un hombre tan cercano al fallecido Osama bin Laden que conocía los detalles previos a los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Este vínculo con al Qaeda es importante desde el punto de vista del gobierno, pues ha habido preguntas sobre por qué el presidente Obama no habló de Khorasan cuando delineó su estrategia contra EI el pasado 10 de septiembre y sólo lo mencionó por primera vez este martes.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption EE.UU. también lanzó unos 40 misiles Tomahawk, la mayoría contra complejos de Khorasan.

En una alocución desde la Casa Blanca, el mandatario dijo que eran "experimentados operarios de al Qaeda" y recordó que "no tolerará lugares seguros para terroristas que amenazan" a su país.

A algunos les ha resultado sorprendente que la Casa Blanca esté realizando ataques militares contra un grupo del que rara vez ha hablado en público.

El argumento de los funcionarios para defender esta operación es que es un asunto adicional a la amenaza yihadista de EI, ya tenían a Khorasan en el radar desde hace meses y simplemente aprovecharon que iban a lanzar ataques contra EI para atacar también a los otros militantes.

"Esto francamente es parte del continuo esfuerzo contra al Qaeda por el que nos han visto atacar en Yemen, en Somalia", dijo Rhodes. "Cuando hay un blanco de al Qaeda, vamos a actuar contra él".

"Amenaza al territorio nacional"

Pero EI y Khorasan no están del todo separados en la estrategia de Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El director de operaciones del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el teniente general William Mayville, habló este martes sobre las operaciones contra Khorasan.

De hecho, el director de inteligencia nacional, James Clapper, dijo que "en términos de la amenaza al territorio nacional, Khorasan puede ser tan peligroso como Estado Islámico".

Además, la lucha simultánea de Washington contra estos dos grupos revela algunas de las dificultades que enfrentará Obama al ampliar su estrategia de Irak a Siria, un país inmerso en una guerra civil y donde la situación en el terreno es militar y políticamente muy compleja.

Por sólo nombrar un elemento de ese panorama, el mismo Clapper dijo a principios de año que la guerra civil allá era un "desastre apocalíptico" y agregó que la insurgencia en ese país está representada en unos 1.500 grupos de "tendencias políticas ampliamente variables".

Washington está tratando de verificar exactamente a cuáles de los grupos opositores puede brindarles ayuda logística y militar para que se encarguen de los combates en el terreno.

Lea también: cuán "moderados" son los rebeldes que EE.UU. quiere armar en Siria

Así las cosas, es posible que las operaciones de la Casa Blanca continúen en Siria no sólo contra EI sino también contra otros grupos como Khorasan.

John Kirby, el portavoz del Pentágono, lo resumió así este martes: "Si bien no es nuestra política discutir operaciones futuras, puedo decirles que los ataques de anoche fueron apenas el comienzo".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Algunos se preguntan por qué EE.UU. está atacando al grupo Khorasan, del que Obama habló por primera vez en público este martes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.