El Libro Amarillo, la "lista negra" de los Escuadrones de la Muerte de El Salvador

Fotografías del "Libro Amarillo" Derechos de autor de la imagen UWCHR
Image caption El actual presidente Salvador Sánchez Cerén está en la lista del "Libro Amarillo" (en la segunda línea, el primero a la izquierda).

"La fotografía la sacarían de mi cédula de identidad, que en aquél tiempo se hacía en la alcaldía", cuenta a BBC Mundo Héctor Bernabé Recinos.

El presidente del Comité de Presos Políticos de El Salvador (Coppes) hace referencia a la imagen incluida en el Libro Amarillo, un documento presuntamente elaborado por militares salvadoreños durante la guerra civil (1980-1992).

El de Recinos es uno de los 1.975 nombres contenidos en la supuesta "lista negra".

El Libro Amarillo fue descubierto hace cuatro años y en 2013 se anunció que se estaba cotejando su información.

Ahora tres instituciones estadounidenses han presentado el resultado del primer análisis.

Derechos de autor de la imagen UWCHR
Image caption El "Libro Amarillo" tiene fecha de julio de 1987.

Tras comparar el documento con archivos históricos, el Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Washington (UWCHR, por sus siglas en inglés), junto al Archivo Nacional de Seguridad de Estados Unidos y el Grupo de Análisis de Datos de Derechos Humanos, llegaron a la conclusión de que el 43% de las personas incluidas en el registro, cuatro de cada diez, fueron torturadas, desaparecidas o asesinadas.

Por lo tanto, según estos el Libro Amarillo sería la primera prueba de que el gobierno de El Salvador creó una estructura de escuadrones de la muerte liderada por el Ejército y cuyo objetivo era perseguir y exterminar a opositores políticos.

BBC Mundo solicitó una entrevista con el presidente Salvador Sánchez Cerén -incluido en el registro- para conocer la credibilidad que el gobierno otorga al documento y las potenciales consecuencias que su publicación podrían tener.

El subsecretario de comunicaciones de la Presidencia, Antonio Rivera, informó que el mandatario "no tiene intención de hacer declaraciones al respecto".

Altos cargos y perfiles bajos

La portada del Libro Amarillo tiene una instrucción escrita a mano: "Que lo usen. Sacar fotocopia de fotografías y ponerlo en el boletinero para que conozcan a sus enemigos".

Y la primera página reza: "Álbum fotográfico de los delincuentes terroristas de las diferentes organizaciones que integran al FMLN/FDR (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y el Frente Democrático Revolucionario). Julio (1)987".

Derechos de autor de la imagen UWCHR
Image caption El documento recoge 1.975 nombres de "opositores políticos".

Además de los nombres y las fotografías, el registro incluye el seudónimo, la organización a la que el "enemigo" pertenecía y su cargo en ella.

El registro comprende a dirigentes de la exguerrilla, partidos políticos de oposición, líderes sindicales y gremiales y docenas de ciudadanos identificados como participantes de otras organizaciones consideradas hostiles.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Según Naciones Unidas la guerra civil salvadoreña dejó un saldo de 75.000 asesinados y miles de desaparecidos

El actual presidente salvadoreño, conocido durante la guerra civil como "comandante Leonel González", está identificado con el código D21. Es referido como el primer responsable de FDR, las Fuerzas Populares de Liberación "Farabundo Martí", el más antiguo de los cinco grupos que en 1980 convergieron en el FMLN.

El registro también incluye a los excomandantes guerrilleros Facundo Guardado y Joaquín Villalobos y al exembajador en Washington Rubén Zamora.

Pero también hay perfiles más bajos en las 270 páginas del documento. Como el de Recinos, por entonces secretario general de la Federación Nacional Sindical de Trabajadores Salvadoreños (Fenastras).

Encarcelado sin juicio y torturado

Héctor Bernabé Recinos Aguirre aparece en las páginas 213 y 222 del Libro Amarillo. Es el R32, sin seudónimo, un partidario "político" (no "combatiente" o "miliciano") del RN/FARN (Resistencia Nacional/Fuerzas Armadas de la Resistencia Nacional) según el registro.

Su nombre también aparece en otros archivos: en un documento preparado por Coppes en 1980 y que detalla los casos de 24 prisioneros políticos, en una lista de presos de la cárcel de Santa Tecla (El Salvador) y en dos documentos desclasificados del Departamento de Estado de EE.UU..

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Salvador Sánchez Cerén está identificado con el código D21. Es referido como el primer responsable de FDR.

Pertenece, además, al 43% de los que sufrieron violaciones a los derechos humanos.

El 22 de agosto de 1980 lo detuvieron unos hombres vestidos de civil, presuntamente vinculados a la Guardia Nacional, un cuerpo policial de carácter militar fundado en 1912 y disuelto en 1992, tras la guerra, en cumplimiento de los acuerdos de paz.

Tras la detención fue encarcelado sin juicio y torturado. Así lo reportó Amnistía internacional en 1985 y así lo cuenta él mismo.

"La extrañeza no fue para tanto", dice por teléfono desde San Salvador ante la pregunta de cuál fue su reacción ante la existencia del Libro Amarillo. Siempre sospechó de la existencia de listas negras.

Pero "vivir para ver este libro te hace sentir feliz por estar vivo, de que no te mataran. Porque la decisión de eliminarte (a quienes estaban en la lista) estaba tomada".

Hasta la fecha no ha habido una investigación oficial sobre su encarcelamiento ilegal y las torturas a las que fue sometido.

En marzo de 2013 presentó una demanda penal contra las autoridades salvadoreñas por torturas, detención ilegal y crímenes contra la humanidad.

Al preguntarle en qué quedó la denuncia, contesta: "Estamos esperando que nombren a un fiscal".

Sin investigar

Tampoco se ha investigado la desaparición forzosa de su esposa e hija.

El 20 de agosto de 1982, cuando Recinos llevaba dos años en prisión, María Adela García y su hija de 13 años, Ana Yanira Recinos García, fueron desaparecidas.

"Lo que quiero es saber dónde está mi hija, dónde mi mujer. ¿Dónde las llevaron? Hay testigos que las vieron en custodia policial. ¿Qué les hicieron? ¿Dónde las busco? ¿Quién es el responsable?".

Ellas no aparecen en el Libro Amarillo.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El "Libro Amarillo" recoge el nombre de casi 2.000 personas, pero otras miles siguen desaparecidas.

Sin embargo, Recinos espera que la publicación del documento y la investigación hecha a partir de éste sea el "primer paso".

De momento Coppes, la organización que ayudó a fundar para "exigir los derechos de las presas y los presos políticos que aún siguen vivos y fueron torturados, de aquellos que murieron y de los que están como desaparecidos", está difundiendo la información del Libro Amarillo.

"Esto es sólo el inicio de un trabajo de mediano y largo plazo".

Negación a abrir archivos

Según Naciones Unidas, la guerra civil salvadoreña dejó un saldo de 75.000 asesinados y miles de desaparecidos.

En 1993 la Comisión de la Verdad de la ONU, un organismo establecido por los Acuerdos de Paz de Chapultepec para investigar las más graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la guerra civil en El Salvador, atribuyó la mayoría de los crímenes al Estado y a sus fuerzas de seguridad.

Pero la Ley de Amnistía de 1993 supuso la impunidad para todos estos crímenes.

A su vez, en los últimos 25 años los sucesivos gobiernos salvadoreños han negado la existencia de cualquier archivo que demuestre la responsabilidad del Estado para con estos horrores.

Así lo hizo el gobierno de derecha de Alianza Republicana Nacionalista (Arena) entre 1989 y 2004.

Más recientemente, durante el gobierno de FMLN, el ministro de Defensa, David Munguía Payés, se ha negado a abrir los archivos de las Fuerzas Armadas.

BBC Mundo intentó sin resultados comunicarse con el ministro para preguntarle si tras la salida a la luz del Libro Amarillo y el consiguiente análisis, existe la intención de desclasificar documentos militares.

Credibilidad

Quien sí habló con BBC Mundo sobre la credibilidad del documento es uno de los investigadores que trabajó en el proyecto UWCHR, Phil Neff.

"Confiamos en la autenticidad del Libro Amarillo. Por supuesto, no podemos asegurarlo al 100%, pero nuestras investigaciones nos han dado varias razones para creer que es producto de la sección C-II de la inteligencia militar del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas", explica desde Washington.

Neff insiste en que el 43% de los registrados en el documento coincide con los incluidos en otros archivos sobre violaciones de derechos humanos; concretamente con uno de la organización no gubernamental Comisión de Derechos Humanos de El Salvador (CDHES); uno de los informes publicados por Tutela Legal del Arzobispado, sistematizados por El Rescate; y dos bases de datos de la Comisión de la Verdad, una hecha en base a testimonios directos y otra con "fuentes indirectas".

Los casos de estudio, dos además de el de Recinos, también afianzan su credibilidad.

"Y la tercera razón es el formato del documento", señala el investigador.

"El formato del Libro Amarillo concuerda con el de otros documentos de la inteligencia militar de la misma época que nuestros compañeros del Archivo Nacional de Seguridad han analizado", dice.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La Ley de Amnistía de 1993 supuso la impunidad para todos los crímenes cometidos durante la guerra civil salvadoreña.

Se refiere al Diario Militar de Guatemala, un listado de 183 personas desaparecidas a manos de las fuerzas de seguridad entre agosto de 1983 y marzo de 1985 y que fue publicado por primera vez en mayo de 1999.

"Aunque éste (el Diario Militar) proporciona información más amplia sobre las personas mencionadas, incluye secciones similares a los del Libro Amarillo. Hasta la tipografía utilizada es igual", indica. "El Diario Militar ha sido ampliamente analizado y su autenticidad no está en duda".

Por ello, "la publicación del Libro Amarillo es un reto directo al continuado silencio y la negación de los militares a sacar a la luz los archivos correpondientes a la época".

Contenido relacionado