Descubren los orígenes del sexo

Microbrachius dicki Derechos de autor de la imagen other
Image caption El primer acto sexual se realizó de lado, como si fuese una danza.

El primer acto sexual tuvo lugar en un antiguo lago de Escocia.

Ésa es la conclusión de un equipo internacional de expertos que dice haber hallado el origen de la cópula.

Según los expertos, el pez llamado Microbrachius dicki es el primer animal que empezó a reproducirse mediante la fertilización interna.

Este pez primitivo, que tenía una longitud de 8 centímetros, vivía en una serie de lagos de la región que hoy es Escocia, hace 385 millones de años.

La investigación fue publicada en la revista Nature.

"Hemos definido el punto exacto en la evolución donde se originó la fertilización interna en todos los animales", señaló John Long, autor principal del estudio de la Universidad Flinders de Australia.

"Esto es realmente un gran paso".

De costado y como una danza

El descubrimiento, explicó el científico, ocurrió mientras estudiaba una caja de fósiles de peces antiguos.

Derechos de autor de la imagen OTHER
Image caption Los fósiles de Microbrachius dicki son comunes. Pero recién ahora los investigadores notaron que estos peces tenían órganos sexuales.

Long notó que uno de los especímenes de M. dicki tenía un extraño apéndice en forma de L.

Cuando los científicos analizaron esta característica en más detalle, se dieron cuenta de que este apéndice era el órgano sexual masculino del pez.

"El macho tenía unas extremidades grandes y huesudas que usaban para transferir el esperma a las hembras", dijo Long.

La hembra, por su parte, tenía una pequeña estructura ósea en la parte trasera que le permitía asegurar el órgano masculino en posición.

Debido a su anatomía, lo más probable es que se aparearan de costado.

"No podrían haberlo hecho en la posición del misionero", aseguró Long. "El primer acto sexual se realizó de lado, como si fuera una danza".

Y los peces podían mantenerse en esta posición gracias a sus pequeñas extremidades.

"Estos pequeños brazos fueron muy útiles para unir al macho y a la hembra. Así, el macho podía colocar su órgano sexual en forma de L en posición, para engancharse con los genitales de la hembra que son tan ásperos como un rayador de queso", explicó el investigador.

"Estos funcionan como una suerte de Velcro, manteniendo en posición al órgano masculino para que pueda transferir el esperma".

Marcha atrás

Para sorpresa de los investigadores, este primer intento de reproducción interna no se mantuvo por mucho tiempo.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Con la evolución, los peces abandonaron la fertilización interna.

A medida que continuaron evolucionando, los peces retornaron a su antiguo método de reproducción en el cual los huevos y el esperma son expulsados por la hembra y el macho respectivamente para que se produzca la fertilización.

Tuvieron que pasar varios millones de años para que regresara la cópula, que reapareció en los ancestros de los tiburones y las rayas.

"El grupo de los placodermos (que incluye al M. dicki) es un grupo muy conocido. Sus fósiles son bastante comunes, y no es que estos fósiles hayan sido encontrados en una región remota del mundo. Fueron hallados en Escocia", comentó, Matt Friedman, de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, respecto al descubrimiento.

"Es increíble que no lo hayamos notado antes".

Síguenos en Twitter @bbc_ciencia

Contenido relacionado