El paddle board: el deporte sobre olas para quienes "temen" al surf

Remando de pie en el atardecer
Image caption El surf de remo es cada vez más popular entre los aficionados a los deportes acuáticos gracias a su versatilidad.

Si no se atreven a practicar el surf o windsurf por miedo a no tener las habilidades necesarias para domar las olas, no se preocupen, no tienen que renunciar a navegar sobre el mar encima de una tabla.

El Stand Up Paddleboarding (SUP) -conocido en español como surf de remo o remo de pie- es una variante del surf que en los últimos años ha ido cobrando más adeptos hasta convertirse en una suerte de amenaza para el resto de deportes acuáticos con tablas.

Atrae a grandes y pequeños, se puede practicar en mar abierto pero también en lagos, ríos y bahías, y además ofrece la posibilidad de disfrutarlo con tablas inflables de fácil traslado.

Vea también: De Cuba a EE.UU. en paddle board

Medio de transporte para los polinesios

Originario de la Polinesia, donde los habitantes utilizaban este sistema para sus desplazamientos, fueron los hawaianos quienes hicieron evolucionar este deporte, que consiste en la simple navegación a bordo de una tabla -ligeramente más ancha que las tablas de surf- con la ayuda de un remo ajustable a la altura de cada persona.

En la década de 1960, los instructores de surf de la playa de Waikiki comenzaron a utilizar este tipo de tablas para monitorear mejor a sus alumnos.

Los surfistas hawaianos recurrieron además al surf de remo para entrenar y mantenerse en forma sin tener que depender de las olas o el viento.

Y es que mientras el surf necesita de olas y unas condiciones meteorológicas determinadas, el SUP se puede practicar en distintas situaciones, es muy versátil.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los surfistas dependen del viento y las olas para poder practicar el deporrte.

Ejercicio y diversión en uno

¿Es el surf de remo una forma divertida de hacer ejercicio o una manera deportiva de pasárselo bien?

En cualquier caso, para iniciarse sólo se necesita un mínimo de equilibrio y de fuerza para mantenerse en pie sobre la tabla e impulsarse en el agua.

La intensidad del ejercicio depende del esfuerzo que cada uno quiera invertir y también del viento y del estado del agua en que se navegue: más o menos agitada, con mayor o menor corriente.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption También se puede viajar sobre la tabla de rodillas o sentado.

En el mar abierto, con olas y corrientes oceánicas, el ejercicio será intenso.

Musculación y equilibrio

Los principales beneficios de este deporte, le dicen a BBC Mundo Jim y Paula Hennessey, de Walk on Water Fitness en Florida, son la mejora del equilibrio y el fortalecimiento de los músculos, sobre todo los del torso, el abdomen y las piernas.

Quienes practican el SUP usan prácticamente cada músculo del cuerpo en un momento u otro: los de las piernas se ejercitan para poder mantener el equilibrio; los de brazos, espalda y hombros, para impulsar la tabla en el agua.

Los reflejos se potencian de forma casi inconsciente y los beneficios se notan posteriormente en tierra fime, donde muchas actividades y deportes requieren de buen equilibrio.

Sin duda no faltarán las caídas al agua, sobre todo al principio, pero con el calor del sol y del esfuerzo, ¿a quién le molesta refrescarse?

Derechos de autor de la imagen epa
Image caption El paddleboarding es un deporte de bajo impacto para el cuerpo.

Bajo impacto

Además, el surf de remo es un deporte de bajo impacto para el cuerpo.

Es poco probable que se dañen los tendones y ligamentos de las articulaciones y es un ejercicio especialmente recomendable para corredores que sufren lesiones en las espinillas, dolor de rodillas o de caderas.

"Es también un método excelente para lidiar con el estrés", señala Paula Hennessey.

"Remando sobre el agua puedo sentir literalmente el cuerpo y la mente relajándose en cuanto cojo el ritmo".

Yoga sobre la tabla

Una de las más recientes novedades es la combinación del surf de remo con el yoga.

El yoga requiere concentración, aguante y paciencia, y la tabla aporta una dimensión extra de equilibrio.

El entorno y la placidez del agua ayudan a alcanzar el ánimo idóneo para la meditación y la práctica de esta disciplina.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Los aficionados al yoga pueden practicarlo sobre una tabla de surf.

Contenido relacionado