¿Era mejor Lego cuando sus juguetes eran más simples?

Lego la compañía Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Lego es una compañía danesa fundada en 1949 dedicada a la industria de los juguetes.

"Lego, la película", de 2014, fue un éxito de taquilla. Estaba basada en los personajes y paisajes creados por la empresa danesa de bloques de juguete.

Una de las premisas de esta historia era la lucha entre los usuarios que siguen sus instintos creativos (maestros constructores) contra aquellos que seguían las instrucciones dictada por el emporio del Señor Negocios.

Esa confrontación parece haberse trasladado a la realidad.

Lea: La compleja tecnología detrás de la película de Lego

Recientemente se realizó en Londres Brick 2014, la feria anual de fanáticos de Lego y una de las críticas que más se escuchan es que la empresa ha perdido la imaginación y su capacidad de inspirar la creatividad.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La idea central de los bloques han sido siempre el de la construcción de objetos para jugar.

"Lego, hace algunos años, fue mucho más simple", dicen algunos.

La razón principal de estos dardos contra Lego es que ahora los famosos bloques son muchos más diversos y sobre todo, más específicos, lo que va en contravía de lo que antes era su inspiración: el ingenio a partir de lo básico.

El cuaderno de instrucciones

Actualmente la empresa danesa tiene en su catálogo unos 3.000 tipos de partes.

Se pueden ver bloques con el sombrero de Gandalf -que solo le sirven a la figura de Gandalf- o el ala de un dinosaurio volador que es exclusiva de este tipo de figuras.

Lea: Caminar aumenta nuestra creatividad

Además la mayoría de los productos llegan acompañados con un cuadernillo de instrucciones que, según dicen los críticos de la empresa, restrigen la creatividad de las personas –sobre todo niños- que los utilizan e invitan a seguir las indicaciones para construir algún juguete.

Image caption Muchos quieren volver a la premisa de construir modelos a escala como este sin seguir instrucciones.

Lo cierto es que algunos de los asistentes a Brick 2014 prefieren los bloques tradicionales y han levantado un sitio en internet ( www.bricklink.com) donde comparten sus creaciones.

Actualmente tienen 2.000 usuarios que compran y venden este tipo de figuras.

Y en la feria de Londres exhibieron su capacidad creativa utilizando solo las partes básicas.

Por ejemplo, una réplica a escala de la estación londinense de trenes de St. Pancras y un enorme mosaico están entre las creaciones.

"No somos menos creativos"

Para el vocero de Lego, Roar Rude Trangbaek, afirmó que las críticas contra la empresa no son reales.

"No es cierto que ahora seamos menos creativos. Los niños todavía pueden tener sus bloques y además los pueden combinarentre ellos para crear cualquier cosa", dijo Trangbaek.

Y añadió: "Probablemente los bloques van a terminar en una caja enorme en la sala de casa que serán como una enorme piscina de creatividad".

Derechos de autor de la imagen Lego
Image caption Muchos de los críticos de Lego afirman que la compañía ha perdido el espíritu simple de los primeros juguetes.

Por supuesto la idea de Lego de comercializar cajas con un propósito específico no es nueva.

En 1964 vendió el primer producto que venía con una libreta de instrucciones. Todo esto junto a su modelo tradicional de vender cajas con cilindros y bloques.

Cero educativos

Para el bloguero especializado en el tema Chris Swan, la verdad es que la introducción de las instrucciones pudo ser el principio de lo que ahora se le critica a Lego.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Una de las razones para el buen momento financiero de la compañía fue el éxito de "Lego, la película".

"Lego me enseñó el arte creativo de la destrucción: la necesidad de romper algo con la idea de hacer algo mucho mejor", escribió hace poco.

Y añadió en el texto: "Estos modelos específicos, basados en seguir instrucciones, eligen la preservación sobre la destrucción y tristemente eso lo convierte en un juguete menos útil, menos educativo, y para mí, menos divertido".

Sin embargo, ambas líneas –la de los bloques sueltos y los del cuadernillo de instrucciones- le han servido a Lego durante décadas, con modelos tan exitosos como la de los superhéroes o la saga de Harry Potter, además de sus productos históricos.

Hacia la bancarrota

Pero en el año 2000, Lego hizo una movida que no le salió tan bien.

Ese año lanzó los modelos de Nick Bluetooth y Jack Stone, que estaban orientados a ser figuras de acción -animados por el auge de las consolas de videos juegos- más que bloques de construcción.

Por ejemplo, uno de los lanzamientos de Jack Stone estaba compuesto por siete partes. Otro modelo, basado en la serie de dibujos animados Galidor, tenía tres partes que solo se podían utilizar en este diseño.

Estaba compuesto por cuatro piezas.

Derechos de autor de la imagen Alamy
Image caption Algunos modelos son criticados por el excesivo número de partes para ser ensamblados.

"La falla de Lego fue que creó modelos de construcción que no tenían ningún reto de construcción. Fue un desastre financiero", le dijo a BBC David Robertson, autor del libro "Brick by Brick" (Bloque por bloque).

Según Robertson, crear un nuevo bloque de Lego puede costar alrededor de unos US$50.000. De ese modo, los sets de Jack Stone o Nick Bluetooth resultaron poco rentables para la compañía.

En 2003, Lego comenzó a sufrir financieramente.

Se decidió volver al modelo de la creatividad a través de la construcción.

Fueron abandonados los proyectos de figuritas de acción como Golider y se enfocaron en las sagas de Harry Potter y la licencia que habían firmado con DC Comics para representar a Batman, Superman y la Mujer Maravilla.

Locura comercial

"No tiene sentido decir que Lego hace partes especializadas. Eso es una locura comercial. Para mí esas críticas están basadas más en una falsa nostalgia que encuentro bastante irritante", dijo el profesor de medios, arte y diseño de la Universidad de Westminster, David Gauntlett.

Y añadió: "Desde que la empresa estuvo al borde de la quiebra 12 años atrás, ha hecho un notorio cambio en abrazar el espíritu del concepto original y no hacer las cosas estúpidas que hizo antes".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Voceros de la compañía afirman que los productos de Lego continuarán enfocados en el modelo de la construcción.

Este año la empresa registró ganancias cercanas a los US$200 millones, gracias en parte al tremendo éxito de "Lego, la película".

Actualmente está cerca de convertirse en la empresa de juguetes más grande del mundo.

"Todo lo que hacemos ahora está relacionado con la construcción", dijo el vocero Trangbaek.

Y añadió: "Vamos a dejar que otras compañías hagan los juegos de computadores y las películas. Nosotros vamos a concentrarnos en los bloques de plástico".