El curioso método de las anguilas eléctricas para cazar a sus presas

Anguila eléctrica Derechos de autor de la imagen Kenneth Catania
Image caption Las anguilas eléctricas pueden con sus descargas obligar a sus presas a revelar donde están escondidas.

Una descarga de una anguila eléctrica hace mucho más que dejar pasmada a su presa.

De acuerdo a nuevo estudio publicado en la revista Science, estos animales pueden usar sus órganos eléctricos para controlar remotamente a los peces que intentan atrapar.

Media playback is unsupported on your device

Haga clic aquí para ver a la anguila en acción.

Kenneth Catania, investigador de la Universidad de Nashville, en Estados Unidos, descubrió que las descargas eléctricas de las anguilas hacen que se crispen los músculos de su presa.

Esto convierte a los peces en presas mucho más fáciles de capturar, ya sea porque quedan inmovilizadas o porque saltan, revelando así el lugar donde estaban escondidas.

Lea: El pez sudamericano que inspira robots en Estados Unidos

Control a distancia

Catania, autor principal del estudio, puso a prueba las habilidades de las anguilas en unos pequeños tanques con peces.

Cuando la anguila detectó a su presa, realizó una serie de descargas eléctricas que dejaron al pez inmovilizado.

La investigación reveló que estos pulsos eléctricos activaron directamente los nervios que controlan los músculos de la presa.

"Cuando los pulsos se volvieron más lentos -cuando la anguila se cansó hacia el final del ataque- pudimos ver cómo los peces se retorcían, con un movimiento crispado por cada pulso", explica Catania.

"Esto nos muestra que la anguila puede acceder al sistema nervioso de su presa y controlar sus músculos".

Lea también: Nueva anguila del Pacífico es un "fósil viviente"

Electricidad para cazar y para buscar

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption La anguila emite descargas dobles de electricidad cuando está buscando comida.

En observaciones posteriores de las estrategias de caza de la anguila, el investigador notó que las criaturas emitían dos pulsos cuando su alimento potencial no estaba a la vista.

"Desde los años 70 se sabe que las anguilas descargan este par de pulsos -o dobletes- cuando exploran el ambiente en busca de comida", dice.

"Por lo general, ocurre cuando están excitadas y saben que hay comida cerca, pero no pueden encontrarla".

"Resulta que lo que esto genera es una contracción muy fuerte y rápida en los músculos".

Y esta contracción en los músculos de la presa la hacen saltar y mostrar donde está escondida.

"Eso quiere decir que las anguilas tienen una forma eficiente de provocar una sacudida fuerte en su presa", le explica Catania a la BBC.

"Tú y yo no podríamos activar cada músculo de nuestro cuerpo a la vez, pero las anguilas pueden hacer eso de forma remota en sus presas".

"Pueden inmovilizar completamente a su presa o pueden hacer que se mueva, dependiendo de lo que quieran hacer".

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK
Image caption La anguila eléctrica puede llegar a medir hasta dos metros y pesar hasta 20 kilos.

Otros investigadores están estudiando a estos animales a nivel molecular, para ver cómo estos y otros peces eléctricos logran "fabricar" una batería a partir de tejido muscular.

"Es sorprendente, en primer lugar, cómo pueden generar electricidad", señala Catania.

"Y usar eso para controlar el sistema nervioso de sus presas es increíble", concluye el científico.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contenido relacionado