El hombre que lidera al Talibán en su cruenta guerra contra la educación

Mulá Fazlullah. Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El Mulá Fazlullah está absolutamente comprometido con comunicar su causa, según un corresponsal de la BBC que lo entrevistó.

"Pronto daremos una buena y dura lección al gobierno de Pakistán", advirtió el Mulá Fazlullah, actual líder del Talibán en Pakistán, a un corresponsal de la BBC que se reunió con él en el valle Tirah, un remoto y montañoso distrito en el norte del país.

Era 2009 y faltaban cuatro años para que lo nombraran sucesor de Haki Mehsud al frente de la organización que defiende y predica una línea dura del Islam sunita.

Mehsud había sido dado por muerto en un ataque de Estados Unidos con aviones no tripulados en noviembre de 2013.

Sin embargo, para entonces Fazlullah, un hombre alto y de fuerte constitución, ya daba daba pistas de sus características.

De hecho, el periodista de la BBC reconoció que le había impresionado su intensidad y su determinación en instaurar la sharia o ley islámica en Pakistán.

"Tiene una poderosa personalidad, es muy serio y radical. Fue cordial, pero absolutamente comprometido en comunicar su causa", declaró el corresponsal tras la entrevista con el mulá.

Lea también: El Talibán paquistaní elige nuevo líder

"Mulá Radio"

Fazlullah llevaba más de media década transmitiendo su doctrina.

Lo hacía con sermones diarios, a través de una radio ilegal, en el valle de Swat, región montañosa en la que creció.

Comenzó con la actividad radiofónica cuando salió de la cárcel, después de cumplir una condena de 17 meses por su participación en los combates contra las tropas estadounidenses en 2001, dirigidas por su mentor, Maulana Sufi Mohammad.

Desde su emisora arremetía contra Estados Unidos, el Estado de Pakistán, el cine, la música, la televisión, la vacuna de la polio y demás actividades antiislámicas, de acuerdo a su interpretación radical de la sharia.

Con su carisma y lirismo ganó adeptos, además del sobrenombre "Mulá Radio".

Y uno de sus temas más recurrentes era la educación femenina, así como el de otros clérigos que participaban en el adoctrinamiento a través de las ondas.

De palabras a hechos

"Desde el 15 de enero (de 2009) no estará permitido que las niñas acudan a la escuela", anunció en la radio el mulá Shah Doran, el segundo al mando del Talibán en el valle de Swat.

Y pronto de las palabras pasarían a la acción.

Según un informe del Ejército paquistaní de aquella época, los talibanes habían decapitado a 13 niñas, destruido 170 escuelas y colocado bombas en otras cinco.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La campaña de Malala Yousafzai por la educación la ha hecho merecedora del Premio Nobel de la Paz este año.

Pero hubo un hecho concreto que puso en la mira internacional la cruzada del Talibán contra la educación.

Ocurrió en 2012, el 9 de octubre.

Malala Yousafzai, una niña de 15 años, hoy premio Nobel de la Paz y defensora de la escolarización de todos los niños, recibió un disparo en la cabeza cuando regresaba en autobús de la escuela a su casa en la ciudad de Mingora, en el noroeste de Pakistán.

Lea también: La increíble historia de Malala, la niña que el Talibán no quería que estudiara

"Responsabilidad última"

Malala había alcanzado la notoriedad cuando el Ejército echó al Talibán del valle de Swat en 2009.

Entonces se reveló que era ella la que se escondía tras el seudónimo Gul Makai, la autora de un diario, publicado en la página web de la BBC en urdu, en la que contaba cómo era vivir bajo el Talibán, cómo iban aumentando las restricciones hasta que cerraron todas las escuelas de niñas.

"El Talibán emitió una fatua que prohíbe ir a la escuela a todas las niñas", escribió en una de las entradas. "(Hoy) solo asistieron a clase 11 de las 27 alumnas".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Fazlullah se atribuyó "la responsabilidad última" del ataque a Malala Yousafzai.

Por esas frases le dispararon en la cabeza.

La orden vino de Fazlullah. Él mismo se atribuyó "la responsabilidad última".

Asímismo, se le cree detrás de la mayor masacre del Talibán en Pakistán, el asalto de este martes a una escuela gestionada por el Ejército en Peshawar, en el que murieron 141 personas, 132 de ellas menores.

Lea: Cómo se llegó a la peor masacre del Talibán en Pakistán

Otro ataque a la escolarización, que el Talibán, al adjudicarse la autoría, describió como una respuesta a la reciente ofensiva de los militares paquistaníes en Waziristán del Norte.

Líder respetado

Estos ataques dejan claro que Fazlullah es un hombre de acción, aunque él se vea a sí mismo como un erudito.

Gracias a ello se ganó el respeto de los anteriores líderes talibanes.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Fazlullah creció en el valle de Swat.

Era un hombre joven (hoy tiene 39 años) cuando logró la confianza de Maulana Sufi Mohammed, el fundador de Tehrek-i-Nefaz Shariat-i-Mohammedi (TNSM).

Esta facción encabezaría después la sublevación Talibán en el norte del país, ya bajo el mando de Fazlullah.

Y es que Talibán de Pakistán no es un cuerpo unitario, sino un conglomerado más o menos heterogéneo de unas 30 milicias islamistas procedentes de la región tribal que bordea la frontera de ambos países.

Hoy los analistas consideran a Fazlullah más despiadado con su predecesor, Ha, y extremadamente cercano al Talibán afgano.

Contenido relacionado