Tania Bruguera, la artista que desafía al gobierno de Cuba

Tania Bruguera Derechos de autor de la imagen reuters
Image caption La artista cubana, residente en EE.UU., fue detenida por tercera vez en dos días este jueves.

La controversial artista cubana Tania Bruguera ha sido detenida tres veces durante los últimos días, según disidentes en Cuba, en relación con una performance que planeaba realizar el pasado martes en La Habana pero que no pudo llegar a concretar.

Muchos consideraban la iniciativa una primera prueba de tolerancia para el gobierno cubano, luego de que a mediados de mes Washington y La Habana anunciaran su decisión de normalizar relaciones diplomáticas suspendidas hace más de medio siglo.

Lea también: Disidentes cubanos denuncian nuevos arrestos

Ahora la artista, señalan disidentes en Cuba, está siendo acusada de "resistencia y desorden público" por la frustrada acción artística.

Además de Bruguera, el martes también fueron detenidos varios conocidos disidentes cubanos, como Antonio Rodiles, Reinaldo Escobar –esposo de la famosa bloguera Yoani Sánchez– y Eliecer Ávila, del grupo "Somos Más".

Bajo el proyecto artístico "El susurro de Tatlin #6" Tania quería colocar un micrófono abierto en la Plaza de la Revolución de La Habana para que los ciudadanos expresaran sus opiniones sobre el futuro de Cuba, pero el gobierno le negó el permiso para el evento.

El Consejo Nacional de las Artes Plásticas de Cuba (CNAP) calificó de "inaceptable" la propuesta de la artista y la oficialista Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) declaró que Bruguera tenía una "evidente intención política" y que la artista "no busca otra cosa que un protagonismo circunstancial".

Lo que hace

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Bruguera quería colocar un micrófono abierto en La Plaza de la Revolución para que los ciudadanos expresaran sus opiniones.

Tania Bruguera es una artista reconocida internacionalmente por sus provocadoras propuestas sobre el poder y los controles sociales.

"Yo me crié fuera de Cuba porque mis padres trabajaban fuera, para el gobierno", señaló la artista en una entrevista al sitio artscoming.com

"Nunca sentí que uno hacia arte por placer sino porque era una herramienta", agrega.

Después de adelantar estudios en Cuba hizo una maestría en arte de "performance" en Estados Unidos.

"Quiero que la gente recuerde la obra de arte no como una imagen sino como una experiencia", dice la artista.

Tania tiene nacionalidad cubana, pero "ella vive donde su obra se desarrolla", le dijo su hermana, Deborah, a BBC Mundo en conversación telefónica desde Italia, donde vive y administra la plataforma Yo También exijo que promocionó el frustrado evento de La Habana.

Por eso desde 2011 vivía en Estados Unidos, donde estuvo trabajando en un proyecto a largo plazo sobre un movimiento migrante internacional.

Derechos de autor de la imagen afp
Image caption Las autoridades no dieron permiso para el evento que Bruguera organizaba en La Habana.

La artista también vivió en Francia, donde dio clases en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París (ENSBA por sus siglas en francés).

Según Deborah, Tania tenía planeado viajar a Berlín estos días para participar en un evento de arte político, y después a Suecia, donde iba a pasar muchos meses para desarrollar un proyecto artístico.

Pero ahora la artista está siendo acusada de "resistencia y desorden público" por la acción artística que finalmente no se concretó.

Tania es una persona muy conocida a nivel internacional, por eso Deborah no teme por ella.

"A Tania no le hacen nada por que le tienen miedo", le dijo Deborah a BBC Mundo, agregando que en su último contacto telefónico el jueves la artista le dijo que estaba buscando información sobre las otras personas detenidas.

Debió hablar ella

Bruguera ya ha realizado presentaciones similares a la que aspiraba hacer en la Plaza de la Revolución dentro de Cuba abordando el debate sobre la libre expresión.

En 2009, convocó a una versión del Susurro de Tatlin, organizado en la X Bienal de La Habana.

En esa ocasión invitó a decenas de personas a expresar su pensamiento sin restricciones en un podio en el Centro Wilfredo Lam, el foco neurálgico de la bienal.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La artista fue fotografiada el pasado 31 de diciembre cuando fue liberada brevemente tras su primera detención.

El escenario hacía alusión al icónico podio en el que Fidel Castro hizo su histórico discurso tras el triunfo de la revolución y, durante el cual, una paloma blanca se posó en su hombro.

En el evento estaba la curadora independiente Gabriela Salgado, que describió a BBC Mundo como Bruguera había utilizado un momento icónico de la Revolución Cubana y lo había transformado en un momento de crítica y tensión.

Aunque Salgado reconoce el aspecto positivo de darle la palabra al pueblo, considera que Bruguera comprometió gratuitamente la seguridad de los interlocutores.

"Ella dejó que los otros hablaran, cuando la que debió haber hablado era ella", afirmó Gabriela Salgado.

"Tania es una artista protegida, reconocida en todo el mundo, intocable, así que ella no está expuesta como si lo están los que hablaron. Ellos son los vulnerables", expresó.

Contenido relacionado