¿Por qué las empresas chinas copian más que innovan?

Mall chino Derechos de autor de la imagen epa
Image caption Las empresas chinas han empezado a innovar para adaptarse a los gustos de su mercado local.

Cuando Brent Hoberman, el fundador de la tienda en linea de diseño y muebles, Mydeco.com, visitó China, había un hombre con un interés particular en reunirse con él.

Se ofrecía a reunirse con él a cualquier hora del día o de la noche.

Cuando finalmente se encontraron, el hombre explicó que en 2007 también había querido lanzar algún tipo de negocio en línea, pero que en ese momento no tenía idea de cómo hacerlo.

Entonces había encontrado a Mydeco.com y simplemente lo había copiado, con gran éxito, y quería expresar personalmente su gratitud a Hoberman.

Lea: piratería china hasta en la sopa

Halago

"Desde su perspectiva, era un halago. Y desde una perspectiva cultural, yo entiendo que la imitación es la manera más sincera de halagar a alguien", asegura Hoberman.

Pero para un occidental, esta clase de imitación resulta bastante escandalosa.

En China, no obstante, es bastante normal.

En 2011, un bloguero estadounidense descubrió una tienda Apple falsa, lo que llevó a una investigación oficial que descubrió 21 tiendas similares en el suroccidente del país.

Eran tan convincentes que incluso algunos de los empleados pensaban que trabajaban para el gigante informático estadounidense.

También hay hoteles chinos con nombres similares o idénticos a marcas occidentales conocidas como Marriot o Hyatt.

La embajada estadounidense estima que 20% de todos los productos de consumo en el mercado chino son piratas. "Si un producto vende, es probable que sea duplicado ilegalmente", advierte.

Lea: Pronto todos podremos ser piratas

Cultura

Derechos de autor de la imagen ap
Image caption La falsificación de productos ha sido frecuente en China.

La práctica de copiar y producir artículos falsificados está tan entrelazada con la cultura china que incluso hay una palabra para ello: Shanzhai.

Hasta el momento, esto no ha sido un gran problema.

El gigante asiático se ha expandido a tasas aceleradas por cerca de tres décadas, convirtiéndose en la envidia de sus rivales occidentales.

Pero a medida que se desacelera el crecimiento, los negocios chinos tendrán que innovar si quieren tener éxito no solamente en casi sino, más importante aún, en el extranjero.

Joe Baolin Zhou, gerente de la firma de educación privada Bond Education, cree que las firmas están ya empezando a hacer la transición. Dice que la tendencia a copiar se debía parcialmente de la especie de "fiebre del oro" que ocurrió cuando el gobierno chino empezó a abrir su economía en la década de 1980, permitiendo la empresa privada.

Gastar tiempo y dinero en investigación y desarrollo simplemente no era una opción para esos pioneros, que contaban con recursos limitados y personal sin experiencia.

"Los dueños de empresas que buscan éxito instantáneo simplemente copian. En esa época era una copia rígida y mecánica. Simplemente copiaban todo", asegura.

Nueva generación

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jack Ma es parte de una nueva generación china que cree más en la innovación.

En cambio, Zhou dice que la segunda generación de nuevos empresarios ya empezaron a innovar.

Señala al ejemplo de firmas como el gigante del comercio electrónico Alibaba y el servicio de mensajería WeChat, asegurando que aprendieron de sus rivales occidentales pero también desarrollaron y mejoraron sus servicios para el mercado chino.

Pero asegurar que la innovación ocurra con más frecuencia requiere un cambio radical en la manera como se manejan las firmas en China.

En ese país, lo normal es que la palabra del jefe sea absoluta.

Que un subalterno sugiera otra manera de hacer las cosas puede ser visto como una conducta irrespetuosa.

Deng Feng, jefe de la firma de capital de riesgo china Northern Light Venture, describe el actual estilo de liderazgo como "administrar" en vez de dirigir.

"Administrar en China quiere decir cómo controlar a la gente. Tenemos que cambiar la mentalidad de los empresarios chinos, para hacer que dirijan a la gente en vez de administrarla o decirles qué hacer", asegura.

Oriente y Occidente

Una manera en que las firmas pueden ayudar cambiar esas normas culturales es mediante el reclutamiento de personas provenientes de culturas diversas.

El gigante chino de las computadoras Lenovo, la mayor firma mundial de computadoras personales, tiene oficinas en más de 60 países y 40% de los miembros de su junta directiva son no chinos.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La economía china ha experimentado una formidable expansión en las últimas décadas.

Una buena parte de sus negocios de ultramar, incluyendo los de Europa, Estados Unidos y Japón, también está dirigida por personal local.

"Para Lenovo, es crucial que en el futuro pueda mezclar las culturas de Oriente y Occidente, porque los mercados a los que han entrado enfrentan rivales muy fuertes y una competencia feroz. Así que tendrán que combinar el poder de innovación de Occidente con la cultura de Oriente¨, dice el fundador Liu Chuanzhi.

Hay indicios esperanzadores en la segunda generación de empresas chinas fundadas después de la apertura de su economía, frecuentemente encabezadas por personas educadas en Occidente.

Viktor Koo, gerente de la enorme plataforma de videos compartidos Youku Tudou, frecuentemente descrita como el "Youtube chino" estudió en Estados Unidos y después trabajó en Silicon Valley antes de regresar a China.

Koo dice que desde el comienzo, cuando fundó Youku, la empresa desarrolló su propia tecnología así como programación original, mucho antes que sus contrapartes internacionales.

"Nosotros innovamos para adaptarnos realmente a lo que está pasando en nuestro mercado local. Bueno, hay que adaptarse. O de lo contrario, no ganarás. En el fondo, eso es la esencia de lo que pasa".

Contenido relacionado