Los últimos minutos del vuelo de Germanwings caído en Francia

  • Redacción
  • BBC Mundo
Pie de foto,

Los investigadores empezaron a analizar las conversaciones de cabina del vuelo 4U 9525 de Germanwing.

Los últimos ocho minutos del vuelo 4U 9525 de la aerolínea alemana Germanwings transcurrieron mientras la aeronave perdía altura rápidamente.

Los investigadores del Buró de Investigación y Análisis de la seguridad aérea de Francia (BEA, por sus siglas en francés) presentaron las primeras fotos de la caja negra con las grabaciones de cabina,

De la segunda, con los datos técnicos del vuelo, informaron que se ha recuperado el cascarón, aunque no el dispositivo de grabación, lo que da una idea de la dureza del impacto en el que se desintegró el Airbus A320 de Germanwings en el que viajaban 150 personas.

Pie de foto,

El avión perdió contacto con los radares franceses a los ocho minutos de haber empezado a decender rápidemente.

El jefe de la BEA, Remi Jouty, dijo a la prensa este miércoles que no tienen “la más mínima explicación” sobre las razones del accidente todavía, aunque dijo que se sabe que la aeronave todavía volaba al momento de estrellarse contra las montañas.

Hasta ahora, lo que los investigadores saben con certeza es que el avión descendió desde una altitud de 38.000 pies (11.582 metros) antes de estrellarse contra los Alpes franceses.

Había despegado de Barcelona a las 10:01 a.m (09:01 GMT) del martes con destino a la ciudad alemana de Dusseldorf, para un trayecto que debía tomar una hora y 38 minutos.

El Airbus 320 llevaba 150 personas a bordo.

144 eran pasajeros y seis pertenecían a la tripulación.

Según información oficial, 49 eran españoles y 67 eran alemanes, de los cuales 16 eran estudiantes de una escuela que habían ido de intercambio a una escuela cercana a Barcelona.

Los reportes iniciales de Flightradar24, un sitio web que rastrea el tráfico aéreo en todo el mundo, indican que el Airbus alcanzó los 38.000 pies -su altura de crucero- antes de comenzar a descender rápidamente, a las 10:47 AM (0947 GMT).

Según corroboró en una rueda de prensa el presidente de Germanwings, Thomas Winkelmann, el Airbus A320-211 empezó a descender un minuto después de alcanzar la altura de crucero.

Flightradar24 dijo que el Airbus estaba descendiendo a un ritmo de alrededor de 3.000-4.000 pies por minuto (unos 900-1.200 metros), lo cual es considerado normal cuando un aparato se aproxima a un aeropuerto.

Pie de foto,

El presidente de Germanwings dijo que han pasado pocas horas desde el accidente y que serán muy responsables con la información divulgada.

El contacto con la aeronave se perdió cuando alcanzó los 6.000 pies de altura (1.828 metros), a las 10:53 (09:53 GMT) ocho minutos después de haber iniciado la bajada.

Montaña cubierta de nieve

Posteriormente se supo que el Airbus cayó en una remota región montañosa cubierta de nieve, cerca de la estación de esquí de Pra Loup, en los Alpes, a 2.000 metros de altura.

Helicópteros identificaron restos del avión en la zona, a la que no se puede acceder por carretera.

Según el diario francés Le Monde, fue un ingeniero de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) quien activó la alerta a 10:30 a.m. informando a sus superiores de "una pérdida de contacto por radio con el avión".

Normalmente, un avión se conecta por radio con los controladores de tierra, pero esta mañana el A320 de Germanwings no respondió a varias llamadas, explicó Le Monde.

Pie de foto,

Aunque el clima era favorable este martes, se cree que las operaciones de rescate se complicarán por el pronóstico de nieve para el miércoles.

El ingeniero también encontró que el avión estaba fuera de su curso y que estaba perdiendo altitud.

"Fueron las coincidencias entre la pérdida de contacto por radio y el descenso las que condujeron al controlador aéreo a activar la llamada de socorro", escribe el diario parisino citando un comunicado de la DGAC.

Inmediatamente, fueron desplegados un avión caza de la fuerza aérea francesa y un helicóptero de la policía siguiendo los protocolos para la prevención de actos terroristas.

Las autoridades aseguran que no tienen una indicación clara de qué fue lo que causó el accidente.

El clima no tuvo que ver con el accidente

Paul Williams, científico atmosférico de la Universidad de Reading, en Reino Unido, le dijo a la BBC que de acuerdo con la información que hay disponible hasta ahora, es improbable que las condiciones meteorológicas hayan tenido algo que ver con el accidente.

Williams dijo que había una previsión de turbulencia en la ruta, pero "nada fuera de lo ordinario…nada con lo que una aerolínea moderna no pueda lidiar normalmente".

Pie de foto,

Los familiares de las víctimas se han acercado a los aeropuertos de Barcelona y Dusseldorf donde están recibiendo apoyo psicológico.

Reportes anteriores sugerían que el avión envió una señal de urgencia a las 10:47 (09:47 GMT), pero las autoridades alemanas confirmaron más tarde que la señal fue enviada por los responsables franceses cuando perdieron el contacto con el avión.

Winkelmann dijo que el capitán del avión llevaba más de 10 años volando con Germanwings.

La última revisión mecánica del avión fue el 23 de marzo, un día antes del accidente, y no presentó inconvenientes, según informó Winkelmann en la conferencia de prensa.