Los mejores ejercicios para tonificar los glúteos

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Unos glúteos fuertes brindan más beneficios que una buena apariencia o un mejor rendimiento deportivo.

La importancia de los glúteos en el cuerpo va mucho más allá del impacto visual que genera su estética, hasta el punto que para muchos es la locomotora que nos hace mover.

Está claro que el corazón, el cerebro y los pulmones, por mencionar algunos, son órganos vitales para cualquier función del ser humano, pero comparando el cuerpo con un automóvil, los glúteos vendrían a ser como el torque del motor, el que permite la tracción necesaria de las piernas para obtener su máxima potencia.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Subir escaleras es uno de los ejercicios recomendados.

Esto, unido al componente estético que brinda, hace que sea aún más relevante realizar un tipo de trabajo específico de ejercicios para obtener los mejores beneficios, tanto para mujeres como hombres.

"Los hombres cada vez más están incorporando los ejercicios de glúteos a sus rutinas", le comenta a BBC Mundo Francisco Sánchez Diego, director del centro femenino Vivafit de Santander, España.

"Pero también es cierto que siguen siendo una minoría. Las mujeres son las más interesadas porque buscan eliminar la retención de grasas que ocurre en esa zona debido a la hormona que poseen (estrógeno)".

Día a día

La experta en medicina deportiva Elizabeth Quinn resaltó en su columna en el sitio About Health la cantidad de personas que tienen glúteos débiles y escasos de potencia debido a la vida sedentaria que lleva el ser humano.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Los preparadores físicos recomiendos los entrenamientos de alta intensidad para quemar la grasa que se acumula en la zona.

"Muchos de nosotros pasamos la mayor parte del tiempo sentados. Esto tiene como consecuencia que se contraigan los músculos de las caderas y el tendón de la corva y que uno debilitados glúteos sean incapaces de funcionar correctamente".

Según Sánchez Diego, hay que tener en cuenta varios factores a la hora de trabajar los glúteos, comenzando por entender cómo están divididos.

"Están compuestos por tres partes -mayor, medio y menor- siendo el glúteo mayor y el glúteo medio los que más influyen en la forma y en la potencia que generan".

La alimentación es otro factor primordial, ya que la dieta y la calidad de los nutrientes son importantes para evitar una acumulación de grasa o aprovecharla para darle más volumen a esa zona del cuerpo.

"Está claro que se puede aumentar el tamaño del glúteo con un buen trabajo, pero que tiene que ir acompañado de una dieta específica. Puedes tener un estímulo celular, muscular, pero que si no tiene gasolina, si no tiene el nutriente fundamental para subir, no lo hace", destacó el director de Vivafit en Santander.

Genética

Un factor que influye mucho es el de la genética de las personas ya que hay metabolismos que con el mínimo esfuerzo consiguen resultados y hay otros que reaccionan más lentos.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Las mujeres suelen tener más dificultades para tonificar y aumentar la musculatura en los glúteos.

"El ejemplo que siempre comparto con mis clientes es que un caballo percherón nunca podrá ser un caballo fino árabe. Por eso es que gente que es muy grande óseamente jamás podrá llegar a ser fino. Nuestro cuerpos tienen unos límites", comparó Sánchez Diego.

La diferencia también es evidente entre hombre y mujeres.

"A las mujeres les cuesta generar músculo. Una cosa es que tonifiquen y otra cosa es que lo aumenten. El hombre no tiene tanto ese problema ya que cuenta con la hormona que hace potenciar y aumentar la musculatura, la testosterona".

Sánchez Diego explicó que muchas veces las mujeres cometen el error de confundir los trabajos aeróbicos como una vía para tonificar y darle forma a sus glúteos.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption No sólo se trata de hacer ejercicio, la dieta y la genética son factores que hay que tomar en cuenta para conseguir unos glúteos deseados.

"Al hacer mucho trabajo aeróbico se limpia toda la zona de retención de grasa, pero también se pierde el contorno y el volumen. Lo único que queda es el músculo. Si a eso le agregas que al mismo tiempo suelen hacer una dieta para bajar peso es prácticamente imposible que puedan mantener su forma y mucho menos aumentarla".

"Lo que se necesita es meter una carga en el que cueste mucho mover la extremidad y allí se produce ese incentivo, esa activación de la hormona masculina".

Alta intensidad

La clave para los trabajos de glúteos es hacer los ejercicios a la máxima intensidad posible, conocido como entrenamiento intervalo de alta intensidad o HIIT, por sus siglas en inglés, ya que estimula la producción de testosterona, la reducción de grasas y por tanto el fortalecimiento y aumento de la musculatura.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los velocistas suelen aprovechar la potencia de los glúteos para desarrollar su velocidad.

Lo que hay que tener presente es que siempre es recomendable buscar asesoría por parte de especialistas en preparación física o someterse a un examen médico para evitar riesgos de lesiones antes de hacer cualquier tipo de ejercicios.

Ejercicios recomendados:

  • Sentadillas; cuanto más abajo, más intensidad para el glúteo
  • Zancadas
  • Elevación de caderas
  • Pesos muertos
  • Patadas posteriores para glúteo; con el abdomen contraído para no castigar la zona lumbar.
  • Steps, simuladores de subir escaleras.

Por su experiencia, Sánchez Diego considera que todavía la mayoría de las personas, tanto mujeres como hombres, hacen este tipo de trabajo buscando un beneficio estético, "pero hay otros que lo que buscan son fines deportivos y mejorar el rendimiento".

Lea: Los explosivos ejercicios que buscan ahorrarte tiempo

"El glúteo, sobre todo al correr, es el que más potencia da. Cuando tienes la zancada hacia adelante, el que te da el mayor impulso es el glúteo mayor, que es el que en una carrera te brinda mayor propulsión de fuerza", explicó.

Además de la estética y rendimiento, unos glúteos fortalecidos también te permitirán mejorar la postura, ayudar a sentarte, a pararte, a recoger cosas livianas o pesadas. En fin, un bienestar físico en general.

Contenido relacionado