Yemen: la batalla por Adén, la puerta de entrada al Mar Rojo

Tanque en Adén. Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los enfrentamientos están teniendo lugar en cada calle.

Adén, la principal ciudad portuaria de Yemen, es actualmente un campo de batalla.

"La guerra está en cada calle, en cada esquina", explica Marie Claire Feghali, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja, a la agencia de noticias AFP.

"La situación es catastrófica, por decir lo menos", sentencia.

Y los enfrentamientos entre la coalición liderada por Arabia Saudita y los rebeldes hutíes que se levantaron contra el gobierno alegando que es corrupto no parece que vayan a cesar pronto.

Por el momento se están recrudeciendo día a día en esta ciudad sureña, una de las más importantes del país y también la puerta de entrada al Mar Rojo.

Más armas

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Los aliados están bombardeando posiciones de rebeldes.

Los rebeldes chiitas se hicieron con el control de la capital, Saná, el año pasado y desde entonces han ido apropiándose de cada vez más territorio.

Pero Estados Unidos anunció ya que aceleró la entrega de armas a los aliados del gobierno para que sigan bombardeando a las milicias chiitas.

Lea: Yemen: rebeldes hutíes toman el palacio presidencial en Adén

El martes, por ejemplo, la coalición atacó desde el aire una base militar en el centro del país, cerca de la ciudad de Ibb.

Allí se encontraban las fuerzas leales al expresidente Ali Abdullah Saleh que están luchando junto a los hutíes.

Derechos de autor de la imagen AFP GETTY
Image caption Los rebeldes se hicieron con el control de la ciudad el pasado año y desde entonces están avanzando.

Lea también: Viaje a Yemen, un país que se desintegra

Para combatirlas, Washington también está compartiendo información con la coalición para coordinar operaciones, de acuerdo al vicesecretario de Estado, Antony Blinken.

Blinken explicó que aumentaron el apoyo a Arabia Saudita, quien está "enviando un fuerte mensaje a los hutíes y sus aliados, advirtiéndoles de que no pueden invadir Yemen por la fuerza".

Por otro lado, Irán envió dos barcos de guerra a las aguas frente a Adén, aunque argumentando que el objetivo de estos es la protección ante la piratería.

Aunque los corresponsales de la BBC en la zona dicen que su presencia podría aumentar aún más las tensiones en el área.

Y es que Teherán se opone a los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudita, asegurando que son parte de una campaña militar para minar su influencia en la región.

"Crisis humanitaria"

Mientras, las agencias, que encuentran dificultades para hacer llegar la ayuda, han alertando de la "crisis humanitaria que se avecina" en el puerto yemení.

Lea: Cruz Roja encuentra problemas para entregar la ayuda a Yemen

De acuerdo a éstas, en los últimos 15 días de combates han fallecido 550 personas.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las agencias humanitarias calculan que en 15 días han muerto 550 personas.

Y según Unicef, el Fondo para la Infancia de Naciones Unidas, de los muertos 47 son niños.

La Organización Mundial de la Salud, por su parte, informó que cerca de 2.000 personas han resultado heridas en estas dos semanas.

Y estima que unas 100.000 han sido desplazadas.

La ciudad portuaria está prácticamente incomunicada desde que los rebeldes hutíes y sus aliados irrumpieron en ella en marzo, forzando al presidente Abdrabbuh Mansour Hadi a huir a Arabia Saudita.

Pero los enfrentamientos se han intensificado esta semana, y como consecuencia los hospitales están desbordados y los cuerpos yacen en las calles, de acuerdo a informes locales.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La Cruz Roja dijo a la BBC que mucha gente llega muerta a los hospitales o que muere en ellos.

"Estamos viendo a mucha gente llegar muerta a los hospitales o muriendo en estos", contó Robert Ghosen, el director de la Cruz Roja en Adén al programa Today de la BBC.

"Los centros de salud no cuentan con los suministros adecuados ni con el personal idóneo", añadió.

Por su parte, Nizma Alozebi, una estudiante de la ciudad, dijo a la BBC que la violencia ha llegado hasta áreas residenciales.

"La gente teme por su seguridad y sus pertenencias. Es una locura".

Contenido relacionado