Por qué cuesta tanto resistirse a los ojos de un cachorro

La reacción que tienes al mirar a este cachorro fue medida mediante análisis por unos científicos japoneses. Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La reacción que tienes al mirar a este cachorro fue medida mediante análisis por unos científicos japoneses.

Casi todos los amantes de los animales han experimentado alguna vez esa sensación.

Llegar a casa mal humorados, después de un duro día de trabajo, tras discutir con el jefe (eso pasa) y, cuando parece que el mundo no tiene sentido… miras a los ojos de tu perro y te reconcilias con la vida.

Lee también: La alianza con los lobos que acabó con el hombre de Neanderthal

Si por contar esa sensación te han mirado alguna vez con cara de loco, ahora tienes argumentos para defenderte.

Derechos de autor de la imagen THINSTOCK
Image caption La culpable de tu emoción es una sustancia llamada oxitocina.

No hay nada raro en ti. Es algo científico. Los expertos ahora tienen pruebas de que los humanos realmente nos enamoramos de nuestros perros.

El vínculo con nuestros peludos amigos tiene mucho que ver con los tiernos ojos de los cachorros.

Lee también: Cómo sabe tu perro si se puede fiar de ti

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Después de 30 minutos con su mascota los niveles de la sustancia se disparaban.

Cuando el dueño de un perro mira a su mascota a los ojos, esto a menudo provoca un incremento de una sustancia química en su cuerpo que produce sentimientos de amor.

La sustancia, llamada oxitocina, ayuda a los padres a sentirse unidos a sus bebes cuando los miran.

El experimento

Los investigadores tenían la hermosa tarea de recoger orina de los perros y sus dueños antes y después de estar 30 minutos juntos.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Mirar a los ojos de tu máscota hará que te obedezca más.

Las muestras mostraron que aquellos que se miraban tenían la mayor cantidad de oxitocina en su orina.

La investigación fue realizada por científicos de la Universidad Azabu de Japón.

Y los científicos aconsejam que si quieres obtener lo mejor de tu mascota, necesitas mirarle a los ojos en lugar de decirles simplemente lo que debe hacer.

Lee también: Los perros también pueden ser celosos

Contenido relacionado