Los Le Pen lavan los trapos sucios en público

Le Pen Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La relación se ha ido deteriorando a vista de todos.

Las relaciones entre Jean Marie Le Pen, fundador y presidente honorario del Frente Nacional, partido francés de extrema derecha, y de su hija y sucesora, Marine, se han deteriorado a la vista de todos.

Sus propias palabras muestran cómo su relación ha ido empeorando desde el año pasado, cuando padre e hija tuvieron una desavenencia pública por una declaración sobre el cantante judío Patrick Bruel que fue calificada de antisemita.

Marine Le Pen dijo que sus palabras podían haber sido malinterpretadas, pero expresó su rechazo.

8 de junio de 2014: "El hecho sigue siendo que, con la larga experiencia de Jean Marie Le Pen, el hecho que no anticipó que se podría hacer esa interpretación a su formulación es un error político por el que el Frente Nacional sufre las consecuencias".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las declaraciones antisemitas de Jean Marie Le Pen han sido un dolor de cabeza para su hija, Marine.

Con Marine Le Pen en necesidad de reafirmar su autoridad como líder, el padre contraatacó diciéndole a su hija que él no iba a poder ser sacado con facilidad.

18 de junio de 2014: "Ella no fue quien me nombró presidente honorario, fue el congreso del Frente Nacional. Como resultado, soy presidente de por vida".

La separación

En septiembre, la relación parecía haber mejorado y Marine llegó a tener palabras de elogio para su padre.

1º de septiembre de 2014: "No creo en absoluto que podamos continuar sin la sabiduría y experiencia de Jean Marie Le Pen".

Sin embargo, en semanas, la presidenta del Frente Nacional dejó la finca de las afueras de París que compartía con su padre después de que se informara que uno de los perros doberman matara a uno de sus gatos.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La aparición del padre el 1º de mayo fue tomado como una ofensa por la hija.

No fue hasta el 2 de abril de 2015 que las relaciones se volvieron verdaderamente complicadas después de las entrevistas en que el padre insistió en que las cámaras de gas eran "un detalle de la historia".

Marine Le Pen dijo que impediría que su padre se presentara a las elecciones regionales después de este año por esos comentarios.

8 de abril de 2015: Marine Le Pen dijo que su padre "parece haber entrado en una espiral que lo lleva a una estrategia de tierra quemada y a un suicidio político".

"Dada la situación, le dije que me opondría (…) a su candidatura", reveló. "Las provocaciones parecían buscar hacerme daño y han dado un golpe muy duro a todo el movimiento".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Ahora, el padre incluso quiere que su hija deje de llevar su apellido.

9 de abril de 2015: Le Pen respondió diciendo: "El prestigio que obviamente tengo todavía dentro del Frente Nacional provocaría un revuelo considerable y una pérdida de influencia (para Marine) que probablemente no está midiendo…".

"Marine Le Pen puede que me quiera muerto, eso es posible, pero para eso no va a contar con mi cooperación".

El 13 de abril de 2015, el padre finalmente anunció la retirada de su candidatura en las elecciones regionales aunque dijo que hubiera sido "el mejor candidato por el Frente Nacional".

Le Pen suspendido

Imperturbable, Le Pen apareció en escena durante la tradicional manifestación de su partido el 1º de mayo en París, con la que conmemora la figura de Juana de Arco.

Sin ser invitado, se dio un pequeño baño de popularidad. Tal vez el último pues tres días más tarde, el Comité Ejecutivo de su partido, presidido por Marine Le Pen, suspendió oficialmente su militancia.

En la víspera, la líder del partido dijo: "Jean Marie Le Pen no debería hablar más en nombre del Frente Nacional, sus comentarios van en contra de la línea (del partido)".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Marine piensa que su padre no soporta no ser el líder del partido.

Y también tuvo palabras para la inesperada aparición de su padre durante la manifestación del 1º de mayo: Me pareció un acto malicioso, fue un acto de desprecio hacia mí".

"Me da la sensación de que no puede soportar que el Frente Nacional siga existiendo sin que él sea el líder", agregó.

Tras la suspensión, Le Pen se dijo "repudidado". "Nunca he hablado en nombre del Frente Nacional. Hablo con libertad y eso molesta a mucha gente".

El 5 de mayo dijo que sería "escandaloso" que su hija fuera elegida presidenta de Francia.

"Me da vergüenza que la presidenta del Frente Nacional lleve mi nombre y desearía que se lo quitara lo antes posible. Lo puede hacer casándose con su pareja o tal vez (el vicepresidente Florian) Philippot o cualquiera (…). No quiero que la presidenta del Frente Nacional se llame Le Pen".

Contenido relacionado