Elecciones en Reino Unido: David Cameron asegura la mayoría en el Parlamento

David Cameron Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Todo indica que David Cameron continuará como Primer Ministro de Reino Unido.

El partido Conservador ganó claramente las elecciones generales en el Reino Unido, por lo que la continuidad de David Cameron como primer ministro está garantizada.

Y esta vez no tendrá que encabezar un gobierno de coalición, como sucedió después de los comicios pasados.

El partido Conservador, liderado por Cameron, obtuvo 331 escaños en el parlamento, suficiente para una mayoría.

Y poco después del mediodía británico el Primer Ministro se reunió con la reina Isabel II en el palacio de Buckingham, para que la monarca formalizara su continuidad en el cargo.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

Con 650 diputados en la Cámara de los Comunes, la mayoría matemática es 326.

Pero además la costumbre dicta que el "presidente" del parlamento (el speaker) no vota y los diputados del partido independentista de Irlanda del Norte, Sin Féin, tampoco acostumbran asumir sus escaños.

Y aún si lo hicieran, los 331 parlamentarios de los conservadores –una ganacia de 24 con respecto a 2010– son más que suficientes para resistir cualquier embate de la oposición.

Lea también: los 3 grandes temas que dividen a los británicos

Escocia y UE

Luego de confirmar su reelección como diputado por la circunscripción electoral de Witney, Cameron celebró los resultados, aunque no llegó a declarar formalmente victoria.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los resultados definitivos se sabrán en la tarde de este viernes.

En su discurso confirmó su intención de convocar a un referendo sobre la continuidad de Reino Unido en la Unión Europea y seguir con las medidas económicas implementadas por los conservadores.

Pero también tendrá que ponerle especial atención a la relación del resto de Reino Unido con Escocia, donde el independentista Partido Nacional Escocés (SNP) arrasó.

El SNP obtuvo 56 de los 59 escaños en disputa en Escocia, convirtiéndose en el otro gran ganador de la elección.

En el parlamento pasado, los nacionalistas escoceses nada más tenían seis diputados.

Y el reto de mantener unido al Reino Unido será, precisamente, uno de los más grandes del próximo primer ministro.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

"Quiero unir a nuestro país, a nuestro Reino Unido, entre otras cosas implementando tan rápido como sea posible la devolución (de poderes) que prometimos junto a otros partidos para Gales y Escocia", dijo Cameron.

"Mi objetivo es simple: gobernar para todos en Reino Unido", aseguró.

Las victorias de los nacionalistas escoceses se dieron casi todas a costa de los laboristas, que nada más consiguieron 232 diputados, 26 menos que en 2010.

"Ésta claramente ha sido una noche difícil y decepcionante para el partido Laborista", reconoció su líder, Ed Miliband, quien ya presentó su renuncia.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption "Noche difícil y decepcionante", dijo Ed Miliband al conocer los primeros resultados de la elección.

Y peor todavía les fue a los antiguos aliados de los conservadores en el gobierno, el partido Liberal Demócrata, que únicamente obtuvo 8 parlamentarios: 49 menos que los conseguidos en 2010.

"Cruel e implacable", fue la expresión que empleó para referirse a la noche de las votaciones el líder de los liberales demócratas, Nick Clegg, quien también renunció a su cargo.

Lea también: Quiénes son los 3 principales candidatos a las elecciones británicas

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Cincuenta millones de británicos estaban llamados al as urnas.

Muy poco cambié en el caso de los partidos minoritarios. Tres diputados obtuvo el Plaid Cymru (Partido de Gales), uno el Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP) y uno el Partido Verde, igual que hace cinco años.

Completarían el parlamento 19 otros diputados repartidos entre varias agrupaciones, la mayoría de partidos de Irlanda del Norte.

Y el resultado del UKIP –que también generó la renuncia de su líder, Nigel Farage– seguramente también pondrá en el tapete el tema de una posible reforma electoral.

La formación, de la derecha nacionalista, está en camino a quedar tercer en número total de votos: más de 3,8 millones para un 12,6% del total.

Pero como resultado del sistema electoral británico, en el que se elige por circunscripciones electorales en las que el ganador se lleva todo, su presencia parlamentaria será mínima y muy inferior a la del SNP, que recibió los votos de menos del 5% del electorado británico.

Contenido relacionado