Yemen: las dolorosas imágenes del país donde se libran varias guerras

yemen, destrucción, hutíes Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption Una coalición liderada por Arabia Saudita lanzó en marzo una campaña aérea contra los rebeldes hutíes con el objetivo de restablecer en el poder al presidente Abdrabbuh Mansour Hadi, que tuvo que exiliarse.

Yemen está sumido en un conflicto que está desangrando al país, dividido por la rebelión de los hutíes, de creencia chií, que controlan la capital, Saná, y el norte del país, de mayoría sunita.

Se dice que los hutíes tienen el apoyo de Irán y en el conflicto también participa una coalición internacional, liderada por Arabia Saudita, y en el país operan además el denominado Estado Islámico y al Qaeda.

Lea también: El nuevo frente entre Estado Islámico, al Qaeda, Irán y Arabia Saudita

Organizaciones humanitarias como la Cruz Roja Internacional (CRI) están suministrando ayuda a los afectados por la escalada en el conflicto.

Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption La coalición insiste en que sus bombarderos solo apuntan contra objetivos rebeldes, pero lo cierto es que los ataques han destruido infraestructuras y zonas residenciales.
Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption Un ataque en el distrito Sawaan, de la capital Saná, el 30 de abril, dejó 26 civiles muertos.

Los hutíes son miembros de un grupo rebelde también conocido como Ansar Allah (Partidarios de Dios), que se adhiere a una rama del islam chiita conocida como zaidismo.

Los zaiditas conforman un tercio de la población y gobernaron Yemen del Norte bajo un sistema conocido como imamato por casi 1.000 años, hasta 1962.

Lea también: Quiénes son los hutíes

Derechos de autor de la imagen THOMAS GLASS ICRC
Image caption Abdallah Saleh, de 15 años, resultó herido con graves quemaduras y perdió a seis miembros de su familia cuando estalló un tanque de petróleo junto a su casa en la provincia de Ibb, por un ataque aéreo.
Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption Los hospitales de Yemen están desbordados por la continua llegada de heridos y hay escasez de medicinas y equipamiento. Naseem al-Khaledi sufrió importantes fracturas faciales en un ataque aéreos en el distrito Faji Attan de Sanaa.
Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption La situación empeoró por las restricciones a las importación impuestas por la coalición. Los doctores temen que este hombre, herido en un ataque de un hombre bomba en una mezquita de Saná el 20 de marzo, morirá si se agota el suministro de oxígeno del hospital.

Lea también: La batalla por Adén

Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption Las ambulancias en el hospital de Al-Kuwait, en la capital, no tienen combustible y éste debe ser trasvasado por sifón de un vehículo a otro.
Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption Cada mañana se forman grandes colas en las gasolineras de Saná.
Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption La situación es similar en el resto del país. También hay escasez de agua y cortes de electricidad. Mohammad Yahya lleva un mes recorriendo en bicicleta la capital en busca de agua y combustible.
Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption La CRI informó el lunes que estaba extremadamente preocupada por el severo daño que están causando los ataques de la coalición en el aeropuerto de la capital.
Derechos de autor de la imagen ICRC
Image caption Los daños en la pista de aterrizaje están obstaculizando los repartos de asistencia humanitaria, advirtió la CRI.

Contenido relacionado