No habrá "amnistía general" para las FARC

Sergio Jaramillo Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Jaramillo dijo que los días en que se hablaba de una amnistía general se acabaron.

El alto comisionado para la paz de Colombia, Sergio Jaramillo, descartó una amnistía general para miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

Jaramillo, que forma parte del grupo negociador que asiste a las conversaciones con el grupo rebelde en La Habana, afirmó que "los días cuando tú podías decir que habría una amnistía general se acabaron".

Hasta ahora las dos partes han logrado acuerdos en tres de los cincos temas de la agenda de negociación.

El gobierno y las FARC comenzaron a dialogar en noviembre de 2012 en la capital cubana.

Hablando a los periodistas en la embajada de Colombia en Londres, Jaramillo reconoció que ha habido innumerables obstáculos en la ruta hacia la paz.

Insistir en el diálogo

Agregó que el ataque guerrillero en el departamento del Cauca el pasado mes de abril donde murieron 11 soldados ha generado una "fuerte reacción" en el país.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Jaramillo dijo que la muerte de los 11 soldados tras el ataque de las FARC tuvo un impacto muy negativo en el proceso de paz.

El alto funcionario aseguró que el ataque causó decepción entre los colombianos y creó dudas sobre las intenciones de las FARC.

Sin embargo, dijo que a pesar de la "trágica y terrible" naturaleza del ataque, es clave que los negociadores del gobierno insistan en el diálogo y "sigan presionando".

Un total de 60 víctimas del conflicto viajaron a La Habana para hablar tanto con las FARC como con los negociadores del gobierno sobre sus experiencias.

Jaramillo señaló que los crímenes contra la humanidad cometidos por los rebeldes y actores del estado deberían ser investigados.

"Tienes que estar preparado para reconocer tus propios errores y responsabilidad", dijo.

El funcionario dijo que si eso no ocurre no hay autoridad moral para pedir a otros que lo hagan.

Reconoció que lo más difícil de las negociaciones es lograr el balance entre justicia y paz, pero que pese a las dificultades, es posible llegar a una solución.

Contenido relacionado