Escándalo en la FIFA: prisión domiciliaria para exjefe de fútbol sudamericano

Nicolás Leoz Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Leoz fue presidente de la Conmebol durante 27 años. Estará bajo arresto domicilario en Asunción.

Un juez en Paraguay ordenó este lunes el arresto domiciliario de Nicolás Leoz, exjefe de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), acusado por la Justicia de Estados Unidos de una serie de delitos de corrupción.

Leoz, de 86 años y presidente de la Conmebol durante 27, será trasladado a su hogar desde una clínica en Asunción donde está internado desde el 27 de mayo.

Ese día fueron detenidos en Suiza siete altos dirigentes de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), acusados por la Justicia de EE.UU. de corrupción, lavado de dinero y otros delitos.

El juez Humberto Otazú anunció durante una conferencia de prensa que la detención del ex dirigente de fútbol "es el inicio del proceso de extradición a EE.UU., en donde es requerido".

Lea también: Escándalo de corrupción en la FIFA, a fondo

La fiscalía estadounidense acusa formalmente a 14 personas -nueve autoridades de la FIFA y cinco empresarios o ejecutivos- de haber recibido o pactado sobornos por unos US$150 millones a cambio de derechos de transmisión, publicidad y patrocinio de torneos de fútbol y adjudicar sedes de campeonatos.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los siete arrestados estaban en Suiza para el congreso anual de la FIFA.

Los detenidos se enfrentan a una posible extradición a EE.UU., país que lidera la investigación y justifica su competencia por haberse cometido los delitos en oficinas de la Concacaf situadas en Miami.

El miércoles, en Miami también fue allanada la sede de la Concacaf por agentes del FBI y la oficina de impuestos de Estados Unidos, IRS.

Investigan a Texeira

Mientras tanto, fiscales lanzaron una investigación contra Ricardo Texeira, expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, por presuntos delitos de lavado de dinero, y fraude.

La información la dio a conocer una fuente policial a las agencias de noticias AFP y Reuters.

Se trata de acusaciones que se remontan a un escándalo de corrupción al final de la presidencia de Texeira, entre 2009 y 2012.

Una investigación de la policía federal brasileña aparentemente encontró que en ese periodo de tiempo Texeira, que estuvo al frente de la confederación durante 23 años, movió unos US$147,3 millones a través de sus cuentas, montos que llamaron la atención a los investigadores.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Sanz es ex vicepresidente de Traffic Sports, empresa que llegó a un acuerdo con la justicia de EE.UU..

Eso llevó al funcionario a renunciar, aunque siempre ha negado las acusaciones.

Su sucesor, José María Marín, está entre los altos funcionarios de la FIFA que fueron arrestados la semana pasada en Suiza como parte de las acusaciones de corrupción.

Suspenden a líder de la Concacaf

Por otro lado, este lunes la FIFA anunció que suspendió provisionalmente de todas las actividades relacionadas con fútbol al secretario general de la Concacaf, el colombiano Enrique Sanz.

La Concacaf es el órgano rector del fútbol en Norte, Centroamérica y el Caribe, y la componen 41 federaciones de fútbol.

La FIFA declaró que la suspensión de Sanz es producto de "las investigaciones llevadas a cabo por el órgano de instrucción del Comité de Ética de la FIFA y los recientes hechos presentados por la oficina del fiscal federal del Distrito Este de Nueva York".

Sanz había sido puesto en licencia laboral inmediata ya el jueves pasado, un día después del arresto de los siete altos ejecutivos de FIFA.

Lea también: ¿Y ahora quién manda en el fútbol de América Latina?

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Tras ser anunciada la investigación, la sede de la Concacaf en Miami fue requisada por agentes del FBI y el IRS.

Entre los detenidos en Zurich está el presidente de la Concacaf y vicepresidente de la FIFA, el caimanés Jeffrey Webb.

También fueron arrestados el uruguayo Eugenio Figueredo, vicepresidente saliente de FIFA y expresidente de Conmebol, y los jefes de las federaciones de fútbol venezolana, Rafael Esquivel, y costarricense, Eduardo Li.

El colombiano, ex vicepresidente de Traffic Sports, compañía acusada de comprar publicidad y derechos de medios de comunicación de torneos de la Concacaf y el pago de sobornos, no se encuentra entre los imputados por la corte federal de Nueva York.

Sus abogados dijeron la semana pasada que Sanz no haría comentarios sobre el caso y que se encontraba concentrado en recuperarse de leucemia, según reportó el diario The Miami Herald.

Lea también: Cómo la Copa América detonó el mayor escándalo de corrupción de la FIFA

Contenido relacionado