Sepp Blatter renuncia a la presidencia de la FIFA

Media playback is unsupported on your device

El presidente de la FIFA, Sepp Blatter, anunció su dimisión en una comparecencia ante la prensa que ofreció en la sede de la asociación en Zurich.

Tan sólo cinco días después de ser reelegido para su quinto mandato, Blatter dijo que convocará "lo antes posible" un congreso extraordinario para elegir a su sucesor.

"Aunque los miembros de la FIFA me dieron un nuevo mandato, no parecía que era apoyado por todo el mundo", señaló Blatter, de 79 años.

Aclaró que la semana pasada se había sentido "obligado" a presentarse a la reelección por considerar que eso era lo mejor para la institución.

"Bajo investigación"

Apenas horas después de anunciar su renuncia, medios en EE.UU. están informando que Blatter está siendo investigado por el FBI por corrupción como parte de todo el proceso que se inició con la detención de altos funcionarios de la FIFA la semana pasada en Zúrich.

Lea: Por qué renunció Sepp Blatter a la FIFA

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Blatter renuncia en medio de un escándalo de corrupción en la FIFA.

Fiscales estadounidenses lanzaron una amplia investigación criminal que implica delitos que van desde sobornos, lavado de dinero, asociación delictiva hasta fraude. Catorce funcionarios de la FIFA son blanco del proceso judicial.

El corresponsal de la BBC en Nueva York, Nick Bryant, informa que varios funcionarios estadounidenses le dijeron al diario The New York Times que esperan lograr la cooperación de figuras destacadas de la FIFA ahora acusadas, con el fin de presentar un caso sólido contra Blatter.

En los anuncios que se hicieron la semana pasada se describió la situación dentro del máximo organismo rector del fútbol mundial como un caso de corrupción "rampante, sistemático y arraigado", aunque la fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, no acusó directamente a Blatter.

Sin embargo, aseveró que el proceso apenas estaba comenzando.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Blatter dijo en rueda de prensa que aunque fue reelegido como presidente de la FIFA no contaba con el apoyo de todo el mundo.

Nuestro corresponsal insiste en que se trata de la más grave crisis que ha enfrentado la FIFA en su historia.

Al frente temporalmente

El renunciante presidente de la FIFA dijo que lo seguirá siendo hasta ese congreso extraordinario y le pidió al Comité Ejecutivo que lo organizara para "lo antes posible".

Además dijo que el congreso ordinario previsto para el 13 de mayo en Ciudad de México "crearía un retraso innecesario".

"Es necesario que esto se haga según los estatutos de la FIFA y debemos dar suficiente tiempo para que se presenten los mejores candidatos y hagan campaña".

Lea también: Todo sobre el escándalo de corrupción en la FIFA

"Estoy muy vinculado a la FIFA y sus intereses. Esos son los intereses que me importan y por eso es que estoy tomando esta decisión", añadió Blatter.

"Lo que más me importa es la institución de la FIFA y el fútbol en todo el mundo".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Para Platini ha sido la decisión correcta.

En el comunicado leído por Blatter ante los medios, dijo que ha estado reflexionando sobre los 40 años que lleva ligado al a FIFA.

"Quiero a la FIFA más que nada y lo que quiero hacer es sólo lo que es mejor para la FIFA y para el fútbol".

Lea también: El mandamás del fútbol que no sobrevivió al escándalo

Cambios profundos

El presidente de la UEFA, el francés Michel Platini, señaló en un comunicado: "Fue una decisión difícil, una decisión valiente y la decisión adecuada".

Blatter, quien dejó claro que por supuesto no va a ser candidato, dijo que en cualquier caso la FIFA necesita "una profunda revisión".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El viernes ganó la reelección para su quinto mandato.

"Necesitamos ayuda para hacer cambios estructurales profundos".

Sin hacer referencia directa al caso de corrupción destapado por las autoridades estadounidenses consideró que es necesario reducir el tamaño del Comité Ejecutivo y que sus miembros sean elegidos en el congreso de la FIFA.

"Los controles de integridad para todos los miembros ejecutivos deben organizarse de forma centralizada a través de la FIFA y no de las confederaciones. Necesitamos límites no solo para el presidente sino para todos los miembros del Comité Ejecutivo", dijo.

Agregó que sus esfuerzos para conseguir estos cambios "han sido bloqueados".

"Esta vez lo lograré".

Escándalo

La elección de Blatter se produjo en medio de un escándalo de corrupción que afecta a varios funcionarios del organismo rector del fútbol mundial.

La policía suiza detuvo a siete ejecutivos de la FIFA en Zurich, dos días antes de que iniciara el congreso anual en el que se reelegió a Blatter.

Derechos de autor de la imagen Reuters

Sin embargo, la fiscalía suiza aclaró que Blatter no está siendo investigado y agregó: "Su renuncia no tendrá influencia en el proceso criminal abierto".

La fiscalía estadounidense acusa formalmente a 14 personas -nueve autoridades de la FIFA y cinco empresarios o ejecutivos- de haber recibido o pactado sobornos por unos US$150 millones a cambio de derechos de transmisión, publicidad y patrocinio de torneos de fútbol y adjudicar sedes de campeonatos.

Lea también: El lado bueno de Blatter

Contenido relacionado