Corrupción en la FIFA amenaza los mundiales de Qatar y Rusia

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Scala fue encargado por Blatter de reformar la FIFA.

La crisis por el escándalo de supuesta corrupción en el seno de la FIFA pone en cuestión la designación de Rusia y Qatar para los mundiales de 2018 y 2022, si se comprueba que hubo sobornos.

Así lo afirmó el presidente de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento de la FIFA, Domenico Scala, a quien el presidente del ente regulador del fútbol mundial, Sepp Blatter, encargó la reforma estructural del seno de la organización.

"Si surgieran evidencias de que la elección de Qatar y Rusia sólo ocurrieron gracias a la compra de votos, la designación podría ser cancelada", declaró Scala al diario suizo SonntagsZeitung.

"Hasta ahora, tales evidencias no han aparecido", agregó.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La FIFA designó a Rusia y Qatar como sedes de los próximos mundiales.

Lea también: La BBC obtiene evidencias de los "sobornos" a Warner

Escándalo

Aunque no es la primera vez que Scala se expresa en este sentido, ya lo hizo a finales de 2013, esta vez supone una seria advertencia a la luz de los últimos acontecimientos.

Siete altos ejecutivos de la FIFA fueron arrestados en una operación policial en Zurich, donde habían acudido para la elección de Blatter.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Blatter anunció su dimisión por considerar que carece del apoyo del mundo del fútbol.

Al menos 14 personas han sido acusadas por fiscales estadounidenses de formar parte de un esquema de corrupción en el seno del organismo que rige el fútbol mundial.

Los funcionarios estadounidenses calculan que en los últimos 24 años se han movido más de US$150 millones en sobornos.

Las autoridades suizas también iniciaron una investigación sobre cómo resultaron Rusia y Qatar designadas sedes de los mundiales de 2018 y 2022.

Lea también: Cómo me arrestaron por reportear sobre los trabajos en Qatar 2022

Blatter, presidente de la FIFA desde 1998, fue reelegido poco después de que se desatara el escándalo.

Días después, anunció su renuncia por entender que carece de apoyo en todo el mundo del fútbol.

En los próximos meses se celebrará un congreso extraordinario para elegir a su sucesor.

Contenido relacionado