Jeb Bush anuncia su postulación a la presidencia de EE.UU.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption "Soy candidato a la presidencia de EE.UU.", anunció Bush en Miami.

El exgobernador de Florida Jeb Bush anunció este lunes que concurrirá en la carrera presidencial de cara a las elecciones de 2016.

"La campaña empieza hoy", dijo Bush, hijo y hermano de expresidentes estadounidenses, en un multitudinario acto celebrado en una universidad de Miami en el que se mezcló inglés y español, antes de anunciar que es "candidato a la presidencia de EE.UU."

Lea también: ¿Es Jeb Bush el candidato más hispano a la Casa Blanca?

"Estados Unidos se merece algo mejor", dijo Bush en el acto de presentación de su candidatura en el que esgrimió su experiencia, al mismo tiempo que habló "como un recién llegado a la política, cuando pertenece a una dinastía politica", apunta el periodista de BBC Mundo en Miami Carlos Chirinos.

Derechos de autor de la imagen Campana
Image caption Jeb Bush presentó este lunes su logo de campaña en el que, curiosamente, no sale su apellido.

Bush aprovechó el acto de presentación de su candidatura para cuestionar la posición de Obama respecto a Cuba.

"No necesitamos a un presidente que haga turismo en Cuba", apuntó el precandidato al señalar que lo que el país necesita es un mandatario que vaya a La Habana en apoyo del "pueblo liberado".

"Y yo voy a ser ese presidente", afirmó Bush, quien dijo algunas frases de su discurso de postulación en español.

Pese a que su nombre lleva sonando meses como posible contendiente para obtener la candidura republicana para los comicios del próximo año, no ha sido hasta la mañana de este lunes que Bush, de 62 años, presentó ante la Comisión Electoral Federal la documentación oficial necesaria.

Bush tendrá que competir con otros diez precandidatos, entre ellos los senadores cubanoestadounidenses Marco Rubio y Ted Cruz.

--------------------------------

Un candidato más

Jeb Bush se une al grupo de aspirantes a la candidatura republicana como el número 11 y sin el aura de sólido favorito de la que disfrutaba meses atrás.

Derechos de autor de la imagen Reuters

Cuando en diciembre anunció su intención de "explorar" la opción presidencial, su experiencia como gobernador y el peso del apellido, lo colocaron de primero entre quienes quieren ser el candidato el llamado Gran Viejo Partido.

Pero Bush tardó en hacer lo que todos sabían que finalmente iba a hacer, aparentemente para escapar de las limitaciones legales que rigen sobre los comités de campaña y aumentar al máximo posible los fondos para la candidatura.

Si bien Bush acumuló dinero para las primarias, dejó el terreno a los que oficializaron antes que él sus intenciones y perdió impulso en las encuestas. Entre los más beneficiados por el retraso está su exdelfín, y ahora senador por Florida, Marco Rubio.

Las opciones republicanas lucen más parejas, pero Jeb Bush ya candidato oficial puede empezar a recuperar terreno en la competencia por los votos y por los fondos.

Carlos Chirinos. BBC Mundo, Miami.

------------------------------------

Contenido relacionado