El ex gobernante militar Manuel Antonio Noriega le pidió perdón a Panamá por primera vez

Manuel Antonio Noriega en 1988 cuando era comandante de las Fuerzas de Defensa de Panamá Derechos de autor de la imagen GETTY
Image caption Manuel Antonio Noriega en 1988 cuando era comandante de las Fuerzas de Defensa de Panamá.

Tras años de silencio, el ex gobernante militar de Panamá, Manuel Antonio Noriega, apareció en televisión el miércoles desde la cárcel para pedirle perdón a Panamá por sus "acciones" durante dos décadas de regímenes militares.

"Le pido perdón a toda persona que se sienta ofendida, afectada, perjudicada o humillada por mis acciones o las de mis superiores en el cumplimiento de órdenes o las de mis subalternos en ese mismo estatus", leyó con voz firme ante la cámara de la televisión local Telemetro.

El octogenario inició su intervención aclarando que era una declaración y no una entrevista y presentándose como "el último general de la era militar".

Noriega dijo que durante los últimos días había estado conversando consigo mismo y con su familia y reflexionado con la Iglesia y dijo que consideró "oportuno que contribuya con la ciudadanía cerrando el ciclo de la era militar".

"Yo cierro el ciclo de la era militar como el último general de ese grupo pidiendo perdón, como comandante jefe, como jefe de gobierno".

Noriega hizo su declaración con voz firme y buen aspecto, leyendo ocasionalmente sus notas en un papel escrito a mano.

25 años en prisión en tres países

Esta es la primera declaración formal de Noriega a los medios de comunicación desde hace 25 años, cuando fue derrocado durante la invasión estadounidense a Panamá el 20 de noviembre de 1989.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Manuel Antonio Noriega a su llegada a la prisión de Panamá, en 2011.

Antes de ser comandante de las extintas Fuerzas de Defensa de Panamá (FFDD) Noriega había sido jefe de Inteligencia durante varios gobiernos militares.

Tras la intervención estaodunidense Noriega pasó 20 años en prisión en Estados Unidos por narcotráfico.

Después fue extraditado a Francia, donde cumplió condena por lavado de dinero y finalmente en 2011 fue extraditado a Panamá, donde cumple su actual condena que suma más de 60 años por violaciones de los derechos humanos durante sus seis años en el poder.

Así lo cubrimos en 2011: El regreso de Noriega: ¿revolver el pasado para ocultar el presente?

"Totalmente" en paz consigo mismo

Durante su intervención Noriega hizo numerosas referencias religiosas.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Imagen de Manuel Antonio Noriega de 1990 distribuida por las autoridades de Estados Unidos.

Cuando el presentador de la televisión, Álvaro Alvarado, le preguntó qué le diría a la familia de uno de los opositores asesinados durante su mandato contestó:

"Esta reflexión es cristiana y conlleva los actos de contrición correspondientes e inherentes a las expresiones del pedir perdón que yo acabo de hacer".

Noriega se describió como "un hijo de Dios" con "sensibilidad", "conocimiento" y "fortaleza divina" con las que pudo sobrellevar tantos años en prisión.

Dijo que vino a expresar el perdón "ante el altar de mi conciencia" y cuando el periodista le preguntó si estaba en paz consigo mismo contestó con un rápido y contundente "totalmente".

¿Nuevas revelaciones?

Noriega se negó a responder en detalle a las pregunas del presentador sobre casos particulares de acusaciones contra él e insistió en mantener la "solemnidad" de su declaración.

No obstante no descartó hacer revelaciones en el futuro.

"Dios primero, las circunstancias nos darán la oportunidad de presentar las verdades desconocidas", dijo antes de que concluyera la intervención.

Contenido relacionado