¿Mejoran realmente el rendimiento los calcetines de moda para correr?

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK
Image caption Las hay sin pie, como las de la foto, y otras que son más similares a los calcetines convencionales.

Son el último complemento favorito de los aficionados a correr. No hay maratón ni carrera popular sin ellos.

Cada marca de ropa deportiva ha sacado al mercado su modelo de medias compresoras, prometiendo a quien las use un mayor rendimiento y menos riesgo de daño muscular.

Y ante eso, pocos atletas se han resistido a probar estas prendas, con la creencia de que van a mantener los músculos intactos tras completar las competiciones más largas.

Sin embargo, no hay estudios que respalden esa afirmación. Al contrario, los que se han hecho sobre el tema descartan esos posibles beneficios.

"No se puede argumentar que las medias tienen efectividad", le explica a BBC Mundo Juan del Coso, director del Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Camilo José Cela de Madrid y encargado de una de dos investigaciones sobre la materia.

Estimular la circulación

Las prendas en cuestión están hechas de un material elástico, una combinación de fibras sintéticas como la poliamida, el elastano y el poliéster.

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK
Image caption Suelen estar hechos de un material sintético y ejercen presión sobre el gemelo.

Pueden ser de dos tipos: las que cubren desde el tobillo hasta la rodilla o las más comunes, las que también tapan el pie, a modo de calcetín normal.

Y a pesar de la fiebre actual, el invento no es nuevo. Se crearon hace unos cincuenta años, con fines médicos.

En un principio se utilizaban para el tratamiento de edemas y trombosis, y después se popularizaron como alivio para las piernas cansadas.

Y es que lo que hacen estas medias es estimular la circulación; presionan de tal forma que favorecen el retorno de la sangre hacia el corazón.

¿Pero qué relación tiene esa función con el rendimiento deportivo?

Ninguna, de acuerdo a dos estudios llevados a cabo por el Laboratorio de Fisiología de la Universidad Camilo José Cela.

Lea también: ¿Realmente beneficia correr descalzo?

El más reciente, The Use of Compression Stockings During a Marathon Competition to Reduce Exercise-Induced Muscle Damage: Are They Really Useful? (El uso de medias de compresión durante una maratón para reducir el daño muscular inducido por el ejercicio: ¿son realmente útiles?) se acaba de publicar en la revista especializada Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy.

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK
Image caption Son parte del equipo de cada vez más aficionados a correr.

Con esta investigación, el equipo de la Universidad Camilo José Cela quiso saber cuánto tiene de verdad la promesa de los fabricantes, quienes aseguran que el el aumento del riego sanguíneo hace que la musculatura tarde más en hincharse y desgastarse a lo largo del ejercicio.

Para ello reunió a 35 participantes del Rock'n'Roll Madrid Maratón de 2013, de más de 40 kilómetros y 30.000 zancadas, y los dividió en dos grupos, uno de control con calcetines convencionales y otro experimental con medias compresivas.

Los dos grupos estaban "pareados", asegura Del Coso, con participantes de edades, condiciones y marcas similares.

Lea: 5 riesgos para la salud de correr un maratón

Los investigadores compararon, antes y después de la carrera, variables que reflejan el daño muscular, como los niveles de creatina quinasa y mioglobina en sangre, así como la potencia del tren inferior con un salto con contramovimiento.

"Mismo tiempo y daño muscular"

"Ambos grupos tardaron el mismo tiempo en completar la maratón", explica Del Coso. "Y obtuvieron los mismos valores de daño muscular".

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK
Image caption En los estudios llevados a cabo por el equipo de Del Coso, los resultados fueron los mismos para los que corrieron con calcetines convencionales y para los que lo hicieron con medias de compresión.

A esa misma conclusión habían llegado en una investigación anterior en un medio Ironman, una triatlón en la que los participantes deben nadar 1,9 kilómetros, recorrer 90 kilómetros en bicicleta y correr y correr 21,1 kilómetros, en ese orden.

Por lo tanto, "podemos decir que el gran efecto que se busca, el del aumento del rendimiento por un mejor retorno (de la sangre) no es cierto", dice.

Lea: 10 razones para empezar a correr

Sin embargo, con el estudio llevado a cabo en la maratón de Madrid vieron que los voluntarios que corrieron con las medias de compresión sentían menos dolor muscular al día siguiente de la carrera que los que corrieron con calcetines convencionales.

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK
Image caption Aunque a los voluntarios que corrieron con medias compresivas les dolieron menos los músculos al día siguiente.

De Coso aclara que podría ser anecdótico y que es un potencial efecto que se debería estudiar más en profundidad.

Lo que sí está demostrado es el beneficio de estas medias para personas con problemas de circulación o con trabajos que las obligan a permanecer muchas horas de pie o sentadas.

Sea como sea, con un aumento del 43% de corredores de maratón en una década a nivel mundial y los maniquís de los escaparates de las principales casas de moda luciéndolas, la fiebre de las medias compresoras parece lejos de terminar.

Contenido relacionado