Declaran constitucional controvertido sedante usado en inyección letal en EE.UU.

Pena de muerte Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Según la Corte, los demandantes no pudieron demostrar que haya un método menos doloroso para llevar a cabo las ejecuciones.

La Corte Suprema de Estados Unidos declaró este lunes constitucional el uso de un sedante utilizado en las ejecuciones de los condenados a muerte en el estado de Oklahoma.

Cinco de los nueve magistrados concluyeron que el controvertido medicamento no provoca "un riesgo sustancial de sufrimiento". El midazolam es el sedante que deja inconsciente al condenado antes de inyectarle el resto de sustancias que forman el compuesto letal.

El tribunal concluyó que el método respeta la octava enmienda de la Constitución de EE.UU., que prohíbe sufrimientos "crueles e inusuales".

Derrota para los enemigos de la pena de muerte

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption La demanda fue interpuesta por cuatro presos condenados en Oklahoma.

Esta decisión es una derrota para los contrarios a la pena capital y para los cuatro presos condenados a muerte que desafiaron el uso del sedante.

El juez conservador Samuel Alito escribió que los condenados que pretendían que se declarara su inconstitucionalidad "no pudieron demostrar que haya un método alternativo que sea menos doloroso", según informó la agencia de noticias Reuters.

Algunos estados estaban buscando métodos alternativos para poder seguir adelante con las ejecuciones, como el pelotón de fusilamiento.

Lea también: EE.UU.: agónica muerte de un preso por un descuido durante su ejecución

Tras la decisión de la corte, Oklahoma, Florida y Ohio podrán volver a utilizar el midazolam en sus ejecuciones por inyección letal.

Otros estados como Alabama, Virginia, Luisiana o Kentucky podrán hacerlo por primera vez, informa la agencia EFE.

Clayton Lockett

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption A Clayton Lockett, de 38 años, le inyectaron el cóctel de forma incorrecta y eso evitó que la mezcla de medicamentos fuera totalmente efectiva.

La demanda fue interpuesta por cuatro presos condenados en Oklahoma, que cuestionaron la eficacia del compuesto después de lo que le sucedió caso de Clayton Lockett en 2014.

Lockett agonizó durante 43 minutos sin que el sedente tuviera el efecto esperado.

Su caso fue el más conocido pero hubo otras dos ejecuciones con resultados similares en Arizona y Ohio, que llevaron a las autoridades a detener temporalmente el uso de esa sustancia.

Lea también: La Casa Blanca admite errores en la ejecución de Oklahoma

Contenido relacionado