Muere a los 106 años el Schindler británico, Nicholas Winton

Nicholas Winton Derechos de autor de la imagen PA

El británico Nicholas Winton, quien organizó el rescate de 669 niños destinados a campos de concentración nazi, murió a los 106 años.

Winton era un corredor de bolsa cuando consiguió sacar por tren a niños judíos de la ocupada ciudad de Praga.

Su yerno Stephen Watson informó que Winton murió en paz mientras dormía en el hospital Wexham de Slough, Inglaterra.

Winton murió en el aniversario de la partida de uno de los trenes que salieron en 1939 y que llevaba la mayor cantidad de niños, 241.

Logró superar las barreras burocráticas de ambos países para llevar a Reino Unido a los menores salvándolos así de una muerte casi segura.

Se cree que ya son más de 5.000 los llamados "niños Winton", descendientes de los 669 niños que Winton ayudó a escapar.

Héroe desconocido

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Nicholas Winton logró sacar de Praga 669 niños judios.

Sus acciones le valieron el apodo de Schindler británico, en referencia al alemán Oscar Schindler, quien salvó a más de 1.000 judíos.

Sin embargo, las proezas de Winton permanecieron secretas durante más de 50 años, hasta que por casualidad su esposa Greta descubrió un maletín en el ático que contenía listas de niños así como cartas de sus padres.

En total Winton, quien desde 2003 ostentaba el título de caballero, -la más alta condecoración que otorga la Reina de Inglaterra- organizó ocho trenes que salieron de Praga y otras formas de transporte que salieron de Viena.

Pero su misión no terminó allí. Este hombre buscó a familias británicas dispuestas a pagar el equivalente a US$78 para el cuidado de estos niños y niñas en sus casas.

El club Rotary de Maidenhead, del que Winton fue presidente, informó que su hija Bárbara y sus dos nietos estaban junto a él cuando murió.

Contenido relacionado