Grecia en crisis: ¿se viene la primera salida del euro?

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Los griegos se enfrentan a tres escenarios: seguir en la eurozona, salir temporalmente o hacerlo de forma definitiva.

Las negociaciones entre los líderes de la eurozona que comenzaron el domingo y todavía continúan en Bruselas han hecho que una salida de Grecia de la zona euro resulte ser una genuina posibilidad.

Mientras se negociaba un tercer rescate financiero para los helenos, sus bancos cumplen dos semanas cerrados y, sin efectivo, están a días de colapsar.

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, puso sobre la mesa un profundo paquete de recortes a cambio de US$59.500 millones.

Pero sus acreedores de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) exigen mucho más.

Lea también: ¿Se rindió Tsipras?

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La cumbre de la UE fue cancelada para que siguieran negociaciando los líderes de la eurozona.

Antes de facilitar los fondos, los ministros de Economía de la eurozona quieren que los recortes sean aprobados por ley en el parlamento griego antes del 15 de julio.

Sin el rescate, la economía griega se vendría abajo hasta terminar saliendo de la eurozona.

Las próximas horas resultarán cruciales para conocer el destino de Grecia y la moneda europea.

BBC Mundo le presenta algunos de los escenarios posibles.

Dentro o fuera

Puesto en términos simples, la cuestión ahora es si Grecia sigue dentro del euro o se sale, ya sea temporal o definitivamente. Para cada una de las opciones hay varios factores a tener en cuenta.

Dentro:

  • Grecia cumple con las exigencias del ultimátum de tres días y su gobierno y parlamento adoptan un ajuste con recortes en pensiones, privatizaciones y subidas de impuestos mucho mayores que las propuestas por el gobierno de Alexis Tsipras y aprobadas por el parlamento.
    Derechos de autor de la imagen Reuters
    Image caption Desde que empezaron las políticas de ajuste, el PIB griego ha perdido un 25%.
  • Los parlamentos de Alemania y Finlandia están de acuerdo en la negociación del rescate.
  • Se alcanza un acuerdo y Grecia sigue en el euro.

Salida temporal:

  • Una de las alternativas que se manejan es la salida de Grecia del euro por un tiempo determinado.
  • El ministro de Economía alemán, Wolfgang Schäuble, supuestamente propuso que ese periodo sea de cinco años.
  • Se trata de una alternativa más que factible si no se llega a un acuerdo.

Fuera:

  • Si Grecia no cumple con las exigencias de sus socios de la eurozona, los bancos terminarán colapsados y se verá obligado a adoptar una nueva moneda.
  • Atenas asume las demandas pero el parlamento alemán rechaza permitir una nueva negociación para el rescate, lo que llevaría al "Grexit".
  • Las negociaciones para el rescate financiero fracasan.
  • Se acuerda un rescate pero no es aprobado por al menos ocho parlamentos de la eurozona.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption La salida de la eurozona podría afectar seriamente al turismo, una de las principales fuentes de ingreso de Grecia.

Lea también: 8 cuestiones básicas para entender la crisis griega

Escenario uno: Grecia sigue

Francia e Italia lideran las presiones para que Grecia siga dentro de la moneda única europea.

Primero, en Grecia, gobierno y parlamento deberán aceptar un paquete de reformas más duro del que llevaron a la mesa este domingo.

Con el aval del "No" que dieron los griegos en referendo a los planes de ajuste europeos, Tsipras pidió un nuevo rescate a cambio de una subida de impuestos y un recorte de las pensiones.

Lea también: Cómo viven la crisis los griegos que están en Alemania

En el parlamento, 17 de los diputados de su coalición rechazaron el plan y otros 15 votaron sin ocultar su desagrado.

Algunas de las más importantes figuras en su partido, como el presidente del parlamento y el ministro de Energía, Zoe Constantopoulou y Panagiotis Lafazanis respectivamente, ya han dejado clara su hostilidad.

Así que para que se apruebe algo como lo que están pidiéndole ahora, tendrían que contar con el apoyo de la oposición.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Aunque Tsipras siga siendo popular en Grecia, muchos de sus diputados ya lo han criticado por aceptar los ajustes.

Pero incluso si pasa en Grecia, las nuevas negociaciones todavía tendrían que ser aprobadas por los parlamentos de Alemania y Finlandia

Y si las negociaciones concluyen con éxito, luego el legislativo de al menos ocho países de la eurozona tendría que refrendarlo.

Sin olvidar que mientras todo eso ocurre, Grecia necesita cubrir necesidades urgentes y que el Banco Central Europeo (BCE) ofrezca ayuda para que puedan reabrir sus bancos.

Lea también: El lujoso barrio de Atenas donde ganó el "Sí"

Escenario dos: salida temporal

Se pensaba que esta idea del Ministerio de Economía alemán ni siquiera estaba sobre la mesa, pero cada vez más parece una alternativa creíble.

Incluso aunque el presidente francés, François Hollande, haya dicho: "No existe eso de un Grexit temporal".

Los detalles no están claros, pero parece que en la cumbre se comenzó a hablar de "pasar las negociaciones a un 'tiempo fuera' de la zona euro a cambio de plantear la posibilidad de la reestructuración de la deuda".

Ese tiempo sería de cinco años.

Lea también: Cómo la crisis griega divide a Francia y Alemania

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption El gobierno alemán es muy impopular en Grecia.

La propuesta alemana es clara en que "la reestructuración de suficiente deuda" no es posible dentro de la eurozona.

Como parte de la solución debería haber ayuda técnica y humanitaria.

Pero no se hace mención de la quita en la deuda que según el FMI es algo necesario.

Lo que no está claro es si Grecia pasaría a poner en circulación una nueva divisa o seguiría usando el euro aunque ya no fuera parte de la eurozona.

GRECIA EN NÚMEROS

€320.000 M

Deuda total

€240.000 M

Rescate europeo

  • 177% del PIB en deuda

  • 25% de contracción del PIB desde 2010

  • 26% de tasa de desempleo

Reuters

Escenario tres: Grecia deja la eurozona

Para los negociadores de la eurozona hay tantos peligros o dificultades ocultos, que la confianza en el gobierno griego es tan baja que la expulsión de Grecia del euro parece una opción realista.

Incluso si Tsipras y el parlamento griego hicieran todo lo que se les exige, seguirían pendientes del visto bueno de los parlamentos de Alemania y Finlandia a la negociación de un nuevo rescate.

El sistema financiero griego está detenido y sin una ayuda urgente es difícil entrever cómo podría seguir el país en la zona euro.

Los bancos llevan cerrados desde el 29 de junio, cuando el BCE congeló una asistencia vital para su supervivencia.

En medio de las grandes negociaciones, hay un plazo clave, el 20 de julio, cuando Grecia debe hacer un pago de US$3.500 millones al BCE.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La tasa de desempleo en Grecia es del 26%.

Qué moneda

Si los griegos tuvieran que abandonar la eurozona, una opción de los bancos sería reabrir con una divisa paralela a la espera de revivir el dracma.

Otra alternativa es poner al país en una especie de cuarentena en la que aunque el euro siguiera siendo la moneda de uso corriente, el país no sería parte de la eurozona.

Después de todo, Kosovo y Montenegro ya adoptaron el euro sin estar dentro de la eurozona.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

Este método podría incluso ser el usado en caso de que la salida fuera temporal.

Y Grecia podría mantener dos euros en paralelo, el euro actual, para las transacciones, y otro "euro griego" que usaría el gobierno para pagar salarios y pensiones.

Qué pasaría en caso de salida

Si Grecia abandonara el euro, sería algo de lo que no existe precedente y ni siquiera está previsto en la legislación europea, así que nadie sabe cómo ocurriría.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los pensionistas griegos deberán sentir el nuevo ajuste.

La decisión del BCE de congelar el flujo de liquidez para los bancos griegos suena a primer paso ya que el libre flujo de crédito es un elemento clave de la moneda única.

El problema es que el daño ya está hecho. Decenas de miles de millones de euros ya han sido retirados de cuentas privadas y de empresas, y el control de capitales ha hecho imposible la retirada de grandes cantidades.

El riesgo es que una cesación de pagos descontrolada pueda llegar a causar más daños.

"Una mora forzada se da cuando los cofres están vacíos, así que dejas de pagar a tus empleados y dices: 'Estamos usando todos nuestros recursos para pagar la factura del hospital'", dice el profesor Iain Begg, de la London School of Economics.

Grecia sufriría una devaluación instantánea y la consecuente inflación. Podría terminar como un paria en los mercados internacionales por muchos años, como le pasó a Argentina en 2002.

El turismo, una de las principales fuentes de divisas, podría sufrir un golpe durísimo.

Algunos economistas creen, no obstante, que un regreso al dracma podría terminar por beneficiar a la economía, pero es difícil ver algo positivo en el corto plazo.

LOS PROBLEMAS DE LA ECONOMÍA GRIEGA

Desde 2010, Atenas ha obtenido dos rescates del FMI y la UE por un total de 240 mil millones de euros (unos US$267 mil millones).

  • La última inyección de liquidez de sus acreedores internacionales tuvo lugar en agosto de 2014.
  • Cuando venció el acuerdo con la eurozona el 30 de junio, el gobierno de Tsipras no pagó una deuda de 1.500 millones de euros (US$1.670 millones).
  • Grecia necesita 2.200 millones de euros (US$2.450 millones) al mes para pagar salarios del sector público, pensiones y seguridad social.
  • Técnicamente, el FMI considera que Grecia le debe dinero pero para el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera el país está en mora por impago.
  • Las deudas griegas ascienden a 300.000 millones de euros (US$334.430), un 180% de su PIB.
  • Los bancos permanecen cerrados y sólo permiten retirar 60 euros (US$66) al día.
Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Derechos de autor de la imagen BBC World Service

¿Podría afectar al resto de la eurozona?

La UE ha trabajado duro para parapetarse de las dificultades del sistema bancario de uno de sus miembros.

Pero la crisis griega es ampliamente vista como la mayor amenaza a la eurozona hasta la fecha.

Existe la preocupación de que una vez creado el precedente, el daño sea irreparable.

Derechos de autor de la imagen
Image caption Cualquier acuerdo tendría que ser aprobado por el parlamento griego.

Una salida de Grecia podría suponer un llamado de atención a los especuladores sobre la debilidad de las economías de la eurozona.

Dejaría al BCE con pérdidas de 118.000 millones de euros (unos US$130.000 millones), los que le prestó a la banca griega, y con 20.000 millones de euros (US$22.300 millones) en títulos de deuda griega.

Como banco central, podría simplemente imprimir el dinero suficiente para recapitalizarse, pero eso es considerado un anatema en Alemania por su potencial inflacionario.

Pero hay más en juego que los mercados. Varios gobiernos están observando con nerviosismo los acontecimientos en Grecia por la creciente popularidad de unos movimientos antieuropeos o antiausteridad.

Contenido relacionado