El complicado caso de Sandra Bland, la mujer negra hallada muerta en una celda en Texas, EE.UU.

Media playback is unsupported on your device

Una mujer es detenida por una infracción menor de tráfico. El policía le pide que se baje, comienza una discusión, es sometida con fuerza por el oficial -que la amenaza con una pistola de descarga eléctrica- y acaba arrestada por agresión. Días despúes, aparece muerta en su celda.

Es lo que le ocurrió la semana pasada en el pequeño condado de Waller, Texas, a Sandra Bland, una mujer negra de 28 años.

Un caso que fue descrito preliminarmente como un suicidio pero que ha despertado tantas sospechas que está siendo investigado como posible homicidio.

Un análisis forense determinó que Bland se suicidó en prisión. Pero este lunes, el fiscal que lleva el caso anunció que será "investigado como un homicidio" con la ayuda del FBI, aunque dijo que "es demasiado pronto para determinar cómo murió".

El hecho ha desatado, una vez más, el debate sobre cómo son tratados los negros por la policía estadounidense.

Los hechos

Sandra Bland fue detenida por la policía de seguridad vial en la localidad de Hempstead, al noroeste de Houston, mientras conducía el viernes 10 de julio, después de supuestamente no señalizar de manera adecuada un cambio de carril.

Según la versión inicial de las autoridades, se había desatado una confrontación en la que supuestamente la mujer propinó varias patadas al policía y por eso fue arrestada y acusada de agredir a un funcionario público.

Un video hecho por un testigo muestra a la mujer sometida por lo que parecen dos policías, gritando que el oficial la "aplastó contra el suelo".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Sandra Bland fue hallada ahoracada en su celda tras días después de su arresto.

Cuando es introducida a la patrulla, le agradece a quien filma "por reportar".

Video del arresto

Pero más tarde, las autoridades hicieron público el video grabado desde la patrulla que conduce el agente que detiene a Bland.

Las imágenes, 52 minutos, muestran cómo la confrontación comienza cuando el agente le pide a la mujer que apague su cigarrillo y ella se niega aduciendo que está en su auto y puede fumar.

Entonces el agente le ordena que salga del vehículo, a lo que ella en principio se niega. El policía insiste en que le está dando una orden, le grita y le advierte que procederá a sacarla.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los videos de la prisión muestran la respuesta de los funcionarios de la cárcel al encontrar muerta a Bland.

Ahí se da un forcejeo en el que el agente la apunta su arma Taser y la amenaza con electrocutarla. Ella insiste en que no tiene derecho a obligarla a salir a no ser que la esté arrestando y entonces el policía le dice: "Estás arrestada".

La mujer sale luego del vehículo quejándose. Se para a un costado de la vía y, aunque fuera cuadro, se oye cómo continúa la discusión.

El policía procede a esposarla y aguarda la llegada de otros agentes, que son los encargados de registrar el automóvil hasta que se lo lleva una grúa.

Brazo roto

Su hermana Shante Needham dijo que Bland la llamó desde la cárcel diciéndole que no sabía por qué había sido arrestada y que había sido sometida por el oficial, que le puso la rodilla en la espalda y que creía que le había roto el brazo.

Por su parte, un video publicado por la policía no muestran lo que pasó dentro de la celda de Bland, pero sí sugieren que nadie entró o salió de ella hasta que fue encontrada muerta al día siguiente.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Sandra Bland fue arrestada después de ser detenida por una infracción de tráfico.

El fiscal de distrito del condado de Waller, Elton Mathias, dijo en una rueda de prensa el lunes que la investigación sobre la muerte de Sandra Bland está siendo supervisada por el FBI.

"Hay muchas preguntas que necesitan ser resueltas. La familia de la señora Bland tiene puntos válidos", dijo Mathis en la rueda de prensa.

Nuevo trabajo

Cuando fue detenida, Bland estaba en medio de una mudanza para iniciar un trabajo en Prairie View A & M University, centro en el que estudió.

Ese es uno de los argumentos que han usado sus familiares para explicar por qué la mujer no pudo haberse suicidado.

"Era una mujer negra educada que tenía metas y sueños. Una ciudadana productiva", le dijo a la BBC Bianca Davi, amiga de Bland.

"Ahora esta joven murió y ellos dicen que es un suicidio. Los que la conocían saben que ella no era ese tipo de persona".

Familiares, amigos y ciudadanos indignados con la muerte de Bland bajo custodia policial han protestado en las redes sociales, en la calle y ante los medios de comunicación por su confusa muerte.

Derechos de autor de la imagen Chicago Tribune
Image caption La familia de Sandra Bland pidió una autopsia independiente.

Las hermanas de Bland pidieron que se realice una autopsia independiente.

Al igual que en otros casos de la muerte de un miembro de la comunidad negra en EE.UU., el caso de Bland ha sido muy discutido en las redes sociales.

Los hashtags #SandraBland, #JusticeforSandy y #SandySpeaks se han vuelto virales desde su muerte.

La Comisión de Texas sobre Estándares de Prisiones había llamado la atención a la cárcel del condado de Waller hace tres años por no revisar a todos los reclusos cada hora, después de que otro preso se ahorcó con una sábana en 2012.

Glen Smith, alguacil de la prisión, dijo que su personal revisó a Bland menos de una hora antes de que fuera encontrada muerta.

El senador del estado de Texas Royce West describió su muerte como "sospechosa".

Derechos de autor de la imagen Houston Chronicle via AP
Image caption La muerte de Bland ocurre en un medio del debate sobre la manera como la policía en EE.UU. trata a la comunidad negra.