La tensa rueda prensa de Donald Trump de la que expulsaron al periodista Jorge Ramos de Univisión

Media playback is unsupported on your device

"En ninguna parte del mundo me han sacado de una conferencia de prensa o de una entrevista por la fuerza, nunca. Esta es la primera vez".

Eso decía el periodista de la cadena Univisión Jorge Ramos tras su expulsión de un evento organizado por el magnate Donald Trump este martes en Iowa (centro de EE.UU.).

Ramos, uno de los periodistas hispanos más respetados en EE.UU. y crítico de los planes de Trump para hacer frente a la inmigración ilegal, fue sacado de la sala donde se llevó a cabo la rueda de prensa después de que tratara de hacer una pregunta al magnate sin que este le hubiera dado el turno.

Lea: Cómo hará Donald Trump para que México pague por el muro en la frontera con EE.UU.

Tras insistir en querer hacerle una pregunta, Trump le dijo a Ramos en repetidas ocasiones que se sentara y le conminó a que regresara a Univisión.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Un empleado de seguridad sacó inicialmente a Ramos del recinto, mientras el periodista le pedía que no lo tocara.

Hace unas semanas, Trump demandó a Univisión por US$500 millones después de que la principal cadena en español de EE.UU. rompiera el contrato para emitir el concurso de Miss Universo -propiedad del magnate- tras sus comentarios xenófobos sobre los inmigrantes mexicanos.

Tras el tenso intercambio entre Ramos y Trump, un empleado de seguridad hizo salir al periodista de la sala donde se celebraba la rueda de prensa, que estaba siendo retransmitida en directo por varias cadenas de noticias.

Trump insistió en que Ramos se había puesto a hacer preguntas sin que él le diera la palabra.

Según destaca desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, algunos medios en EE.UU. se han mostrado críticos con Jorge Ramos, señalando que al interrumpir a Trump este se comportó "más como un activista que como un informador".

El incidente se volvió trending topic en Twitter y muchos internautas mostraron en esta y otras redes sociales su apoyo a Ramos, periodista de origen mexicano que en los últimos años ha sido muy crítico con las posturas de los republicanos sobre la inmigración ilegal.

Tono desafiante

Al cabo de un rato de haber sido expulsado, se permitió que Ramos regresara a la sala.

Entonces el periodista cuestionó a Trump sobre sus planes para expulsar a los 11 millones de indocumentados que viven en EE.UU. y construir un muro en la frontera financiado por México.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Con su discurso antiinmigración, Trump aparece favorito en las primarias republicanas.

También le preguntó por su intención, en caso de llegar a la Casa Blanca, de negar la ciudadanía a los bebés nacidos en EE.UU. de padres sin papeles, a los que el magnate se refiere con el término despectivo de "bebés ancla".

Lea también: ¿Quiénes son los "bebés ancla" a los que Trump quiere quitar la ciudadanía?

Trump contestó a las preguntas de Ramos en su habitual tono desafiante, interrumpiéndolo, sin dar detalles específicos, alardeando de su experiencia como constructor de rascacielos y reiterando que muchos de los inmigrantes que cruzan la frontera son delincuentes.

"De la misma forma que a mí me saca de una conferencia de prensa, (Trump) querría sacar a 11 millones de indocumentados de los Estados Unidos", dijo Ramos tras el incidente.

El periodista defendió que su trabajo fue "exclusivamente periodístico".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Ramos es uno de los periodistas más populares entre los hispanos de EE.UU.

El encontronazo con Ramos se suma a las polémicas que han enfrentado a Trump en las últimas semanas con otros periodistas, como la reportera de la cadena conservadora Fox News Megyn Kelly.

A Trump no le sentaron bien las preguntas de Kelly durante el primer debate de los precandidatos republicanos para las presidenciales de 2016.

Entre otras cosas, Kelly puso en cuestión sus suspuestos comentarios despectivos hacia las mujeres.

Desde entonces, Trump no pierde oportunidad para criticar a la presentadora.

En concreto, unos días después, comentó que Kelly sangraba por los ojos y otras partes, algo que fue interpretado como una alusión a que la periodista tenía la menstruación.

Lea también: Evento conservador retira invitación a Trump por comentario sobre "menstruación"

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Trump no pierde oportunidad de criticar a Kelly.

Ello le valió una condena general y ser retirado de la lista de invitados de un evento conservador que se celebró en la ciudad de Atlanta.

Este lunes, coincidiendo con el regreso de Kelly a la pequeña pantalla tras unos días de vacaciones, Trump volvió a la carga en Twitter, utilizando la palabra "bimbo" (muñeca) para referirse a ella.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Ramos comenzó a preguntar antes de que Trump le diera la palabra.

Ello hizo que el presidente de Fox, el influyente Roger Ailes, exigiera a Trump que se disculpe con Kelly.

Contenido relacionado