Colombia y Venezuela llaman a consultas a sus embajadores

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Más de mil colombianos fueron deportados. Otros prefirieron salir con sus pertenencias a cuestas.

Poco después de que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llamara a consultas a su embajador en Venezuela, el gobierno de Nicolás Maduro respondió con la misma medida.

"Siguiendo instrucciones del presidente Nicolás Maduro, hemos llamado a consulta a nuestro embajador en la República de Colombia, Iván Rincón", anunció en la red social Twitter la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez.

Momentos antes, Santos había anunciado que el jefe de su embajada en Caracas regresaría a Bogotá por la situación de sus conciudadanos en la frontera.

Esta última crisis en las relaciones colombo-venezolanas tiene su origen en la situación en la frontera entre el departamento Norte Santander y el venezolano estado Táchira, desde donde más de mil colombianos han sido deportados en los últimos días.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Santos visitó a los refugiados en Cúcuta el miércoles.

Allí, Maduro decretó el estado de excepción en varios municipios, así como el cierre de la frontera. Ambas medidas las justifica por el palamilitarismo y la criminalidad que según él reinan en la zona.

Además, Maduro acusa a los colombianos de ser responsables de dañar seriamente a la economía de su país por lo que llama "contrabando de extracción". Esto es, la compra de gasolina o productos básicos a precios regulados en Venezuela para luego revenderlos del lado colombiano.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Maduro anunció un censo exhasutivo en la zona.

El miércoles, las ministras de Relaciones Exteriores de ambos países se habían reunido en Cartagena, donde dijeron haber acercado posturas pero no concretaron ningún acuerdo.

La decisión de llamar a consultas al embajador Ricardo Lozano la justificó Santos por la negativa del gobierno de Maduro a permitir la entrada en territorio venezolano del defensor del pueblo colombiano, visita que se había acordado de antemano entre ambas naciones.

"He privilegiado el diálogo y lo seguiré haciendo, pero no puedo permitir que Venezuela trate a los colombianos y trate al gobierno colombiano de esa forma", dijo Santos.

Lea también: Los desgarradores testimonios de las familias divididas entre Colombia y Venezuela

"Una gran porción de la opinión pública colombiana estaba esperando hace días un gesto más firme por parte del gobierno de Juan Manuel Santos ante las deportaciones y ante una retórica encendida por parte del gobierno venezolano", dijo el corresponsal de BBC Mundo en Colombia, Natalio Cosoy, quien se encuentra en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

"La decisión de este jueves ofrece una respuesta a esa demanda, pero es a la vez una acción que rompe con la posición que estaba manteniendo el presidente colombiano de no incrementar las tensiones a través de palabras o gestos", agregó.

Lea también: "D", la marca que condena al derrumbe las casas de los colombianos en Venezuela

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Con la frontera cerrada, los colombianos de Venezuela optaron por cruzar por el río Táchira.

Contenido relacionado