El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina duerme en prisión

perez molina Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El juez dijo que puede haber peligro de fuga.

El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina pasó su primera noche en prisión.

Fue recluido en la cárcel de Matamoros luego de que el juez Miguel Ángel Gálvez ordenó su encarcelamiento al final de la audiencia a la que asistió tras renunciar a su cargo por acusaciones de corrupción.

El juez Gálvez aludió peligro de fuga y señaló que no se trata de una prisión preventiva, sino "prisión provisional para garantizar el fin fundamental de poder continuar con la audiencia de primera declaración" este viernes.

"Vamos a ser respetuosos de los organos jurisdiccionales, estamos aquí de buena voluntad", dijo Pérez Molina al asegurar que no ha pretendido nunca huir del país.

"Si me hubiera querido ir del país lo hubiera podido hacer", aseguró escasas horas después de que el Congreso aceptase su dimisión y nombrase a Alejandro Maldonado como su sucesor.

"Todo está basado en las escuchas, pero no se investigó qué fue lo que pasó después", afirmó el exmandatario al referirse a las pruebas de la Fiscalía sobre su presunto involucramiento en la red de fraude fiscal en el sistema de aduanas del país, conocido como "La Línea".

"Estoy aquí para dar la cara", insistió. "Lo voy a explicar el día de mañana", aseveró el general retirado al hablar sobre cómo será su defensa este viernes.

Lea: El día en que cayó Pérez Molina y Maldonado asumió la presidencia de Guatemala

Lamentan arresto

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Alejandro Maldonado fue juramentado como nuevo presidente de Guatemala.

El abogado de Pérez Molina, César Calderón, lamentó el auto de detención del juez y le pidió que revisase la resolución ya que, a su juicio, era una "violación al principio de legalidad y a su libre locomoción".

Calderón dijo no comprender las razones de la prisión provisional por "peligro de fuga" puesto que, aseguró, su defendido "no ha utilizado recursos que tenía a su alcance para evadir a la justicia sino que se presentó ante ella".

El exmandatario es sindicado de ser cabecilla de la red de defraudación aduanera, por el que la exvicepresidenta de Pérez Molina, Roxana Baldetti, también está en prisión.

Vea toda nuestra cobertura sobre Guatemala

La fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, había adelantado a primera hora del jueves que solicitaría la detención del ex jefe de Estado al final de la audiencia.

En la tarde del jueves, habían llegado a los tribunales en los que comparecía Pérez Molina varios agentes de la unidad de Investigación Criminal, por lo que se preveía que sería arrestado al final de la audiencia preliminar sobre su caso.

"¡Sí, se pudo!", fue el grito de los manifestantes en la Plaza Central de la capital.

Lo que para muchos guatemaltecos fue durante meses no más que una demanda y una aspiración, se terminó concretando en la tarde del jueves.

"Pérez Molina enfrentó la justicia y el hasta hace unas horas presidente duerme en la noche de este jueves en prisión, un desenlace en parte esperado pero que no deja de sacudir al país a días de las elecciones del domingo", explica nuestro corresponsal para Centroamérica, Juan Paullier.

Lea también: La revolución pacífica que sacudió a Guatemala

Contenido relacionado